Opinión

Felipe VI el republicano: la adulación de Pedro Sánchez al Rey es un insulto a la inteligencia de los españoles

Felipe VI, Rey de España

Pedro Sánchez ha declarado que la monarquía de Felipe VI "representa los valores de la II República". Se comprende, y hasta parece plausible que el Presidente del Gobierno - sedicente republicano por otra parte- en una entrevista realizada en el extranjero, sea respetuoso con el Jefe del Estado y no de pie a que sus palabras pudieran crear malestar o conflicto entre la primera y segunda magistratura del Estado. Pero de ahí a la hiperbólica, servil y gratuita adulación cortesana hay un trecho enorme.

¿Por qué el Jefe del Ejecutivo ha dicho semejante dislate? ¿Se trata de un caso de ignorancia histórica o de frivolidad política? ¿Conoce la ejecutoria de su partido anterior a 1975? Particularmente no creo tales cosas. Se me hace cuesta arriba pensar que se le hayan olvidado las decenas de miles de cadáveres republicanos víctimas de la dictadura, abandonados en cunetas y fosas comunes sin que sucesivos gobiernos de la monarquía constitucional o el propio Rey hayan solucionado o se hayan interesado al menos por acabar con esa ignominia. Tampoco creo que se haya olvidado la secuencia histórica desarrollada entre el respaldo de Alfonso XIII a la dictadura de Primo de Rivera, la marcha de España del citado rey, la proclamación de la II República, la rebelión del ejército africanista, la dictadura de Franco, la designación por parte de éste a Juan Carlos I como sucesor del régimen " a título de Rey" y la posterior Transición con todos sus olvidos, sus renuncias y la inmersión de intereses financieros, grupos oligárquicos y servidores de la dictadura, en el nuevo Jordán "democrático".

Creo que Sánchez está preparando a la opinión pública para la segunda fase de la restauración monárquica que comenzó tras la muerte del dictador. Se prepara un nuevo consenso favorecedor de los intereses del estatus y que será sellado por una reforma constitucional a la mayor gloria de Felipe VI. Las declaraciones del Presidente del Gobierno no tienen otra intención que preparar a la opinión pública para la venta de una mercancía averiada: el Reino de España como ejemplo de un original y novedoso producto de síntesis onírica y delirante: una república coronada.

Invito a mis lectores a que, obviando los GAL, la corrupción, la cloacas del Estado, los escándalos financieros que salpican a la Monarquía, la inexistente separación de los tres Poderes del Estado o la inanidad práctica del texto constitucional, hagan una lectura comparada entre el texto de la Constitución de la II República Española y el de la Constitución Monárquica de 1978. Estoy seguro de que tras la lectura, las declaraciones de Sánchez les parecerán un falseamiento de la verdad histórica cuando no un insulto a la inteligencia media de la ciudadanía española.

La adulación de Sánchez al Rey es un insulto a la inteligencia de todos los españoles

¿Qué tiene en común un Jefe del Estado elegido democráticamente, con un Rey no elegido por nadie y en cuya sucesión rigen preceptos propios de la Ley Sálica, discriminatoria con la mujer? ¿Qué tienen en común un Presidente de la II República que podía ser procesado y un Rey inviolable que, además, extiende su manto protector sobre su padre cuando éste ya ha dejado de ser Rey? ¿Qué tienen en común una Constitución monárquica que impide prácticamente su reforma, con la republicana de 1931 que hace dicha reforma accesible? ¿Qué tiene en común la Constitución Monárquica y la republicana de 1931 con referencia a la responsabilidad de los ministros ante el Congreso, inexistente en aquella y reglada en la republicana? ¿Qué tiene en común una constitución que delega en las FFAA la garantía de la defensa de la misma con la republicana que omite este mandato heredado de la dictadura?

Las declaraciones de Sánchez se erigen en el correlato perfecto con la España de la política como espectáculo malo y degradado, de las marcas electorales glamurosamente irrelevantes, de la corrupción, la dictadura del poder financiero, la desmemoria cultivada y la monarquía borbónica. Un respeto, al menos, por la II República debelada por el fascismo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum11

yomismo
A Favor
En Contra

Las Constituciones que son faciles de reformar son en realidad leyes organicas, y no garantizan bien los derechos fundamentales que dependen de las mayorias de turno. Por tanto por este y otros motivos (como la inclusion de los derechos de tercera generacion), es bastante mas garantista nuestra Constitucion que La Republicana.

Puntuación 6
#1
Usuario validado en elEconomista.es
ISAVILLA
A Favor
En Contra

Vamos profesor, pero si se queda corto con la adulación de quien usted sabe quien hacia Aznar, pinza incluida.

Haz lo que yo digo ........

Puntuación 0
#2
LAMENTABLE PERO CIERTO
A Favor
En Contra

Pues que lamentablemente vivimos en un país de narcotizados mentales que ni saben de historia, ni de política, ni de justicia, ni de cultura, ni de derechos humanos, ni de nada de nada.

España es un país de catetos y zampabollos que se pasan el día con el guasap y viendo a que prójimo engañan para ganarse la vida.

Por eso no me extraña que los catalanes en masa quieran una REPUBLICA con mayúsculas.

Esta situación de Reino de España en Francia sería impensable.

Pues lo mismo que Franco y el Valle de ls Caídos...

Os imagináis en Alemania la tumba de Hitler en la Puerta de Branderburgo.

Pues eso que España sigue siendo una Dictadura en toda regla y por supuesto una colonia de Estados Unidos.

Más claro, ni el agua.

Puntuación -12
#3
Incrédulo
A Favor
En Contra

Anguita, con la edad que tiene y aún dando la lata.Ya hiciste bastante daño a este país. Mejor cállate, así no se darán cuenta de que eres un inepto vividor que trata de ir por la vida de viejo sabio. Usted es viejo, punto.

Puntuación 0
#4
Vacilón
A Favor
En Contra

No seas agorero Julio, te van acusar de terrorismo, sedición y rebelión.

Puntuación -1
#5
in
A Favor
En Contra

ISAVILLA, no fue profesor. Era Maestro.Y mediocre.Prefirió la arrogancia de la política. Sintonizaba mejor con su arrogancia personal.

Se llamaba de izquierdas, y traicionó a Felipe González con el PP. Le tenía verdadera envidia a Felipe, y aprovechaba el partido para sus venganzas personales.

Puntuación 3
#6
Usuario validado en Google+
Moritz Menendez
A Favor
En Contra

También es una incongruencia que un comunista escriba en un medio que es el adalid del capitalismo.

Puntuación 2
#7
eslaleyelectoral stupid!
A Favor
En Contra

Julito, que ya conocemos ese cuento chino, que fue el crapula emerito quien dijo a un conocido periodista lamecoronas, como tu, le espetó YO SOY REPUBLICANO, manda collons y se quedo tan campechano, así que si el pre-parao es tambien republico, no descubres nada...

https://www.youtube.com/watch?v=cYAkqiiYBWY

Puntuación -4
#8
ciudadano
A Favor
En Contra

Si es que tiene que existir, prefiero de jefe del estado un funcionario aunque sea vitalicio y hereditario (vende mas) que a un político sectario.

Saludos

Puntuación 2
#9
Usuario validado en elEconomista.es
pvallejuelo
A Favor
En Contra

Este hombre cuando habla de las decenas de miles de cadáveres republicanos mete en ellos los que cometieron ellos en Madrid contra los socialistas y éstos contra los comunistas que se mataron entre ellos en luchas internas y de los que fueron, muchos, responsabilidad de los comisarios políticos de Stalin?

Puntuación 0
#10
Ciudadano de a pie
A Favor
En Contra

En este medio vetan los comentarios que pueden ofender al facherío, pero voy a intentarlo otra vez más. Es una obviedad que son dos textos y dos maneras de entender la democracia antagónicas. Ninguno de los lectores a los que les lleva el demonio en sus comentarios leerán la Constitución del 31 (apuesto que ni siquiera conocen la del 78), tragarán los dogmas vía medios de inoculación (como se refería a la prensa José Luis Sampedro). La monarquía borbónica es un asentamiento extranjero en este país.

Puntuación 1
#11