Opinión

Una imputación que ya era ineludible

Francisco Gonzalez, expresidente de BBVA

El juez atiende la demanda de la Fiscalía e imputa al expresidente de BBVA, Francisco González, por su presunta implicación en el caso Villarejo. Desde el momento en que la acusación cursó la demanda, era previsible que el magistrado aceptara.

El círculo de investigados no deja de estrecharse en torno a González. De hecho, el número de excomponentes de su equipo imputados sigue al alza e incluye a dos ejecutivos, Eduardo Arbizu y Juan Asúa, que se integraron en la actual cúpula de BBVA. Era previsible que, si los subordinados son investigados, también lo sea la persona que los dirigía a todos. Es más, hay indicios de que el presunto espionaje de Villarejo se relacionaba directamente con intereses personales de González. Por ello, es ya ineludible que se explique ante el juez.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.