Motor

Los nuevos "clásicos" recién fabricados

  • Jaguar completó en 2014 la serie de 18 unidades del E-Type Lightweigh de 1964 con las 6 que aún faltaban por fabricar.
  • El Bentley Speed Six de 1929 renace ahora casi cien años después de su producción original.
  • El Bizzarrini 5300 GT de 1965, del que se harán 24 unidades, los Jaguar C-Type o XKSS son otros ejemplos.
El Jaguar E-Type Lightweigh de 1964 es quizá el mejor ejemplo de un clásico moderno con sus 6 "nuevas" unidades.

Algunas marcas están haciendo ahora clásicos que son replicas idénticas de modelos legendarios. El mejor ejemplo un Jaguar E-Type de competición del que se iban a hacer 18 unidades en 1964 y solo se hicieron 12. Las seis restantes se completaron en 2014. Son los nuevos clásicos modernos.

El Jaguar E Type Lightweigh de 1964 fue el precursor de un nuevo concepto en el mundo del automóvil, el del coche clásico fabricado nuevo ahora. Algunas marcas están haciendo clásicos que son replicas idénticas de modelos legendarios. Se utilizan los planos originales y las manos de los mejores artesanos para hacer realidad un sueño: revivir un Bentley ganador de Le Mans en 1929, un Jaguar XKSS de 1957, un CType de 1953 o el Bizzarrini 5300 GT que ganó en Le Mans en 1965. Son los nuevos clásicos modernos.

El coche clásico y de colección vive un gran boom, cada día hay nuevas subastas en las que se baten records de precio y de volumen de ventas de los coches antiguos más exclusivos. También hay numerosas transacciones entre propietarios que pasan más desapercibidas, por cuestiones de impuestos. Se trata de vehículos únicos, con un gran palmarés en competición o coches que han sido propiedad de los famosos.

Jaguar ha hecho varias series de continuación, del C-Type en la foto opero yambién del XKSS y de otros.

En este contexto tan positivo, algunos fabricantes han encontrado una nueva vía de crecimiento de sus ventas en este tipo de vehículos históricos. Y han comenzado a fabricar ahora modelos que se hicieron hace 50, 60 o hasta 100 años. Eso sí, en series muy limitadas. Es lo que se ha dado en llamar coches de continuación, un negocio que está teniendo una muy buena acogida.

Detrás de este nuevo concepto están los departamentos de "heritage", los que se encargan de mantener la herencia de la marca y su historia, de conseguir recambios para los propietarios que mantienen su vehículos clásicos. Estos departamentos, con los mejores artesanos hacen "vehículos clásicos modernos". O lo que es lo mismo, coches de 1960, por ejemplo, pero construidos nuevos ahora partiendo de cero. El mejor ejemplo es el Jaguar E Type Lightweight.

Jaguar E Type

En el año 1964 Jaguar puso en marcha un proyecto para hacer 18 unidades de una versión muy especial y ligera para competición de su modelo más legendario, el biplaza E-Type. Pero solo se hicieron 12 unidades que lograron importantes victorias en competición en esos años. En 2014 Jaguar puso en marcha un bonito proyecto: hacer las seis unidades restantes exactamente iguales a las fabricadas entonces.

Cada una de esas unidades se hizo basada en las especificaciones exactas del último E-Type Lightweight producido en el año 1964. Coches fabricados de manera artesanal en las mismas instalaciones en las que el E-Type original se fabricaba, la planta de Browns Lane, en Coventry. Los coches se vendieron como vehículos de competición de época y todos ellos con homologación de la FIA. El único problema fue que solo se hicieron seis, pero había más de 500 pedidos en firme.

Los avances de la tecnología se han utilizado para lograr la máxima calidad y no para hacer cambios en su construcción. Todo se ha hecho conforme al último de los modelos fabricados entonces, el chasis número 12, que ya incorporaba refuerzos que no tuvieron las primeras unidades. Su motor, el legendario seis cilindros de 3,8 litros con una potencia de 340 caballos está asociado con el cambio manual de cuatro marchas original.

Estas seis unidades ya están en manos de sus propietarios. Pero Jaguar ha seguido explotando este concepto con otros vehículos aún más exclusivos, como el icónico XKSS, el que se considera el primer "supercar". Un coche derivado de la competición, con el que la marca ganó en Le Mans en 1957. Jaguar Classic construyó en 2017 nueve unidades siguiendo las especificaciones del modelo original de 1957. Y también ha hecho un proyecto similar con el C-Type, del que el pasado mes de junio hizo entrega de la primera unidad a su afortunado propietario.

Bentley de 1929

Otras marcas han visto este mismo potencial en hacer ahora coches "clásicos", como es el caso de Bentley. La marca británica anunció hace pocas semanas su intención de producir, a través de su departamento de personalización Mulliner, 12 unidades de forma artesanal de uno de los iconos de la automoción, el Bentley Speed Six. Se trata de un espectacular deportivo con el que la marca británica dominó las 24 Horas de Le Mans en los años 1929 y 1930.En el momento de hacer este anunció la marca advirtió que ya estaban todos vendidos. En cuanto a su precio, 1,8 millones de euros sin incluir los impuestos.

Sin duda la más espectacular es la réplica del Bentley Speed Six de 1929 ganador de Le Mans.

Tras este coche se esconde una época dorada de los deportivos de Bentley en le Mans Le Mans. Aquellos coches verdes, perfectamente identificables, con forma muy deportiva para la época, dominaron esta competición en 1929 y 1930. Este modelo de continuación ha sido creado para honrar los logros del original.

Con ello, los nuevos Speed Six se convierten en el segundo proyecto de continuación de modelos anteriores a la guerra después del Blower,  ambos creados por Bentley Mulliner. Este departamento se va a encargar de producir, como perfectas replicas de aquellos modelos, 12 unidades siguiendo hasta el más mínimo detalle la producción de los originales.

El Speed Six era una versión mejorada del Bentley de 6½ litros de 1926 de producción en serie. El coche estrenó un nuevo motor de seis cilindros en línea y casi 6,6 litros de cilindrada que proporcionaba una potencia de 147 CV, una cifra brutal en los años veinte. Pero esta versión de competición llegó a ofrecer 200 caballos.

Bizzarrini

Pero esta nueva moda del clásico moderno no solo llega a las marcas británicas más legendarias. La desaparecida Bizzarrini, un fabricante italiano de deportivos también se ha apuntado a este "carro". Para su relanzamiento, ha creado una serie limitada de solo 24 coches basados en el vehículo con el que Bizzarrini ganó su categoría en las 24 Horas de Le Mans del año 1965.

El plan Bizzarrini Revival se basa en la construcción de 24 unidades del coche ganador de Le Mans de 1965.

Cada una de las 24 unidades de esta serie está acabada en color Bizzarrini Rosso Corsa, con círculos blancos. Tanto el acabado exterior e interior del vehículo, como también el número de unidades de esta serie limitada son un homenaje al 5300 GT Corsa chasis #0222. Y emplea el motor V8 de 5.300 cc. que proporciona 400 CV. Ya se ha entregado la primera unidad a su propietario final.

Se trata de la primera de las 24 unidades que se producirán a partir de ahora en las instalaciones de la nueva Bizzarrini, en Reino Unido. La compañía tiene previsto completar las entregas de esta serie de vehículos de competición de los años sesenta a mediados de 2023. De momento, esta primera unidad se ha quedado en Reino Unido.

La serie Revival de Bizzarrini representa la reinterpretación más auténtica del 5300 GT Corsa posible. Cada una de las 24 unidades se va a construir usando los planos originales, con componentes de proveedores originales y con la ayuda de expertos que estuvieron involucrados en el proyecto original del 5300 GT, el coche de serie de entonces. Pero al mismo tiempo cumple las normas de seguridad actuales.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments