Opinión

El dividendo deja de guiar al inversor

El coronavirus genera dudas sobre la capacidad de las empresas para afrontar sus pagos a los accionistas

La crisis del coronavirus golpea a las empresas en todos sus frentes; sin embargo, uno de los flancos que más se deteriora es su capacidad de repartir dividendo. Las expectativas de 2020 bajan ya para el 60% del Ibex.

 Es más, el problema no es tanto que se reduzca la cuantía de los pagos, sino que se suspendan sine die o que se recuperen fórmulas que, con motivo de la crisis de 2008, sirvieron para maquillar estos desembolsos. Es el caso del pago en acciones o scrip dividend. En este contexto, la búsqueda de un buen dividendo va a ser misión casi imposible y tomarlo como guía para futuras inversiones resulta inútil. Será necesario valorar otro tipo de fortalezas, como la resistencia al ciclo económico os ola capacidad de generar ingresos recurrentes

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin