Motor

Volvo prueba una tecnología de recarga inalámbrica en una flota de taxis eléctricos

Conocedores de que la recarga de las baterías genera inconvenientes entre los conductores, desde las compañías fabricantes de vehículos investigan soluciones que faciliten esta labor a los futuros propietarios de automóviles eléctricos.

Entre las distintas soluciones que se plantean, como acelerar los procesos de carga o establecer sistemas de intercambio de baterías, la carga inalámbrica puede suponer una solución en aquellas zonas donde la infraestructura de carga no está suficientemente desarrollada.

Así, desde Volvo Cars están integrando y probando una nueva tecnología de recarga inalámbrica en un entorno urbano y evaluando su integración en futuros coches eléctricos.

Sitios reservados para la recarga

Según ha informado la compañía en un comunicado, durante un período de tres años, una flota de modelos XC40 Recharge eléctricos será utilizada como taxi por Cabonline, operador de taxis de la región nórdica, y se cargará de forma inalámbrica en estaciones de Göteborg (Suecia).

Las estaciones de carga utilizadas en la prueba son suministradas por Momentum Dynamics, proveedor de sistemas de carga eléctrica inalámbrica. Tal y como explican desde Volvo, la carga se inicia automáticamente cuando un vehículo compatible aparca sobre una almohadilla de carga incrustada en la calle.

https://www.eleconomista.es/noticias/noticias/10145240/10/19/Primer-electrico-de-Volvo-esta-es-la-pinta-que-tiene-el-XC40-Recharge-.html

Acto seguido, la estación envía energía a través de la almohadilla de carga, que es recogida por una unidad receptora en el coche. Además, para alinear fácilmente el coche con la plataforma de carga, Volvo Cars utilizará su sistema de cámaras de 360 grados.

Para los coches XC40 Recharge eléctricos, la potencia de carga inalámbrica será de más de 40 kilovatios (kW), lo que hace que las velocidades de carga sean unas cuatro veces más rápidas que las de un cargador de corriente alterna de 11 kW con cable y casi tan rápidas como las de un cargador rápido de corriente continua de 50 kW con cable.

En total, los coches Volvo se utilizarán durante más de 12 horas al día y recorrerán 100.000 kilómetros al año, lo que también hace que esta sea la primera prueba de durabilidad de coches Volvo totalmente eléctricos en un escenario de uso comercial.

"Probar nuevas tecnologías de carga junto con socios seleccionados es una buena manera de evaluar opciones de carga alternativas para nuestros futuros coches", ha comentado el jefe de Investigación y Desarrollo de Volvo Cars, Mats Moberg.

Un área urbana como banco de pruebas

La prueba de recarga inalámbrica es uno de los muchos proyectos previstos en la iniciativa estratégica Gothenburg Green City Zone, en la cual se utilizan áreas designadas dentro de la ciudad como bancos de pruebas en vivo para el desarrollo de tecnologías sostenibles.

Otros socios que participan en el proyecto de carga inalámbrica son los minoristas suecos Volvo Bil y Volvo Car Sörred, la empresa energética sueca Vattenfall y su red de carga InCharge, la empresa energética de la ciudad Göteborg Energi y Business Region Gothenburg, una agencia municipal de desarrollo económico propiedad de la ciudad de Göteborg.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin