Bolsa, mercados y cotizaciones

Red Eléctrica, Enagás y Aena, las participadas por el Estado que menos gustan a los analistas

Las mayores participadas por el Estado se hunden en los últimos puestos

De las seis compañías del Ibex que cuenta con el Estado español como uno de sus principales accionistas, Red Eléctrica, Enagás y Aena tienen en común el poco apoyo con el que cuentan por parte de los analistas del consenso de mercado, que aconsejan deshacerse de sus títulos.

Una situación que no es nueva, las tres cargan con un cartel de venta que supera los cinco meses, pero que se ha deteriorado con la proximidad de las Elecciones Generales del próximo 28 de abril. Desde mediados de febrero, fecha en la que se convocaron los comicios, las dos firmas energéticas se intercambian el dudoso honor de ser las dos peores recomendaciones de la Liga Ibex de elEconomista, la combinada de FactSet y Bloomberg para detectar en qué posición se encuentra cada valor, y Aena cae tres puestos hasta la antepenúltima plaza.

Más allá del ruido político que generan algunos programas electorales como el de Vox, en el que la formación que dirige Santiago Abascal plantea la privatización total de estas tres compañías, lo cierto es que los expertos han dado la espalda a estas cotizadas como demuestran, además de un deterioro en su consejo y una rebaja de valoración, los recortes de previsiones que están aplicando sobre sus beneficios desde que arrancó el año.

Recorte de las ganancias

En el caso de Red Eléctrica y Enagás, que actualizaron recientemente sus planes estratégicos para los próximos dos años, la lupa del mercado está puesta sobre el fin de sus periodos regulatorios -el de la primera acaba en 2019 y el de la segunda en 2020-. Los analistas no son nada positivos con ellas después de las fuertes subidas que han registrado en los últimos años, y prueba de ello es que ambas tengan las peores perspectivas de crecimiento entre sus comparables europeas, además de la peor recomendación.

En el periodo 2019-2021 los analistas esperan que el beneficio neto de Red Eléctrica (con una participación estatal del 20%) retroceda casi un 7% y que el de Enagás (con un 5% en manos de la SEPI) se mantenga prácticamente plano. Ampliando el rango hasta el año 2022, la caída de la primera se mitigaría ligeramente hasta el 6% y las ganancias de la segunda retrocederían en torno a un 3%.

La situación bursátil de Aena (con más de la mitad de sus acciones en manos de Enaire, dependiente del Ministerio de Fomento) es bien distinta pese a ser el valor que más exposición tiene a posibles cambios en su presidencia después del 28A. El gestor aeroportuario español es el que más ganancias acumula en bolsa respecto a sus comparables europeos, con una subida en torno al 16%.  

No obstante, las dudas que provoca la desaceleración del turismo en España tras años récord y con otros destinos mediterráneos ganando atractivo, el temor a una inacción absoluta en el proceso de privatización, como sucede en Bankia, y la caída de sus márgenes brutos de cara a 2021 por debajo del 60% continúan lastrando la recomendación sobre el valor.

Las mayores participadas por el Estado se hunden en los últimos puestos
WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0