Motor

Elon Musk quiere bajar el precio de los Tesla, pero pone una difícil condición

  • Musk ha dejado caer en Twitter que quiere seguir rebajando los precios de sus vehículos... Pero no parece que esté cerca

Es conocida la estrategia que, desde que llegara a la empresa, Elon Musk ha tenido con Tesla. En 2006, Elon Musk publicó el denominado, por él mismo, como 'Plan Maestro de Tesla': una hoja de ruta que contemplaba la fabricación de coches de alta gama para, con ellos, ir poco a poco financiando la fabricación de coches más económicos, umbral al que ha llegado hasta el Model 3; todavía de alto precio, pero más económico que los modelos iniciales.

Los Tesla han ido bajando de precio, pero también los ha subido cuando ha considerado que no le salían las cuentas como pasa en el momento actual, donde la crisis de componentes y materiales hizo que subiera precio hace apenas un mes en la mayoría de sus modelos.

El resultado, sus coches siguen siendo coches muy de alta gama también en precio. El Tesla Model 3, el más económico, todavía cuesta 51.990 euros en España en su modelo base.

El contexto actual no permite pensar que Tesla pueda bajar sus precios a corto plazo. Y, sin embargo, Elon Musk ha salido al paso, como no, en Twitter, para hablar de bajar los precios.

Tesla viene de subir precios, algo que Musk espera poder cambiar

A lo largo del año pasado, Tesla aumentó varias veces de forma notable los precios de sus coches eléctricos, haciéndolos mucho más caros que hace unos años.

Musk fue preguntado recientemente en Twitter sobre algún plan para reducir los precios después de la pandemia o tras resolver los problemas de la cadena de suministro.

"Si la inflación se calma, podremos bajar los precios", dijo.

Musk, en pocas palabras, respondió aludiendo al que es el rival económico de casi todos ahora mismo: bajar precios sí, pero cuando respete la inflación.

La única fuerza que podría convencer a Tesla de bajar los precios podría ser la competencia: coches eléctricos asequibles y convincentes de otros fabricantes. Esos nuevos rivales pueden estar por llegar, pero como también están desbordados por la alta demanda y la baja de suministro, no hay presión para bajar los precios.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud