Opinión

Se habla del enfado de Magdalena Álvarez, del Estatuto de los Trabajadores y de Manuel Valls

La exministra de Fomento Magdalena Álvarez se siente ignorada por Ferraz

Las causas reales del enfado de Magdalena Álvarez

Junto con José Antonio Griñán y Manuel Chaves, la exministra de Fomento Magdalena Álvarez era el rostro más conocido del juicio de los ERE. Y, como al resto, la condena (9 años de inhabilitación) no le ha sorprendido, ya que "sabía que la tesis de la Fiscalía era la que había triunfado". No obstante, el hecho de que conociera lo que podía pasar no evita que la confirmación de la condena la haya puesto furiosa. "Está cabreada porque considera que no ha hecho nada ilegal", dicen desde su entorno. Las mismas fuentes añaden que el enfado de Álvarez no se ciñe solo a los jueces, sino que también alcanza al PSOE. Por lo que dicen, y aunque esté ya alejada del partido, se queja de no recibir una sola llamada de Ferraz para interesarse por su situación. "Está indignada y se siente ignorada", dicen en su círculo. No obstante, cercanos suyos añaden también que lo que realmente la molesta es no poder disfrutar de su apartamento en la playa, ya que durante el proceso se embargaron sus bienes. "Piensa dar la batalla para recuperarlos", avisan en su entorno.

Podemos, a la espera del Estatuto de Trabajadores

Las palabras pronunciadas el lunes por Nadia Calviño, confirmando que en España el despido no es barato, tumban las aspiraciones de Unidas Podemos de derogar la reforma laboral. "Somos conscientes de que la ministra no permitirá que se toquen los aspectos claves de la norma", dicen en la formación liderada por Pablo Iglesias. No obstante, se comenta que los morados aún tienen esperanzas de introducir algunas de sus propuestas en materia laboral. Para ello aprovecharán la aprobación del nuevo Estatuto de los Trabajadores, que la propia Calviño ya ha anunciado que se realizará en la presente legislatura. "Hay que recuperar el papel crucial que antes tenía la negociación colectiva", insisten desde Podemos.

Valls complica aún más el futuro de Arrimadas

Aunque no es oficial, todo apunta a que Inés Arrimadas será la encargada de tratar de recuperar los votos que Ciudadanos perdió el 10-N. No lo tendrá fácil. Por un lado, el PP aspira a recuperar el centro político que Ciudadanos abandonó con el giro a la derecha de Albert Rivera. Pero, por otro, surge un nuevo peligro. Se trata de Manuel Valls, que, según dicen, prepara una plataforma que antecederá a la formación de un partido que, precisamente, aspirará a conquistar a ese votante de centro. "Es probable que el nuevo partido de Valls ya se presente en las autonómicas catalanas", dicen.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.