Bolsa, mercados y cotizaciones

Las fuerzas conchabadas contra el dólar

  • China y Japón están comprando cada vez menos dólares
  • Si la Fed frena la reducción de su balance la oferta dejará de caer
Foto: Getty.

Europa "practica un gran juego de manipulación de divisas y bombea dinero para competir con Estados Unidos". Este no es el juicio de un analista ni de ningún economista. Es la enésima presión del presidente de la primera potencia del mundo, Donald Trump, sobre el euro, quien en esta ocasión y como siempre en Twitter, remató: "Deberíamos adaptarnos, o seguir siendo los tontos que se sientan y observan cortésmente mientras otros países continúan jugando, ¡como lo han hecho durante muchos años!".

Quizá, si Trump recurriera a la teoría más básica, a la oferta y la demanda, podría ahorrarse la bravuconería y el espectáculo público, puesto que la celebérrima ley económica apunta hoy a una inevitable depreciación del dólar durante los próximos meses, como él desea.

Por el lado de la demanda, hay distintos argumentos tangibles que apoyan esta previsión bajista para el billete verde -y alcista, por tanto, para el euro-. "China está comprando menos dólar y se constata que Japón va en la misma dinámica", apunta David Azcona, estratega de MoraBanc AM. Los datos reflejan esta afirmación: los montos de bonos estadounidenses en manos de los dos países asiáticos -dos de los principales tenedores- vienen descendiendo desde los máximos que alcanzaron entre 2013 y 2014, y la tendencia apunta a que seguirán reduciéndose, puesto que "la intención de ambos es seguir diversificando sus reservas de divisas", incide el analista de la gestora andorrana.

La oferta de dólares dejará de caer y la demanda también está a la baja

Otro hecho contrastable que deviene en una menor demanda de dólares tiene que ver "con los diferenciales de los tipos de interés", observa Juan Ignacio Crespo, asesor del fondo Multiciclos Global de Renta 4. Al haberse reducido desde los máximos que alcanzaron a finales de 2018 por la fuerte caída de la rentabilidad del papel norteamericano y ante la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) recorte el precio del dinero oficial, incluso ya este mes de julio, "invertir en deuda denominada en dólares es menos atractivo", reflexiona David Azcona. El diferencial de tipos también establece el coste de cubrir el riesgo divisa y al abaratarse -desde cerca del 3,25% de hace siete meses hasta apenas el 2% actual- favorece que se abran "más posiciones en corto, bajistas, contra el dólar", añade el experto de MoraBanc AM.

Por la parte de la oferta, la misma conclusión, y, de nuevo, el factor que la motiva está relacionado con la política monetaria. La intención de la Fed de frenar el decremento de su balance con fines acomodaticios, como se confirmó en la última reunión del banco central estadounidense -en junio-, significa también que se deja de reducir la oferta de dólares.

Los expertos recogen esta lógica de oferta y demanda que enfila a una depreciación del dólar en sus precios objetivos para el cruce entre el euro y el billete verde. El consenso de analistas que reúne Bloomberg ve a la moneda común, de media, intercambiándose por 1,17 dólares en un año, lo que se traduce en alrededor de un 4% de potencial de apreciación para el euro. Entre los más optimistas, PNC Financial lleva su previsión hasta los 1,25 dólares, Société Générale a 1,24 dólares y MoraBanc AM fija su estimación en 1,20 dólares.

El futuro del cruce se disputa en EEUU

Los expertos coinciden en que, efectivamente, el futuro más próximo del cruce se disputará principalmente en el lado estadounidense, desde el que actúa directamente la flexibilidad mostrada por la Fed ante el riesgo de que la desaceleración en Estados Unidos acabe en recesión. "Esto aproximaría a la primera economía del mundo al débil comportamiento de la eurozona y reduciría el atractivo de invertir en dólares", insiste Juan Ignacio Crespo.

Eso sí, los mismos analistas convienen que una condición casi indispensable para que el euro continúe su apreciación es "una estabilización de los datos de la zona euro", inciden desde Nordea. Recientemente, Kit Juckes, estratega jefe de Société Générale, destacó en un informe que "el pesimismo que existe sobre las perspectivas económicas de la eurozona es exagerado".

En la última revisión del cuadro de previsiones del Banco Central Europeo (BCE) apenas hubo recortes de los objetivos de crecimiento y de inflación, pero tanto los últimos mensajes lanzados desde la institución monetaria como la elección de Christine Lagarde como sucesora de Mario Draghi al frente del organismo a partir de noviembre suponen "un período probablemente más prolongado de fragilidad para el euro, en tanto que el sesgo expansivo de la política monetaria se mantiene en el horizonte", concluyen desde Monex Europe.

El coste de cubrir el riesgo divisa

El potencial que tiene el euro hasta el objetivo de los 1,17 dólares prácticamente duplica el coste de cubrir el riesgo divisa, que se sitúa media en el 2%. Y hay que tener en cuenta que la 'moneda común' se encuentra a un 10% del siguiente escalón si prolonga las subidas, los 1,25 dólares que llegó a superar a principios de 2018, antes de las elecciones en Italia de las que surgió el gobierno formado por los dos polos euroescépticos del país, que durante meses ha sido uno de los principales lastres de la divisa junto a la desaceleración del crecimiento. "El momento es propicio para cubrir la divisa", admite David Azcona, de Morabanc AM.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

De cajón
A Favor
En Contra

Todo es mucho mas sencillo, se trata de ciclos. Igual que vimos el eurusd en 0,82 y luego a 1,60, ahora le toca ir caminito de estos últimos. Lo veremos a lo largo de los proxs años. Miren un gráfico de LP y hagan proyecciones de simetría. El trile (mercados financieros), es un juego bien básico y elemental.

Puntuación 0
#1