Todos

El Gobierno balear suspenderá su decisión de prohibir la circulación de los coches diésel prevista para 2025

  • Teresa Ribera se compromete a acelerar el trámite de su ley de Cambio Climático
  • Aprobará en los próximos días un decreto con la moratoria
  • Acuerdo del Gobierno balear con el Ejecutivo de Pedro Sánchez
Vehículos diésel en el aeropuerto de Palma de Mallorca.

El Gobierno de Baleares aprobará en los próximos días, previsiblemente la semana posterior a las Elecciones Generales, un decreto que va a dejar en suspenso una de las decisiones más polémicas que ha adoptado el Ejecutivo de la socialista Francina Armengol: la prohibición a partir de 2025 de la circulación de los coches diésel que no estén empadronados en las islas. | El sector del automóvil tilda de despropósito la ley balear de Cambio Climático.

No obstante, como explica a Ecomotor el director general de Energía y Cambio Climático, Aitor Urresti, se trata de una moratoria de la entrada en vigor, no una retirada de la Disposición adicional tercera de la Ley de Cambio Climático que establece 2025 como fecha para la prohibición.

Esta suspensión, adelantada por La Tribuna de Automoción y confirmada por Urresti, supone una victoria para el Gobierno balear en las conversaciones con el Gobierno central del también socialista Pedro Sánchez, pues evita el recurso de constitucionalidad sin tener que derogar dicha Disposición tercera que regula el Calendario de adaptación de la ley, según señala el director general balear.

La presidente de Baleares, Francina Armengol, paseando con Pedro Sánchez.

Ante la amenaza del Ejecutivo de Sánchez de recurrir la ley balear se creó una Comisión bilateral entre ambos ejecutivos para encontrar una solución a varios artículos de la Ley de Cambio Climático que, en opinión del Gobierno central, podían ser inconstitucionales. Sin embargo, la piedra angular de las negociaciones se ha centrado en la prohibición a partir de 2025 de la circulación de vehículos diésel en el Archipiélago. Igualmente desde Anfac, se ha solicitado a Bruselas que intervenga contra la ley balear.

Pero, según declara Urresti, el Gobierno central ha aceptado como solución la moratoria de la entrada en vigor, algo que no preocupa en Palma de Mallorca, pues en definitiva no afecta a la propia ley pues la medida del diésel no entra hasta 2025.

Trafico en Baleares.

Según el director general, en los próximos días, previsiblemente después de las Elecciones Generales, la comisión bilateral firmará el acuerdo que establece la obligación del Gobierno balear de aprobar una moratoria que deje en suspenso el punto 3.a de la Disposición adicional tercera:

"A partir del 1 de enero de 2025 quedará prohibida la circulación en las Illes Balears de motocicletas y turismos que utilicen diésel como combustible, salvo aquellos vehículos respecto a los que se establezcan reglamentariamente excepciones por razones de servicio público o de su radicación previa en el territorio de la comunidad autónoma".

Al Gobierno central le sirve la moratoria, pues la solución definitiva del conflicto del diésel en Baleares se circunscribe a la tramitación y aprobación de su propia Ley de Cambio Climático cuyo borrador fue presentado en febrero e incluye también medidas contra los vehículos de combustión, aunque evita la palabra "prohibición".

De hecho, una de las posibilidades que el Gobierno central ha abierto al balear, según confirma Urresti, es que se incluya en dicha futura norma medioambiental un trato de especificidad a las comunidades insulares para poder adelantar las restricciones a los vehículos de combustión sobre el calendario global.

Otro compromiso del Gobierno Central es dar prioridad a la tramitación de la Ley de Cambio Climático si Pedro Sánchez repite en el Gobierno.

Y otro compromiso es dar prioridad a la tramitación de la Ley de Cambio Climático si Pedro Sánchez repite en el Gobierno. La propia ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, se comprometió a sea una de las primeras leyes que remitan al Parlamento para su tramitación.

Además, como remarca Urresti, la propia Disposición adicional tercera contempla una herramienta legal que permite la moratoria, concretamente el punto 5 establece que se autoriza al Gobierno (balear) a modificar mediante un decreto el calendario de adaptación previsto en los apartados 2 a 4 de esta disposición adicional, previo informe del Comité de Expertos para la Transición Energética y el Cambio Climático.

Gobierno en funciones

El gobierno central, que seguirá estando en funciones después de las Elecciones del próximo domingo 10 de noviembre, tiene no obstante la potestad para firmar dicho acuerdo. Sin embargo, ante la duda de que el Gobierno socialista pueda continuar, el balear no ha querido renuncias a la Disposición Adicional Tercera que le faculta para prohibir la circulación del diésel a partir de 2025.

Si finalmente Pedro Sánchez sale de la Moncloa, el Ejecutivo balear renegociará con el nuevo Gobierno, aunque siempre tiene la potestad de volver a cambiar el calendario de aplicación de la ley lo que significaría recuperar 2025 como límite de la circulación de los coches diésel.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en elEconomista.es
Diabolo
A Favor
En Contra

Y quien va a dimitir ????



jajajajaja



Qué chiste, verdad?

Puntuación 0
#1