Todos

Opel presenta el más deportivo de la saga Insignia, la versión GSi de gasolina

  • Nuevo motor turbo de gasolina de 2,0 litros
  • Cambio automático de 9 velocidades
Opel Insignia GSi.

La marca alemana Opel, perteneciente al grupo PSA, renueva el más deportivo de su berlina, el Insignia GSi, que será presentada mundialmente en el Salón del Automóvil de Bruselas (del 9 al 19 de enero). Por primera vez, junto a las versiones berlina Grand Sport y familiar Sports Tourer, se exhibirá el deportivo GSi, con sus entradas verticales de aire delanteras con aspecto de dientes de sable y su dinámico faldón delantero.

Gama completa del Opel Insignia.

El deportivo Insignia GSi comienza el año con un nuevo motor turbo de gasolina de 2,0 litros de 230 CV (169 kW) y un cambio automático de nueve velocidades de última generación así como con una nueva mecánica y un sistema de frenos electrohidráulico e-Boost, así como con una amortiguación electromecánica FlexRide y una tracción a las cuatro ruedas con diferencial trasero Twinster con reparto vectorial de par, según informa Opel.

Opel Insignia GSi.

El motor 2,0 litros de gasolina es el primero de lo motores de Opel con desactivación selectiva de cilindros. A menos que el conductor demande una gran potencia, el control variable del árbol de levas desactiva dos cilindros y, por lo tanto, reduce significativamente el consumo de combustible.

Opel Insignia GSi.

El Opel Insignia GSi fomenta su deportiva con tracción a las cuatro ruedas basado en el reparto vectorial del par. En el modo AWD dos embragues sustituyen al diferencial trasero convencional y proporcionan la perfecta transferencia de potencia a cada rueda en cualquier situación de conducción.

Opel Insignia GSI

Gracias a esta tecnología el nuevo Opel Insignia GSi ofrece mayores prestaciones en curva y aumenta su capacidad de tracción. Para una experiencia de conducción aún más activa, la nueva transmisión automática de nueve velocidades se puede manejar manualmente con las levas emplazadas tras el volante.

Opel Insignia GSI

Con el potenciador electrohidráulico de frenos, el Insignia cuenta con una plataforma tecnológica que será necesaria para la conducción autónoma. El sistema integrado eBoost es un componente para los frenos by wire; sin conexión mecánica entre el pedal y las pinzas, lo que permite prescindir de módulos separados para ABS/ESP, líneas de vacío, bombas de vacío, etc.

Asiento Opel Insignia GSI.

Dado que el vacío se genera mediante un motor eléctrico en lugar de consumir le energía del térmico, el consumo de combustible se reduce aún más. La presión se acumula más rápidamente y mejora el tacto de frenado. Además, cuando se activa el ABS, el eBoost funciona de forma más silenciosa que en los sistemas de frenado convencionales.

Opel Insignia GSI.

El Insignia GSi disfruta en su equipamiento de serie del chasis electromecánico FlexRide, que adapta los amortiguadores y la dirección en fracciones de segundo. Además, la unidad de mando del sistema FlexRide varía la respuesta del acelerador así como los momentos de cambio de la transmisión automática de nueve velocidades. El conductor puede elegir entre los modos de conducción Estándar, Tour, Sport y -exclusivamente en el GSi- el modo Competition.

La parrilla frontal completamente activa del nuevo Insignia mejora aún más la eficiencia de combustible al poder cerrar tanto la parte superior como la inferior de la parrilla.Al combinar consideraciones térmicas, eléctricas y aerodinámicas, las estrategias de control inteligente para abrir y cerrar las partes superior e inferior de la parrilla permiten una conducción más eficiente en una gran variedad de condiciones en conducción real.

La parrilla activa también ofrece ventajas térmicas al retrasar el enfriamiento después de apagar el motor o al acelerar su calentamiento tras el arranque en frío, lo cual, especialmente en invierno, proporciona beneficios significativos tanto en el consumo de combustible como en cuanto al confort de climatización del habitáculo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.