Motor

España queda rezagada respecto a la media europea en el desarrollo de la electromovilidad

  • El 94% de los nuevos puntos de recarga instalados son de carga lenta
  • En España solo hay 89 puntos de recarga con potencias superiores a 150 kW
  • Mejora la penetración del vehículo electrificado, pero España sigue a la cola

La penetración de la electromovilidad en España sigue haciendo aguas respecto a la media europea. En el tercer trimestre del año el indicador global de electromovilidad en España se ha incrementado en dos puntos respecto al segundo trimestre, mientras que la media europea se ha elevado en 6,3 puntos de un trimestre a otro.

Así se desprende del Barómetro de electromovilidad del tercer trimestre elaborado por la patronal de fabricantes (Anfac). De esta manera, España se sitúa en las últimas posiciones de los países analizados, tan solo por delante de Hungría y República Checa, con un total de 25,1 puntos en el tercer trimestre, mientras que la media europea se sitúa en los 58 puntos.

Según ha explicado Anfac, el escaso impulso en la valoración del tercer trimestre de España viene ocasionado, principalmente, por el moderado crecimiento del mercado de vehículos electrificados, que logra aumentar 3,3 puntos en el barómetro, y por el bajo nivel de desarrollo de las infraestructuras de recarga, que apenas crece medio punto en el tercer trimestre.

En el ámbito nacional, Madrid, Islas Baleares, Cataluña, Islas Canarias y Navarra obtienen una valoración por encima de la media nacional.

El director general de Anfac, José López-Tafall ha explicado que "es necesario aumentar el esfuerzo en el despliegue de infraestructuras de recarga y en la penetración del vehículo electrificado". En su opinión, "el veto masivo a las enmiendas en los Presupuestos Generales del Estado que pretendían mejorar la situación fiscal para esta electrificación agrava los problemas en un entorno de incertidumbre, crisis y falta de medidas contundentes".

Asimismo, el directivo ha recordado que "hay que activar ya los fondos del Perte para la automoción y acelerar la instalación de infraestructuras de recarga de acceso público".

Penetración del vehículo electrificado

En el último trimestre, España ha logrado un incremento de 3,5 puntos hasta obtener una valoración global de 41,3 puntos sobre 100 en el indicador de penetración de vehículo electrificado. Aunque hay una tendencia al alza del mercado electrificado en España, que se ha visto reflejado en el indicador de vehículo electrificado sobre el mercado total, con un aumento de 7,2 puntos, España sigue sin salir de los últimos puestos del ranking europeo.

En este último barómetro se evidencia un ritmo de crecimiento muy desigual con los países de nuestro entorno, con crecimientos por encima de los 10 puntos en Reino Unido, Francia o Portugal. Esto sitúa la media en Europa en 95,4 puntos, más del doble de la obtenida por España, que se queda con 41,3 puntos.

Se estanca el desarrollo de infraestructuras

Por otra parte, el barómetro del tercer trimestre refleja, de nuevo, el lento despliegue de infraestructura de recarga de acceso público en España, pieza fundamental para la entrada del vehículo electrificado.

Así, España obtiene una valoración de 8,8 puntos sobre 100 en el indicador de infraestructura de recarga, con un leve crecimiento de medio punto que la mantiene en la penúltima posición del ranking europeo, solo superando a Hungría. Aunque la media europea solo ha logrado crecer 1,8 puntos, hasta un total de 20,6 puntos, se sigue abriendo la distancia con el entorno europeo en cerca de doce puntos que logra crecer a un mayor ritmo que el de España.

En el ámbito nacional, la pérdida de puntos de recarga rápida hace retroceder ligeramente a un gran número de regiones. Destaca el fuerte retroceso de la valoración de Navarra (-1,1 puntos), País Vasco (-0,9) o Murcia (-0,8) respecto al barómetro anterior. A pesar del descenso de Navarra, sigue liderando junto con Islas Baleares con 16,7 puntos sobre 100 y Cataluña el ranking nacional.

Respecto al nivel de infraestructura, España registra un total de 12.702 puntos de recarga a lo largo de todo el territorio nacional. Esto supone un crecimiento de 855 nuevos puntos de recarga en el tercer trimestre de 2021. Sin embargo, este crecimiento se produce en niveles de potencia asociados a carga lenta, con potencia de como mucho 22 kW, representando el 94% de los nuevos puntos de recarga instalados en este trimestre.

La instalación de puntos de recarga es fundamental para el despliegue de vehículo electrificado, pero, según la patronal, "ha de venir asociado a una red de suficiente calidad con potencias superiores a 150 kW", de los que, actualmente, solo se disponen de 89 puntos de recarga, el 0,7% de la red pública disponible en España.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Paco
A Favor
En Contra

Mejor haría España en apostar por el hidrógeno como "combustible" y en vehículos adaptados así como en Hidrolineras.

Puntuación 0
#1