Opinión

Bankia se adapta a un medio más difícil

Bankia reconoce que incumplirá sus expectativas de beneficio para 2020 y que revisará en noviembre su plan estratégico para el periodo entre 2018 y ese año.

El recálculo es un paso lógico y esperado por el mercado. La hoja de ruta se elaboró sobre la previsión de que el BCE subiría los tipos este año y llegarían al 0,73 por ciento el próximo ejercicio. En meses, el eurobanco hizo añicos esas expectativas hasta el punto de que es posible una nueva bajada de las tasas antes de junio de 2020. Bankia, por tanto, está lejos de paralizarse y busca adaptarse a un medio aún más hostil al sector financiero. Y lo hace, además, sin perjudicar la generación de capital del banco (que seguirá gracias a la venta de activos improductivos) ni el reparto de dividendo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0