Motor

Europa ya estudia formalmente imponer aranceles a los coches eléctricos importados desde China

  • Bruselas investiga los indicios de subsidios ilegales a los fabricantes
  • Tendrá 13 meses para concluir la investigación y puede tomar medidas entre tanto
  • Otros países ya imponen aranceles a los eléctricos importados desde China
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Foto: Bloomberg.

La Comisión Europea ha abierto formalmente la investigación a los subsidios que China da a los fabricantes de vehículos eléctricos en su país, como ha anunciado este miércoles el organismo. Bruselas analizará si las ayudas del país asiático son ilegales y dañan la producción de los competidores europeos. Esto abre la puerta a que los estados miembro puedan imponer aranceles a las importaciones chinas.

Bruselas ha cumplido así con su amenaza, ya que llevaba semanas anunciando la apertura de este procedimiento. "En función de las conclusiones a las que llegue la investigación, la Comisión determinará el interés de la Unión Europea para imponer soluciones y remediar los efectos de la competencia desleal, imponiendo aranceles contra los subsidios a los coches con batería de China", se lee en el comunicado.

La investigación de Europa tendrá una duración máxima de 13 meses, por lo que habrá una resolución en noviembre de 2024, como tarde. Además, la Comisión Europea puede tomar medidas en el transcurso del proceso si lo considera necesario, aunque no haya finalizado sus conclusiones.

Bruselas había notificado a China su intención de llevar a cabo dicho procedimiento, como marcan las normas de comercio internacionales y, finalmente, ha emprendido la investigación. El organismo defiende que se han emprendido dichas acciones por iniciativa propia y no porque el sector de la automoción lo haya solicitado.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, defiende que el sector está invirtiendo e innovando para desarrollar el potencial de la automoción eléctrica y, por ello, "si encuentra indicios de que hay impedimentos por distorsiones en el mercado y competencia desleal, actuarán con decisión". Además, subraya que Europa cumple con las normas globales, dentro y fuera de su mercado.

Europa quiere combatir lo que hasta ahora son indicios de "ayudas ilegales" para evitar que China atraiga a la industria a su territorio y compita con ventaja. Algunos países ya han impuesto aranceles a los vehículos eléctricos de origen chino, según el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, que viajó al país asiático por este motivo a finales de septiembre.

El mismo Dombrovskis dijo en una entrevista que la investigación -ya en curso- y las posibles sanciones no se limitarían a los fabricantes chinos, sino también a los europeos o estadounidenses, como Tesla.

"Europa está abierta a la competencia. No a una carrera a la baja", decía von der Leyen al anunciar por primera vez la investigación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud