Bolsa, mercados y cotizaciones

Las nuevas formas de fumar supondrán hasta un 50% de los beneficios de British American este año

  • Los nuevos productos supondrán entre un 30% y un 50% de las ganancias
  • La firma seduce al accionista con una rentabilidad por dividendo del 7%
Un hombre fuma un cigarrillo.

La acción de British American Tobacco pierde más de un 4% de su valor en bolsa durante la sesión del miércoles, en la que es su mayor caída diaria en 2019. A pesar del crecimiento gradual de los productos alternativos al tabaco tradicional, por ejemplo, los cigarrillos electrónicos o los vapeadores, las nuevas formas de fumar aportarán menos de un 30% de las ganancias estimadas en el primer semestre del año. | Todo sobre el índice Eco30: qué es y quién lo compone

Tras cuatro sesiones en positivo, los títulos de la compañía angloamericana, que cotiza en Londres, se han desplomado un 4,4% con respecto al cierre del martes, hasta caer a la zona de las 29,36 libras esterlinas. Un descenso que se come la mitad de la subida de la semana pasada, que, en total, fue del 9,2%. No obstante, en lo que va de año la empresa tabacalera acumula una revalorización del 17% en el parqué.

El fabricante de los cigarrillos Lucky Strike ha informado de que ha perdido cuota de mercado en la venta de tabaco por primera vez en años, en concreto, diez puntos básicos menos por volumen en lo que va de ejercicio.

"Datos de Nielsen han mostrado un declive mensual persistente en el número de cigarrillos vendidos en Estados Unidos, de donde procede el 40% de los ingresos de British American", informan desde Bloomberg. "Los volúmenes en lo que va de año han caído un 8,2% y en mayo, un 11,2%", añaden.

Y es que el cambio de dinámica en países occidentales, como Estados Unidos y Europa, en el que las campañas antitabaco han funcionado y la adopción de un estilo de vida más saludable se está imponiendo, han contribuido al auge de alternativas al tabaco tradicional. Entre ellas, los productos que calientan el tabaco o los cigarrillos electrónicos en forma de bolígrafo y con diferentes aromas, algunos de los cuales no contienen tabaco ni sueltan humo.

"British American espera generar sufienciente caja como para reducir la deuda neta y abonar el dividendo"

Sin embargo, la presión regulatoria sobre estos nuevos productos pone en guardia a una industria que pretendía reinventarse, tratando de seguir seduciendo a la población fumadora. Según ha anunciado British American, el crecimiento de los ingresos de esta nueva línea de productos será menor de lo esperado en la primera mitad del año, y las ganancias estimadas representarán menos de un 30%.

No obstante, para el conjunto de 2019, la compañía angloamericana prevé que el incremento de los beneficios procedentes de cigarrillos electrónicos, vapeadores y otros productos novedosos, sea de entre el 30% y el 50%.

De este modo, para 2023, la firma tabacalera, que forma parte del índice Eco30, elaborado por elEconomista, estima que este tipo de productos le hará ganar en torno a 5.000 millones de libras (unos 5.600 millones de euros).

El aumento del uso de cigarrillos electrónicos por parte de la población más joven, atraída por los diferentes sabores y aromas que pueden inhalar, está siendo objeto de investigación en Estados Unidos. Desde la Agencia de la Alimentación y el Medicamento (FDA por sus siglas en inglés) se quiere prohibir el aroma mentolado con el fin de disminuir el consumo de cigarrillos entre la juventud.

La mejor recomendación de la industria tabacalera

Pese a la reducción del consumo de tabaco tradicional y a la mencionada pérdida de cuota de mercado, lo cierto es que British American recibe una recomendación de comprar estable desde noviembre de 2016, hace casi tres años, del consenso de mercado que recoge FactSet.

Este respaldo del mercado, en el que cerca de un 80% de los 19 analistas que siguen a la compañía aconsejan adquirir sus títulos, es una muestra de su fortaleza. Además, es el mejor consejo de compra de entre las principales compañías del sector, del que también forman parte Imperial Brands, Altria y Japan Tobacco.

Pero la otra gran fortaleza de British American es su retribución al inversor. Con una rentabilidad por dividendo del 7,14% prevista para 2019, sólo por detrás del 10,20% que rentan los pagos de Imperial Brands, el valor del índice Eco30 continúa seduciendo al accionista.

"A pesar de las presiones regulatorias crecientes y los sorprendentes volúmenes negativos de cigarrillos en Estados Unidos, British American espera emparejar su objetivo de ventas en divisa constante del 3-5% y generar sufienciente caja como para reducir la deuda neta y abonar el dividendo", explica el analista Duncan Fox, de Bloomberg Intelligence.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0