Motor

¿Para qué sirven en realidad los neumáticos 'all season'?

  • Son un tipo de neumático intermedio entre los de verano y los utilizados para invierno
  • No hay que cambiarlos durante el año y gracias a su marcaje M+S permiten rodar por zonas nevadas sin cadenas
Los neumáticos "all season" funcionan bastante bien en condiciones de frío y lluvia.

Los neumáticos 'all season', 'todo tiempo' o 'cuatro estaciones' pueden ser una buena solución para zonas donde la meteorología es muy cambiante, porque no hay que cambiarlos en invierno o verano, pero no son tan eficaces como los de invierno con frio y nieve.

Con la llegada del frio, la lluvia y la nieve hay que hablar de neumáticos. Pero hacerlo es siempre complicado porque, dependiendo del tipo de coche, de la utilización que hagamos del vehículo, de los lugares por los que circulemos o simplemente nuestro estilo de conducción, la cosa cambiará mucho. Y de ahí que sea muy difícil aconsejar de forma genérica qué tipo de neumático es mejor.

El ejemplo más claro es que hay unos cuantos países en Europa que exigen el uso de neumático específico de invierno durante cuatro o cinco meses cada año. Y en el caso de los países nórdicos se obliga a utilizar los neumáticos de invierno extremo, e incluso ruedas de clavos.

En el caso de España, Italia o Portugal, el frío no es muy frecuente y por ello no se obliga su uso en estos países. Pero entonces, hablando ya de España, habrá que analizar exactamente en qué parte de la Península Ibérica estamos o por donde solemos circular. Si es el sur de España, por ejemplo, es un poco absurdo poner neumáticos de invierno porque, salvo las personas que viajan con frecuencia a Sierra Nevada, no le darán el uso necesario.

Alternativa intermedia

Pero ya sea para usar en el norte de España o en alguna zona montañosa, además del neumático de invierno existe una alternativa intermedia que puede ser interesante en muchos casos como es el neumático "all season". El neumático de invierno es perfecto para circular en zonas de nieve y también de frío, porque no hace falta que haya nieve para que funcione muy bien.

Siempre que la temperatura sea inferior a los 8 grados, tendrá un funcionamiento óptimo en asfalto, incluso en terreno seco. Pero el neumático de invierno tiene un grave problema, y es que en verano hay que quitarlos y dejarlos guardados. De lo contrario, estas ruedas se degradan muy rápidamente. Sobre todo, es que son mucho menos eficaces con el asfalto caliente.

Gracias al marcaje M+S de estos neumáticos permiten rodar sin cadenas en la nieve.

Ese es el grave problema del neumático de invierno, que hay que tener dos juegos de ruedas, uno para invierno y otro para el verano. Y normalmente, la mayor parte de los usuarios no tienen dinero para tener dos juegos de ruedas por coche y, también importante, no tienen donde dejar guardados esos neumáticos que no están en uso.

Pues para todo esto los fabricantes de neumáticos han creado un neumático intermedio, el "all season". Su denominación ya deja claro lo que son, un tipo de rueda que no hay que cambiar durante el año y que funciona casi igual de bien en invierno que en verano. Es igual de eficaz con el asfalto a baja temperatura como con el asfalto muy caliente. También funciona bien con lluvia, nieve...

Uso que se dará al vehículo

Pero volvamos al principio cuando les decía que la elección de un neumático depende del uso que le vayamos a dar. Porque el "all season" vale para todo tipo de climatología, y funciona igual en cualquier época del año. El problema es que, lógicamente, funciona peor que uno de verano cuando hace mucho calor, se degrada mas. Y por supuesto, ante una situación invernal típica, con temperatura por debajo de cero y con nieve o hielo es mucho menos eficaz que uno de invierno.

La decisión, por ello, hay que tomarla en función de las necesidades de cada usuario. Para un uso normal en la zona sur de España les diría que con un neumático normal de verano es más que suficiente, mientras que un "all season" sería bastante más aconsejable para un usuario de la zona norte que se mueva mucho por carretera. El neumático de invierno es el que deberían usar los que viajan mucho a la montaña, a zonas de esquí y demás.

Circular sin cadenas

Efectivamente, este tipo de neumáticos "all season" ofrece prestaciones equilibradas en verano, pero también son efectivos en condiciones invernales, por lo que cuentan con marcaje M+S (Mud + Snow) y el de Montaña de Tres Picos con copo de nieve, que los habilita para circular en condiciones de invierno siendo por tanto una buena alternativa a las cadenas.

El Michelin Crossclimate es un neumático único porque es de verano pero funciona muy bien con nieve.

Pueden ser una buena alternativa para aquellos que se encuentran con el dilema de "neumático de invierno sí o no", porque en la zona en la que viven no haga excesivo frio y tampoco haya muchas nevadas. Los usuarios que descartan los de invierno porque no los ven muy amortizables, quizá sí consideren los "all season" como una decisión acertada: cumplen bien durante los meses cálidos y hacen olvidar las cadenas cuando llega el invierno.

Virtudes

Las virtudes que ofrece el uso de un neumático "all season" son su equilibrio y polivalencia.

Este tipo de neumáticos buscan un equilibrio en sus prestaciones ante las diferentes condiciones climáticas. Permiten viajar a la costa en verano o a zonas de montaña en invierno sin necesidad de tener que poner cadenas en el coche. Pero para moverse por nieve o hielo son delicados.

Sobre el papel, los neumáticos "all season" simplifican su uso respecto a la utilización de diferentes juegos de neumáticos en función de la época del año. Pueden aportar la seguridad necesaria para el conductor que necesita esa polivalencia en sus desplazamientos.

Pero lógicamente, también tienen defectos estos neumáticos. Por un lado sus prestaciones son inferiores lógicamente a las que ofrecen los neumáticos convencionales con altas temperaturas (en seco y en mojado) y los de invierno cuando la calzada está fría y deslizante.

Algunos defectos

Estos neumáticos cuatro estaciones tienen un agarre menor y necesitan más metros para detener el vehículo, en caso de una frenada de emergencia, que los neumáticos convencionales cuando la temperatura es superior a diez grados, ya sea con suelo seco o mojado.

Además, el consumo de combustible es superior al de los neumáticos convencionales o de invierno en condiciones de altas y bajas temperaturas, respectivamente. A esto se suma un desgaste mayor, aproximadamente entre un 10 y un 15% más. Económicamente podrían compensar el uso de los "all season" cuando el kilometraje anual es reducido.

En cualquier caso, y como la norma básica para circular con seguridad todo el año, lo importante es adquirir unos neumáticos de buena calidad, que estén convenientemente homologados y que no tengan muchos años de uso. De igual que sean "All Season" o neumáticos de verano o de invierno, pero por encima de todo, que sea siempre un buen neumático.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud