Nacional

Mañana envenenada: el desayuno preferido de tus hijos tiene el triple de azúcar que el tuyo

  • La obesidad infantil o el sobrepeso afecta al 40% de los menores en España
  • Los cereales para los niños tienen un 57% más de azúcar que los de adultos
Imagen: Dreamstime.

Los alimentos industriales más populares del desayuno de los niños triplican el contenido en azúcares del de los adultos. Al menos, aquellos que se publicitan, lo que agrava aún más la situación. Es la conclusión del estudio Breakfast Food Advertisements in Mediterranean Countries: Products' Sugar Content in the Adverts from 2015 to 2019desarrollado por la investigadora Mireia Montaña, de la Universitat Oberta de Catalunya.

Los nutricionistas y pediatras llevan varios años llamando la atención sobre la creciente tasa de obesidad infantil en España, de las más altas de Europa. De hecho, la prevalencia de la enfermedad en nuestro país -el porcentaje con respecto a la población- es del 14,2% entre jóvenes y niños, únicamente por detrás de las tasas de Grecia -18%- e Italia -15,2%-, según informes de la Organización Mundial de la Salud. 

El 'Estudio Nutricional de la Población Española' publicado por la Sociedad Española de Cardiología el año pasado advertía de que el 40% de los niños de entre 3 y 8 años tenía sobrepeso u obesidad. La cifra baja al 34% si consideramos una horquilla mayor, hasta los 24 años. 

Saber qué es lo que están comiendo los niños resulta clave para evitar patologías como el sobrepeso, empezando desde la mañana. La denuncia de la investigadora de la UOC (Universitat Oberta de Catalunya) es clara: se están publicitando productos para el consumo infantil muy pobres nutricionalmente y cargados de azúcar.

Las galletas, cereales y cacaos en polvo o untables, los alimentos favoritos para empezar el día entre los menores, pueden contener más de un 36% de azúcar, de media. La versión para adultos de estos comestibles, sin embargo, sólo rondan el 10% de una de las sustancias más adictivas del siglo XXI. Los cereales infantiles, por ejemplo, esconden hasta un 57% más de azúcar que los de los adultos. 

El estudio ha sido publicado en la revista especializada Children y se basa en el análisis de 117 productos anunciados en más de 350 campañas en países mediterráneos. 

Cacao sin cacao para niños

En esta misma línea, la Organización de Consumidores y Usuarios ha denunciado recientemente el alto contenido en azúcares de los cacaos solubles destinados a los niños. En su último análisis de productos alimenticios, subraya que la proporción media de cacao que contiene el polvo de chocolate para el consumidor infantil es la menor entre toda la oferta -soluble, a la taza, instantáneo o puro-. Así, estos chocolates en polvo que se añaden a la leche del desayuno rondan el 23% de cacao puro, con mucha diferencia según la marca -oscila entre el 14 y el 36%-. 

Sólo cinco de los 16 productos comercializados y analizados por la OCU de la línea infantil logran un aprobado justo: Nesquik, CatuCao, Goody Cao y Cao Kido (Auchan). De ellos, es el producto de la marca Catunambú (CatuCao) el que más caco incorpora, un 25%. El resto de la composición queda presidida por azúcares, fibras y harinas.

Los expertos de la OCU concluyen que, en lo referente a alimentos dirigidos a los niños, prima el sabor dulce ante cualquier otra consideración, incluido el valor nutricional. El aporte calórico, añaden, es mucho más elevado en estos cacaos en polvo, de hasta 375 kilocalorías cada 100 gramos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.