Motor

Así es el coche que batió récords en la noche de las 24 horas de Le Mans

  • Nunca antes los coches de seguridad ("Pace-Car") habían rodado durante tanto tiempo en Le Mans
  • Los coches de seguridad del circuito de Le Mans son modelos Porsche 911 Turbo S preparados por Manthey
  • Manthey, colateralmente y como equipo de competición satélite de Porsche, ganó la tercera de las categorías en disputa

Aunque el frío de la noche y la lluvia hicieron brillar a los Porsche 963 de carreras, fueron los Porsche 911 Turbo S, que podrían comprarse en un concesionario, los que coparon las pantallas de televisión.

Porsche dominó la noche de las 24 horas de Le Mans de 2024, pero no como le hubiera gustado. O quizá sí, porque demostraron la versatilidad de su 911 Turbo S "casi de serie" en condiciones adversas. Una de las ediciones más disputadas de las míticas 24 horas de Le Mans, con incertidumbre hasta el final, con nueve coches terminando en la misma vuelta y con un español, Miguel Molina, en lo alto del podio con un Ferrari, pasará a la historia por todo el tiempo que los coches de carreras rodaron detrás de los tres vehículos de seguridad repartidos por el circuito.

Este es el Porsche -como lo veían entre la lluvia los participantes en las 24 horas de Le Mans- que encabezó durante horas la mítica carrera
Este es el Porsche -como lo veían entre la lluvia los participantes en las 24 horas de Le Mans- que encabezó durante horas la mítica carrera

Las raras noches de Le Mans

Le Mans es siempre un espectáculo diverso. Incluso se pudieron ver rodar en la mañana previa a la carrera hasta cuatro prototipos movidos por hidrógeno (anticipo de lo que sucederá en 2026, como ya contabamos en El Economista). Sin embargo, pocos pensaban que la nueva normativa de seguridad sería "tan segura". Con la noche y la lluvia, los coches de seguridad rodaron durante tanto tiempo (más de cuatro horas) que también tuvieron que parar a hacer su repostaje de combustible, como los coches participantes en la carrera.

Dos años de servicio

Los coches de seguridad 911 Turbo S se presentaron en 2022. No precisan de una gran preparación, pues su mecánica de 650 caballos ya le permite alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en solo 2,7 segundos. Por supuesto, no son prestaciones que pretendan en carrera, cuando se trata de poner orden en pista en circunstancias de peligro.

Con mínimas modificaciones, accesorios y decorativos, un 911 Turbo S se convierte en el Pace-Car ideal… mal que su uso prolongado haya pesado a muchos aficionados
Con mínimas modificaciones, accesorios y decorativos, un 911 Turbo S se convierte en el Pace-Car ideal… mal que su uso prolongado haya pesado a muchos aficionados

Su preparación visible son los sistemas de iluminación del techo (con las luces verdes y naranjas de señalización), así como luces de destello intermitentes en los paragolpes. El maletero, que en el 911 va situado delante, incorpora los sistemas de comunicación y fuente de alimentación. En el interior, destacan los asientos de competición, con cinturones de tipo arnés con seis puntos de anclaje y una jaula de seguridad frente al vuelco.

Botón para comunicación por radio con la dirección de carrera
Botón para comunicación por radio con la dirección de carrera en un volante que es de serie

Si tuvieras un Porsche Turbo S en tu garaje (cuyo precio base arranca en 284.000 euros), sólo te llamaría la atención un botón rojo adicional sobre el volante para abrir la comunicación por radio, los botones de la consola para la señalización luminosa del techo, más una una tableta para ampliar la recepción y consulta de información.

No hacen falta grandes modificaciones en un coche que ya se matricula con prestaciones dignas de un coche de circuito
No hacen falta grandes modificaciones en un coche que ya se matricula con prestaciones dignas de un coche de circuito

El Turbo S está tan próximo a la competición que en su duro desempeño apenas precisan más mantenimiento que revisar frenos y neumáticos, decían durante su presentación. Eso sí, Manthey incorpora una suspensión especial para rodar en circuito. Y es que Manthey ha sido durante años un preparador de Porsche para optimizar su uso en circuito, y vende en los concesionarios de Porsche kits de llantas y suspensión para diversos modelos. Los precios para cada uno se pueden encontrar en la página web oficial , pero están en consonancia con su eficacia: este año han ganado su categoría en Le Mans, la de los coches más parecidos a la serie.

Manthey no solo prepara los coches de seguridad a Porsche y participa en carreras:  vende kits de mejora de suspensión, ruedas y aerodinámica a través de la red Porsche
Manthey no solo prepara los coches de seguridad para Porsche y participa en carreras: vende kits de mejora de suspensión, ruedas y aerodinámica a través de la red Porsche

También existen coches de seguridad eléctricos

Los 911 Turbo S no son los Porsche de seguridad más potentes que prepara Manthey. La empresa de sede en Nürburgring, lugar emblemático para la competición y desarrollo de automómoviles, tiene los Taycan Turbo GT, con 1.108 caballos durante dos segundos y 1.033 CV para hacer arrancadas con Launch Control (y firmar un 0 a 100 km/h en 2,3 segundos). Los Taycan Turbo GT como coche de seguridad, por su condición de vehículo eléctrico, se emplean en la competición de Fórmula E, también eléctrica y en la que también participa Porsche.

Lluvia de noche… y de dinero para fines sociales

Los 911 Turbo quitaron el papel protagonista a sus propios prototipos de carreras, los híbridos 963, de 695 caballos. En ningún momento se lograron rememorar las luchas épicas Porsche-Ferrari, como aquella que dio a Porsche su primera victoria en Le Mans en 1970. Uno de los pilotos de aquel coche, Hans Hermann, había prometido a su mujer que se retiraría de la competición sí vencía: "cada año perdía a un par de amigos a causa de un accidente". Hoy, seguridad y ecología van por delante. Banderas amarillas y largos periodos de coches de seguridad. Los coches participantes emplean biocombustible. Pero también hay su dosis de responsabilidad social: Porsche se comprometió a donar a tres organizaciones que apoyan a niños enfermos la cantidad de 750 euros por cada vuelta que completaran sus coches: 311 dos de ellos, como el ganador, y 211 el que tuvo que abandonar, 625.000 euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud