Motor

El Grupo Renault crea una filial de vehículos eléctricos que saldrá a bolsa en 2023

  • El consorcio prevé lograr un margen operativo del 8% en 2025 y del 10% en 2030
  • Se apoyará en Geely para el negocio de modelos térmicos e híbridos

El Grupo Renault ha dividido en dos filiales su negocio automovilístico. Por un lado, estarán los motores térmicos e híbridos, que contará con el apoyo de Geely. Por otro, está la división de eléctricos, denominada Ampere y que está previsto que empiece a cotizar en el Euronext de París no antes de la segunda mitad de 2023.

De esta manera, las empresas que conforman el Grupo Renault se dividen en; Ampere; Alpine, la marca de vehículos deportivos; Mobilize, que aglutina los servicios financieros y de movilidad; The Future is Neutral, dedicada a la economía circular; y Power, que será la que incluya la actividad de motores térmicos.

Con base en Francia, Ampere será un constructor automovilístico de pleno derecho con en torno a 10.000 empleados. Como empresa tecnológica, Ampere impulsará la innovación con alrededor de 3.500 ingenieros, la mitad de ellos especializados en software.

Una decisión, la de crear esta nueva filial, que el director general del Grupo Renault, Luca de Meo, ha justificado en el hecho de que los fabricantes necesitan más dinero para acarrear con las inversiones necesarias para la electrificación.

Ampere será la encargada de desarrollar, fabricar y comercializar vehículos particulares 100% eléctricos, con una tecnología puntera Software-Defined Vehicle (SDV), bajo la marca Renault.

De aquí a 2030, la gama de seis vehículos eléctricos de Ampere estará idealmente posicionada en los segmentos más dinámicos de Europa que cubren el 80% del mercado eléctrico de los generalistas: en el segmento B con Nuevo Renault 5 Electric y Renault 4 Electric, y en el segmento C con Megane E-Tech 100% Eléctrico, Scénic Electric y otros 2 vehículos en el futuro. Ya se ha gastado una gran parte de las inversiones de los cuatro primeros vehículos.

Ampere tiene como objetivo producir alrededor de 1 millón de vehículos eléctricos para la marca Renault en 2031. Ampere tiene un perfil de crecimiento, con más del 30% de tasa de crecimiento anual compuesto en los próximos 10 años.

En materia de la Alianza que mantiene Renault con Nissan y Mitsubishi, las tres firmas analizan cómo afrontar este nuevo reto. Concretamente, los tres fabricantes discuten el interés de Nissan y Mitsubishi Motors de invertir en Ampere que apoyará la estrategia Renaulution del Grupo Renault y será uno de los pasos estratégicos hacia Nissan Ambition 2030 y la estrategia de Mitsubishi Motors. Una decisión que se apoya en un nuevo posible equilibrio de fuerzas entre Renault y Nissan, una alianza creada en 1999.

Vehículos de combustión y térmicos

De otra parte, el Grupo Renault y Geely han firmado un acuerdo marco no vinculante para crear una nueva empresa que se encargue de las actividades relacionadas con los vehículos de combustión e híbridos, que se denominará Horse. Con este acuerdo marco, Geely y Renault Group tendrán cada uno el 50% de las acciones de la nueva compañía.

La nueva compañía será un proveedor global independiente, produciendo grupos motopropulsores híbridos de nueva generación y desarrollando tecnologías descarbonizadas y de bajas emisiones desde cinco centros de investigación y desarrollo a nivel mundial. Desde su lanzamiento, se espera que la nueva compañía suministre a varios clientes industriales, incluidos Renault, Dacia, Geely Auto, Volvo Cars, Lynk & Co, Proton, así como Nissan y Mitsubishi Motors Company. La asociación podría suministrar posteriormente motores y transmisiones a otros fabricantes.

Además, se espera que la nueva compañía opere en 17 plantas mecánicas de motores y transmisiones en tres continentes, empleando a un total de unas 19.000 personas, de las que cerca de 4.000 trabajan en España. Y es que en esta compañía se incluyen las factorías de Motores de Valladolid y la de cajas de cambio de Sevilla, que será la encargada de producir todas las cajas híbridas del Grupo Renault. También se incluirá en esta empresa el Centro de I+D+i de Renault en Valladolid.

Tendrá una capacidad combinada de más de 5 millones de transmisiones y motores de combustión interna, híbridos e híbridos enchufables por año para servir a más de 130 países y regiones. La cartera de productos combinada de Geely y el Grupo Renault y la huella geográfica de la nueva compañía permitirán ofrecer soluciones para el 80% del mercado global de motores de combustión interna.

Margen del 8% en 2025

Con esta nueva división de los negocios del Grupo Renault, el consorcio prevé lograr un margen operativo del 8% en 2025 y superior al 10% en 2030. Además, estima que generará un free cash-flow superior a 2.000 millones de euros al año de media en 2023-2025 y superior a 3.000 millones al año de media en 2026-2030.

También estima que el I+D+i y cápex máximo del 8% de la cifra de negocios en 2022-2030, así como un retorno sobre el capital empleado superior al 30% a partir de 2025.

De cara a lo que resta de ejercicio 2022, el Grupo Renault ha confirmado sus previsiones. Así, estima que logrará un margen operativo superior al 5% y un free cash-flow operativo de la división de Automóvil superior a 1.500 millones de euros.

El consorcio automovilístico francés también prevé restablecer el pago de un dividendo a partir de 2023 (para el ejercicio 2022, a reserva de la aprobación de la Junta General de Accionistas). La tasa de distribución aumentará gradualmente y de manera disciplinada hasta el 35% del resultado neto - parte del Grupo, a medio plazo. Para ello, el Grupo deberá alcanzar su primera prioridad, que es volver a una calificación crediticia grado de inversión.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments