Todos

Mercedes GLE: un SUV con espíritu todoterreno

  • Regula de forma independiente las fuerzas de amortiguación y de suspensión en cada rueda
  • El 30% de los turismos de Mercedes son SUV
  • Salen a la venta dos motores, diésel y gasolina, y se sumarán dos diésel más

Lejos de los tópicos, se puede decir que el nuevo Mercedes GLE es como "la bella y la bestia". El SUV del segmento E, es mucho más que un turismo de estética crossover, es un verdadero cuatro por cuatro capaz de competir con cualquier contrincante en las pistas más exigentes. | Mercedes EQC, el nuevo eléctrico de la marca con más de 400 km de autonomía.

El paquete Offroad ofrece como novedad mundial una tracción integral también totalmente variable (TonD) con desmultiplicación low range y high range. De este modo, el GLE es más apto que nunca para circular por cualquier terreno por inclinado y abrupto que sea. Contribuye así a renovar la gama de los SUV, responsables del 30% de las ventas de la marca premium alemana.

La faceta más offroad del nuevo GLE.

Esta nueva generación del pionero de los SUV Premium, que cumple 22 años en el mercado, llega repleta de innovaciones. En el lado de "bestía", como novedad ofrece el tren de rodaje E-Active Body Control. Este tren de rodaje hidroneumático activo, totalmente interconectado, basado en una red eléctrica de 48 voltios, está combinado por primera vez con una suspensión neumática también de nuevo desarrollo.

Un GLE tras una prueba por una pista de arena.

Se trata del único sistema disponible en el mercado que hace posible regular de forma independiente las fuerzas de amortiguación y de suspensión en cada rueda. Por consiguiente, es capaz de neutralizar eficazmente los movimientos de balanceo, de cabeceo y de elevación de la carrocería.

El Road Surface Scan que mediante cámaras va detectando con antelación el firme

Cuenta también con el Road Surface Scan que mediante cámaras va detectando con antelación el firme cuya información se remite al ordenador de abordo para que adapte la suspensión del coche a cada irregularidad. También aporta el free-driving, que permite desatascar el coche cuando se queda atorado en la arena. Este sistema hace votar la carrocería para que se meta arena debajo de las ruedas y facilite la tracción para poder desatascarse.

Cada rueda adapta la suspensión de forma independiente.

7 plazas opcionales

En su faceta de "bella", el nuevo SUV no sólo da lo mejor de sí mismo en terrenos de campo. Por ejemplo, permite una versión con 7 plazas para la versión más familiar. Además, cuenta con el asistente activo para retenciones, que forma parte de los sistemas de asistencia a la conducción del GLE, puede reconocer a tiempo una retención, ayudar activamente al conductor al circular con tráfico lento hasta una velocidad aproximada de 60 km/h e incluso asistirle a la hora de crear un pasillo para permitir el acceso a los servicios de salvamento.

Gran capacidad de maletero.

Otro sistema novedoso es la función de giro del asistente de frenado activo. Si el conductor se dispone a girar hacia la izquierda cruzando la calzada contraria, y el sistema detecta peligro de colisión, el GLE puede frenar automáticamente en el margen de velocidad típico de las maniobras de giro.

Trasera del nuevo GLE.

La nueva tracción integral 4MATIC de los modelos con motor de 6 y 8 cilindros o con propulsión híbrida enchufable pueden equiparse por primera vez con una tracción integral totalmente variable (Torque on Demand, TonD) que regula la distribución del par motor entre el eje delantero y el trasero en un margen de 0 a 100%, en función del programa de conducción seleccionado.

El nuevo GLE cuenta con una batalla más amplia (80 mm mayor) que su antecesor, lo que se traduce en una mayor habitabilidad en el interior. Los asientos opcionales con ajuste eléctrico integral en la segunda fila resultan especialmente confortables y son una novedad mundial en el segmento. Como opción está disponible una tercera fila de asientos.

Etiqueta ECO

Ya se admiten pedidos del nuevo Mercedes-Benz GLE cuyas primeras entregas están previstas para el mes de febrero del año próximo. Inicialmente están disponibles dos motorizaciones, la diésel GLE 300 d 4MATIC (de 245 CV) y un precio inicial de 67.500 euros y el gasolina GLE 400 4MATIC (367 CV) y 80.100 euros. Esta última, gracias a su sistema de microhibridación de 48 voltios, recibe en España el distintivo ambiental de la DGT "ECO".

Más adelante se ampliará la gama de propulsores con dos motores más diésel: el GLE 350 d 4MATIC (de 272 CV) y un precio base de 75.350 euros y el más potente, el GLE 400 d 4MATIC (330 CV) a partir de los 85.330 euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0