Nacional

Sanidad pagó más de 300 millones a empresas con "dirección desconocida"

  • Los contratos los firmó Ingesa con varias empresas
  • Se adquirieron respiradores, hisopos para test, mascarillas y batas
Salvador Illa, ministro de Sanidad. Imagen: EFE

Sanidad destinó más de 300 millones de euros a varias empresas cuya dirección, localidad o CIF no se conocen, según consta en el Boletín Oficial del Estado. Los contratos se contraponen a otros realizados también desde el Ministerio y donde sí constan todos los dato relativos a las empresas.

Las compras que realizó el Ministerio entre marzo y abril para nutrirse de útiles para combatir el coronavirus distan mucho de la acción normal que se desempeña en otras ocasiones. Cuando Salvador Illa decidió centralizar las compras, varias de las empresas con las que contactó no pertenecían al ámbito sanitario (compañías de construcción o relacionadas con la alimentación o la cosmética) o con otras a las que no han podido comunicar al BOE sus datos básicos.

Entre los contratos, por ejemplo, se encuentra la adquisición de un millón de hisopos, material necesario para realizar los test PCR, y mascarillas FFP3 y cuyas compañías, MJ Steps y HongKong Travis, parece que no estaba en el radar del Gobierno y que se compraron, según el propio BOE, a una empresa de la que no se tiene ni un identificador fiscal.

En la contratación de un millón de hisopos a la compañía MJ Steps por 4,3 millones de euros, el BOE refleja la "dirección desconocida" de la empresa, así como también la localidad. Eso sí, pone que se en-cuentra en España. Sin embargo, los datos de la empresa es su página web hablan de una compañía cuya matriz se sitúa en Suiza y tiene 53 delegaciones, una de ellas en la provincia de Barcelona. La compañía se dedica a varios aspectos relacionados con la salud, como equipos médicos, pero también tiene actividad en moda, cosmética o productos como pastas dentales infantiles. El precio de cada hisopo es de 4,3 euros antes de impuestos, una cifra algo superior a lo que suelen costar, según algunos licitadores habituales.

Para comprobar este descuido del Gobierno en el BOE, basta con ver el contrato también publicado en el que elMinisterio de Sanidad compró 700.000 hisopos a la asesoría legal malagueña Value & Bro. De este contrato, el BOE refleja todos los datos de la empresa (domicilio, CIF y hasta el código postal), pero también tiene un dato llamativo. El valor del contrato es casi el mismo (4,2 millones de euros), pero por 300.000 hisopos menos. Eso sí, parece, según consta en el Boletín Oficial del Estado, que la empresa andaluza corre con los gastos de transporte.

El contrato con MJ Steps no es el único que llega con esos vacíos relacionados con la empresa contratada. Sanidad pagó 11,7 millones por mascarillas FFP3 a HongKong Travis, de la que tampoco se conoce ni su dirección ni su localidad a pesar de ser la segunda empresa en importancia en número de contratos y dinero destinado durante este periodo de alarma. En este caso, además el BOE ni tan siquiera recoge el número de mascarillas adquiridas de estas características. Para saber cuántas se compraron, y a qué precio la unidad, hay que ir a la plataforma de contratación para ver que se compraron 2,5 millones, es decir, a 4,68 euros la unidad antes de impuestos y aranceles. Unos días antes, el BOE también recoge una contrato con esta empresa de "dirección desconocida" de 150 millones de euros por unos 56 millones de mascarillas.

Estos contratos fueron publicados el 30 de abril pero dos días antes, el 28, el BOE recoge otra batería de contratos a diversas empresas de dirección desconocida. Es el caso de Sysmed, a la que se compraron 1.000 ventiladores por algo más de 771.000 euros. También se encuentra Danbury Enterprises, a la que se le adjudicaron por más de 7,5 millones de euros mascarillas quirúrgicas, si bien no se sabe cuantas. O China National Instruments Import & Export Corporation, a la que se le adjudicaron un número indeterminado de batas desechables por 29,7 millones de euros.

También vuelve a aparecer MJSteps en el BOE del día 28 de marzo. En ese caso para vender 10 respiradores a 38.000 cada uno. O Hong Jin Medical Science, a la que se le contrató "diverso material de protección" sin mayor explicación por más de 51 millones de euros.O Hangzhou Ruining, a la que el Ministerio de Sanidad ha pagado 31,7 millones de euros por 300.000 monos de trabajo.

También se recogen otros contratos que no incluyen material pero que también están relacionados con el coronaviorus. Es el caso de la contratación de ocho vuelos chárter con otra empresa de la que no consta ni dirección ni CIF ni ningún otro dato más allá del nombre y el valor del contrato: DSV Air cobró 7,1 millones de euros

Illa dice que es un "error"

El ministro de Sanidad aseguró ayer que esas faltas de definición de las empresas contratadas en el BOE son "un error administrativo" y apuntó a que estará subsanado en las próximas horas. Además, la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado que el Ejecutivo está "valorando" la posibilidad de levantar la suspensión de plazos administrativos para dar respuesta a todas las consultas realizadas en virtud de la Ley de Transparencia, "porque este Gobierno más transparente no puede ser".

Según explicó la titular del Ministerio de Hacienda, todos los plazos administrativos fueron suspendidos para "evitar perjudicar al ciudadano" en asuntos como recursos en materia tributaria o evitar los desplazamientos, pero ya se han empezado a "activar" algunos de esos plazos y el Gobierno va a "valorar" también lo relativo a la ley de transparencia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud