Bolsa, mercados y cotizaciones

Cómo invertir en la recuperación de Turquía

  • Se espera que deje atrás la recesión en 2020
Imagen: Dreamstime.

El país está pasando por una situación muy delicada, que se refleja en un aumento de la desconfianza que ha desplomado a su divisa recientemente. Ahora, con las perspectivas de dejar atrás la recesión el próximo año y la estimación de que el dólar dejará tranquilos a los emergentes, hay fondos que pueden ser atractivos para quien quiera invertir en el país, aunque mejor si están diversificados.

Invertir en Turquía ha sido toda una odisea durante los últimos años. Es uno de los países que durante 2018 rompió con la hegemonía del crecimiento sincronizado en todo el mundo y empezó a mostrar síntomas de problemas que ha continuado arrastrando hasta hoy. La economía del país entró en recesión en el segundo trimestre de 2018 y cerró el año con un crecimiento negativo del 2,45 por ciento en el último trimestre, el último dato publicado por el país. Sin embargo, ahora que hay organizaciones que pronostican que Turquía dejará atrás la recesión en 2020, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), de cara a la inversión Turquía podría dejar de parecerse a la poco conocida pequeña Santa Sofía de Estambul para ganar un atractivo comparable con su hermana mayor.

"Proyectamos que la economía mundial vaya a crecer durante la segunda mitad de 2019 y que regrese al 3,6 por ciento en 2020. Este incremento se basa en el rebote de Argentina y de Turquía y en cierta mejora prevista para otro grupo de economías emergentes ", explica el FMI en su informe de perspectivas publicado el pasado abril. El rebote previsto por el organismo para la economía de la región de Europa emergente "refleja principalmente la estimación para Turquía, donde la actividad se espera que se fortalezca después de regresar al crecimiento positivo en 2020", continúa el organismo, que detalla que "a medio plazo, el crecimiento de Turquía se prevé que avance hasta el 3,5 por ciento, a medida que la demanda doméstica se recupera", pronostican, una recuperación que, de producirse, se habrá completado sin la necesidad de recibir un rescate por parte del FMI, a diferencia de Argentina.

Sin embargo, invertir en Turquía parece que sigue siendo una propuesta muy arriesgada. Desde Solunion lo incluyen en la lista de los seis países que "muestran un mayor riesgo ante una desaceleración mundial", acompañándo a Argentina, Túnez, Bahréin, Chipre y Jordania. El fin de la recesión todavía no es un hecho, y tampoco hay que olvidar el impacto de la divisa del país, que en los últimos 12 meses acumula una caída del 29 por ciento frente al dólar y del 24 frente al euro, mientras el país lidiaba con problemas políticos y con la aparente falta de confianza de los mercados en su banco central, una institución que está bajo el control del yerno de Recep Tayyip Erdogan, presidente de la República de Turquía. La crisis de confianza en el país ha generado varios desplomes de la lira, que cae un 75 por ciento frente al dólar desde su redenominación en 2005.

Sin embargo, hay quien cree que el dólar no va a ser un escollo para Turquía y otros emergentes en los próximos meses. Desde Fidelity consideran que "el dólar ha dejado atrás sus máximos", y explican cómo "a medida que se vaya depreciando el dólar, países como Turquía, México, Indonesia y Sudáfrica podrían tratar de dar marcha atrás a las subidas de tipos de interés del año pasado, y flexibilizar las condiciones financieras", por lo que "si se lleva a cabo de forma responsable, no debería darse una debilidad general de las monedas emergentes", explica la gestora estadounidense.

Fondos para invertir en la recuperación

El inversor interesado en la oportunidad que puede suponer Turquía y que esté dispuesto a asumir el alto riesgo de invertir en el país, tiene disponible a la venta en España varios productos con los que poner un pie en el país. Sin embargo, se deben tener en cuenta los pobres resultados que ha cosechado en los últimos años el partícipe en fondos que sólo comprasen bolsa turca. Según los datos que recoge Morningstar, entre los fondos disponibles en España, en euros y que inviertan exclusivamente en la bolsa turca, el líder de su cateogría a 3, 5 y 10 años, el HSBC GIF Turkey Equity logra rentabilidades anualizadas en estos periodos del -11,3 por ciento, -3,6 por ciento y 5,8 por ciento, respectivamente.

A su vez, los vehículos que diversifican su inversión en distintos países emergentes, pero que tienen una exposición significativa a Turquía, presentan rentabilidades mucho más atractivas en estos periodos. Dentro de los fondos de Europa emergente de Morningstar, con al menos un 10 por ciento de exposición a Turquía, que se compren en euros, con una inversión mínima de como mucho 5.000 euros y disponibles a la venta en España, aparecen 11 productos, con una subida media anualizada del 8,2 por ciento a 3 años, del 4,3 por ciento a 5 años, y del 6,4 por ciento a 10 años.

El Schroder ISF Emerging Europe C Acc EUR es el que mejor se comporta en la década, con una rentabilidad anualizada superior al 11 por ciento en este periodo. Actualmente tiene un peso en Turquía del 10,7 por ciento, cuenta con 5 estrellas Morningstar y más de 900 millones de euros bajo gestión. Tras él, en los últimos 10 años el que más se ha revalorizado es el Jupiter New Europe L EUR Acc, que actualmente cuenta con una exposición del 14,2 por ciento al país, y logra una rentabilidad anualizada de 7,7 por ciento en la década. El fondo Pictet - Emerging Europe P dy EUR y el Deka-ConvergenceAktien CF ocupan la tercera y la cuarta posición de esta selección por su comportamiento a 10 años, con rentabilidades del 6,5 y 6,2 por ciento respectivamente en este periodo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin