Motor

La DGT advierte de los nuevos límites en los radares: multarán a partir de esta velocidad

Cámaras de velocidad de radar de tráfico en una carretera española. Firma: iStock

Los radares son unos dispositivos usados para detectar y medir la velocidad de los vehículos. Estos aparatos utilizados en las carreteras españolas emplean tecnología de ondas de radio para calcular la velocidad, siendo una medida eficaz para controlar el tráfico y la seguridad.

Estos aparatos pueden ser fijos, móviles o de tramo. En el caso de los primeros, están instalados en puntos estratégicos de las carreteras; los segundos son los que usan los agentes de tráfico desde vehículos policiales, mientras que los radares de tramo miden la velocidad media entre dos puntos.

La finalidad del uso de radares es reducir la velocidad excesiva de los conductores en carretera, buscando el objetico de prevenir accidentes. Estos dispositivos tienen un margen de error a la hora de medir la velocidad de los vehículos, algo que se conoce como margen de tolerancia en la lectura de los radares. Esto significa que siempre salta por encima del límite de velocidad.

Hasta ahora los radares de las carreteras españolas se regían por la regla del 5 y el 7. Un ejemplo muy sencillo era que en una carretera donde la velocidad autorizada es inferior a 100 km/h, el margen de error para multar era de 5 km/h, por lo que si el tramo está limitado a 50 km/h, el radar saltaría con 55 km/h. En las vías dónde se podía circular a más de 100 km/h, se aplicaba la regla del 7% por lo que si el límite era de 120 km/h, el dispositivo saltaba a 128,4 km/h.

La DGT cambia a la regla del 3 y el 5 en los radares

Pero la DGT, en su objetivo de reducir la mortalidad, los radares serán más precisos y tendrán menos errores, y por eso han cambiado a la regla del 3 y el 5, que cambiará en junio de 2024. Con este cambio, los radares fijos en las carreteras limitadas a menos de 100 km/h, el margen de error será de 3 km/h, quiere decir que si un conductor va en una carretera de 90, le pillará el dispositivo a 93 km/h.

En cambio, en las carreteras limitadas a más de 100 km/h, el radar fijo multará a partir del 3% del límite de velocidad, es decir, si la carretera es de 120 km/h el cinemómetro saltará a 123,6 km/h.

En los radares móviles, si el límite de la vía es inferior a 100 km/h, el límite será de 5 km/h por encima de lo establecido. Si el límite de la carretera es superior a 100 km/h, el radar multará a partir de los 126 km/h.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud