Opinión

La eficiencia permite reducir Sucesiones

Asturias es la autonomía que más grava las harencias

La aplicación del Impuesto de Sucesiones abre una enorme brecha entre autonomías. Un heredero puede pagar, por el mismo legado, hasta 103.000 euros más dependiendo de donde resida.

Los Gobiernos que más castigan a estos contribuyentes defienden que sus homólogos que bonifican Sucesiones son paraísos fiscales. Sorprende, sin embargo, la facilidad con la que Andalucía pasó de infierno a paraíso, ya que este año es la autonomía donde menos se paga por este concepto, mientras que antes lideraba la clasificación. Entre ambas situaciones, el único cambio fue la llegada de un Gobierno que prima la eficiencia en la gestión. Mientras, otras autonomías se afanan en exprimir a sus contribuyentes con impuestos anacrónicos sin que por eso dejen de engordar su déficit.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.