Bolsa, mercados y cotizaciones

Los pocos reclamos para el inversor americano en España

  • VI Jornada elEconomista 'Empresas que crean valor para el accionista'

La fotografía que arroja el mercado a cierre del primer trimestre es muy diferente a lo que cabía esperar al terminar 2018. Superada la primera ola y a la espera de cómo viene la siguiente caída, los inversores reconocen que existe una enorme dificultad para encontrar valor en bolsa, donde las ideas son limitadas. En las VI edición del ciclo de "Empresas que aportan valor al accionista" se ha tratado de dar respuesta a esta búsqueda a partir de las cotizadas que forman parte de las estrategias de elEconomista: el índice Eco10, que ha batido sistemáticamente al Ibex 35; el Top10 por fundamentales de Ecotrader, que en 2017 se revalorizó un 30%, superando incluso al fondo Santander small cap de Lola Solana, el más rentable del mercado español ese ejercicio, y el fondo Tressis Cartera Eco30, que sube un 12,6% en el año.

Es el caso de Ferrovial, Cellnex, Prosegur y Unicredit, que forman parte o han pertenecido recientemente a estas herramientas, y que, pese al contexto de desaceleración económica son capaces de generar valor. "Estamos en un momento de incertidumbre política y económica que condiciona a las empresas y en el que hay que intentar aislarse de ese entorno en un año de elecciones. Lo importante es tener una hoja clara y un proyecto rentable", señala Cristina Mateo, de Ibercaja. Para llevar a cabo ese plan, la labor de los directores financieros resulta imprescindible y desde hace más de una década Deloitte trabaja en este sentido a través de iniciativas como el CFO Program y los laboratorios que consisten en "sesiones de trabajo enfocadas a ayudar a los directivos financieros y a sus equipos a alcanzar una visión conjunta para alcanzar los objetivos estratégicos de la compañía", explica Pilar Cerezo, de Deloitte España.

Atractivas para el inversor americano

Las compañías participantes en la jornada cuentan, además, con un porcentaje importante de inversores americanos en su base accionarial, precisamente en un momento en el que EEUU está dando su espalda a Europa al considerar que en muchos casos la bolsa del Viejo Continente no está suficientemente barata para los riesgos que asume.

¿Qué busca el inversor norteamericano en estas compañías? "Predictibilidad, diferenciación y estrategia", señala Pedro Losada, director financiero de Ferrovial. "Somos una compañía de M&A que necesita apalancarse para seguir creciendo y en nuestro caso el inversor americano está más cómodo con niveles de deuda que el inversor europeo. También tiene liquidez para invertir, pero pocas ideas de inversión", señala Juan José Gaitán, director de relación con inversores de Cellnex. Respecto a Unicredit, Antonio Carmona director de España y Portugal, "somos un banco líder en tres países importantes de la zona euro, y eso al inversor americano le gusta porque comprando un único valor está accediendo a otros mercados por la exposición que tiene a Europa del Este, con tasas de crecimiento alto".

Y para Prosegur, "si se cumplen las expectativas, EEUU debería ser nuestro segundo mercado en seguridad, lo que compensa un poco el peso que tenemos en mercados emergentes".

Losada (Ferrovial): "Un 20% de los inversores son estadounidenses"

Ferrovial tiene la recomendación de compra más fuerte de toda la tabla del Ibex 35, y prueba de ello es que ocupa la primera posición de La Liga Ibex de elEconomista desde mediados del mes de febrero, coincidiendo con el momento en el que la acción superó los 20 euros y que le ha llevado hoy a situarse en zona de máximos de 2015. "La compañía se ha desbloqueado en bolsa en los últimos dos meses frente a lo que venía haciendo los últimos tres años. El mercado está reconociendo nuestro desarrollo de infraestructuras de transporte, aeropuertos y autopistas y nuestra capacidad de generar caja a través del dividendo", afirma el director financiero de Ferrovial, Pedro Losada, quien reconoce que hay "una liquidez apabullante en el mercado" de la que se están beneficiando.

Precisamente, este perfil de generador de flujos de caja crecientes ha llevado a Ferrovial a convertirse en una de las firmas elegidas con mucha frecuencia por los gestores value. "Tenemos muchos inversores de este tipo, y entre un 15 y un 20% es puramente norteamericano y seguirá creciendo".

En lo que va de 2019, la firma se anota una revalorización superior al 17%, como la séptima compañía más alcista del Ibex, después de haberse sacudido las dudas sobre su negocio, sobre todo, en lo que respecta a su filial de servicios en Reino Unido que hoy está puesta en venta. La compañía se vio obligada a provisionar 774 millones de euros durante 2018 ante los problemas derivados del Brexit, lo que le llevó a pérdidas en el año de 448 millones -ajeno a provisiones, el beneficio neto fue de 460 millones de euros-.

"Al inversor lo que probablemente más le puede asustar es la incertidumbre. En febrero de 2018 pusimos una provisión creyendo que era suficiente, pero a lo largo del año vimos que no y que no era el final de nuestros problemas. En cambio ahora ya hemos eliminado esa incertidumbre", afirma Losada. La compañía está claramente centrada en EEUU. En el estado de Texas tiene las dos joyas de la corona, las autopistas North Tarrant Express y la LBJ Express, que se sumaron a la 407 ETR en Toronto (Canadá). EEUU ya aporta más del 50% del ebitda -frente al 40 de 2017-. Además de las autopistas, Ferrovial cuenta con aeropuertos -como Heathrow- o la parte de construcción.

"Nuestro crecimiento está muy centrado en EEUU. En los últimos diez años, empezamos a invertir en las autopistas de Dallas, implantando una tarifa dinámica y un concepto nuevo de autopista. Es cierto que el primer día allí entierras muchos millones de dólares, estás construyendo luego otros cinco años y, como nos está pasando ahora en las dos autopsitas texanas, el décimo año empiezas a recuperar por la vía del dividendo el capital invertido". En 2018, estos pagos percibidos por sus autopistas ascendieron a 623 millones de euros, un 12,6% por encima de 2017 y representa un 4% de su valor en bolsa -en los 15.350 millones de euros-.

En el momento actual en el que el mercado descuenta una ralentización económica que podría empezar en EEUU, Losada defiende que no afectará a esta región, "ya que el país es algo distinto a ciudades como Dallas o Toronto, que crecen por encima de la media estadounidense".

Gaitán (Cellnex): "El crecimiento seguirá siendo la prioridad"

La historia bursátil ha demostrado que cuando una compañía decide llevar a cabo una ampliación de capital, el precio de la acción tiende a converger con el precio de la ampliación. Pero en toda regla hay excepciones, y Cellnex Telecom es un ejemplo de ello. Tras cerrar la operación por valor de 1.200 millones de euros con una sobredemanda de 16 veces, tal y como comunicó la firma a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la ampliación también ha dado sus frutos en el parqué, donde sus títulos han rebotado un 22%, hasta la zona de máximos históricos en los 26,16 euros, y ha incrementado su valor en bolsa en más de 2.200 millones de euros en este periodo.

Juan José Gaitán, director de relación con inversores de la firma, señala que la fórmula de su éxito no es otra que la credibilidad, ya que en los menos de cuatro años que lleva Cellnex como cotizada, las cifras acompañan. "Hemos hecho algo que seguramente no es muy académico que es pedir el dinero antes de encontrar la oportunidad. Y el mercado nos ha dado una sorpresa al demostrar una alta confianza en el proyecto", asegura.

La pregunta que se hacen ahora los inversores es en qué tipo de operaciones está pensando la compañía tras la ampliación de capital. El director de IR de Cellnex sí reconoce tener "el foco puesto en oportunidades de tamaño medio y en países donde ya estamos y con clientes existentes. Estamos desarrollando una relación de largo plazo con operadores europeos, que optan cada vez más por la externalización", concluye.

Gaitán explica que, por el momento, la firma de torres de telecomunicaciones se guía menos por las ganancias que arroja el beneficio por acción y lo hace más en métricas de generación de caja, donde considera que Cellnex es un valor más atractivo. "Estamos en una fase de crecimiento, de asignar recursos para ejecutar una estrategia de crecimiento inorgánico. Superada esta fase habrá otra más enfocada a la generación de beneficio", señala.

Dividendo creciente, pero modesto

La compañía debatió en el momento de su debut bursátil cómo debía ser la política de retribución al accionista. "Queríamos salir con una estructura de capital sólida, tener una historia de crecimiento inorgánico y si quieres repartir dividendo, alguien tiene que ceder y primamos el crecimiento inorgánico. Nuestro dividendo, que existe, es creciente y sostenible. Cuando alcancemos una época más de madurez habrá que repensar el modelo de retribución al accionista", argumenta Gaitán. Asimismo, la revalorización de la acción desde el salto al parqué ha sido de un 80%. "Estamos remunerando de una forma atractiva", añade.

El directivo asegura que en el medio plazo el crecimiento seguirá siendo la prioridad con una política de dividendos creciente, pero modesta. "Nos encontramos en algún momento con un gestor de fondos que pide un dividendo, pero la mayor parte de nuestra base accionarial nos pide que no paguemos. ¿Qué hago? Mantener la disciplina financiera. No vemos coherente prometer una política de crecimiento y ser generoso con el dividendo".

Schoofs (Prosegur): "En el negocio de alarmas está todo por hacer"

Prosegur se ha consolidado como una de las principales compañías en las carteras de los gestores value. "Mientras que los inversores de la Quinta Avenida, Madrid y Londres tienden a pensar que el dinero en metálico está desapareciendo, la cantidad de efectivo que se mueve en el mundo sigue aumentando, y en este sentido, no vemos fin al sector", asegura Christoph Schoofs, director de mercado de capitales de la compañía. El 85% del dinero que se mueve en el mundo se gestiona en metálico y todavía hay potencial de crecimiento, especialmente para una firma como Prosegur, con un cuota del 12%. El directivo de la firma reconoce que Prosegur está actualmente muy centrada en la recuperación de los márgenes y está obsesionado con las eficiencias. "Mientras otros competidores están en cuotas de mercado más bajos, preferimos estar en menos mercados, pero con una posición de liderazgo, con capacidad para llevar a cabo adquisiciones, generar sinergias y crear valor". Schoofs reconoce que los inversores preguntan por futuras operaciones en el sector y posibles transacciones con competidores como Brinks y Loomis, pero descarta que se produzcan de manera inminente. "Creemos que podemos crear más valor haciendo transacciones más pequeñas o abriendo nuevos mercados donde todos los drivers para el crecimiento futuro son positivos, como la entrada en Filipinas el año pasado, donde vemos mucho potencial. Esas operaciones tienen menos riesgos, son menos complejas y crean más valor en el corto plazo".

Pero no todo es Cash, y por ello, la compañía que preside Helena Revoredo decidió hace justo dos años realizar un spin-off de su filial de efectivo, el área de negocio que aporta 9 de cada 10 euros de ingresos de la matriz, y sacarla a bolsa. "Antes de la OPV estaba todo en el mismo paraguas y los analistas se centraban más en Cash, pero queríamos que los analistas pusieran en valor los otros dos negocios que tenemos: seguridad y alarmas, el área que más crece -un 6%-, e hicieran una suma de partes. Creo que poco a poco el mercado lo está reconociendo", asegura Schoofs.

Precisamente, la apuesta de la compañía está en el negocio de las alarmas, donde los datos hablan por sí solos. "En España la penetración está en el 8-9%, mientras que en Latinoamérica es de solo el 1-2%. EEUU es el país con más porcentaje de alarmas sobre el total de la población, un 23%. Esto implica que está todo el mercado por hacer", explica.

La tecnología está siendo un aliado en este sentido, ya que todo es inalámbrico, se puede monitorizar con un móvil y la instalación es más sencilla, lo que abre el mercado. "Un milenial que vive en un estudio en Manhattan se puede plantear poner una alarma para proteger su mac o su bicicleta", argumenta.

Prosegur quiere potenciar la presencia que tiene en Latinoamérica a través de Cash para desarrollar la rama de alarmas, una región que penalizó sus cuentas de 2018 por la depreciación de las divisas locales. El castigo también pasó factura en bolsa: en los últimos 12 meses los títulos de Prosegur y Cash se dejan en torno a un 25%. No obstante, la pérdida ha aflorado un potencial para el consenso de mercado del 27%.

Carmona (Unicredit): "EEUU bajará tipos tres veces el próximo año"

Unicredit es el segundo mayor banco de Italia por capitalización y el consenso espera que se convierta en el líder del sector por beneficios cuando finalice el año. Para 2019, los analistas prevén que la firma transalpina gane cerca de 4.300 millones de euros -un 10,6% superior a 2018-. De lograrlo, adelantará a Intesa San Paolo para quien se espera que su beneficio caiga otro 8% respecto al año pasado. Y todo lo logrará con el viento en contra que viene desde Fráncfort.

El nuevo retraso en la subida de tipos en la zona euro anunciado por el Banco Central Europeo (BCE) -no se espera ya hasta el verano de 2020- ha sido un nuevo varapalo para las entidades financieras. Aun así, el sectorial europeo aguanta con ganancias superiores al 4% en el año, y Unicredit es el octavo banco más alcista, con un avance del 15,50%. La entidad italiana forma parte de dos estrategias de inversión de elEconomista, el índice Eco30 y elMonitor, gracias a su recomendación. Unicredit ostenta el mejor consejo de los treinta grandes bancos europeos siendo una compra, que mantiene ya desde 2017.

Cambio de ciclo

"La semana pasada, por primera en más de 10 años, la curva de interés de EEUU se invirtió. Y esto es una anomalía que, en el pasado, ha sido un buen detector de recesiones en la economía americana con un adelanto de unos tres o cuatro trimestres; pero no creo que lo que esté por venir tenga nada que ver con la crisis financiera de 2009", afirma Francisco Carmona, director para España y Portugal de Unicredit. Y la banca vuelve a estar en el ojo del huracán, ya que no solo no suben los tipos de interés, sino que, además, el crecimiento de la economía está en entredicho. Carmona prevé tres bajadas de tipos en EEUU en 2020 y reconoce que "en Europa la situación no es mucho más halagüeña. "La política va a seguir siendo acomodaticia y estimamos una primera subida de tipos en diciembre de 2020".

Todo esto no es óbice para que quien esté dispuesto a asumir la volatilidad propia de un banco, y más aún italiano, pueda hacerse con una entidad que cotiza un 17% más barata que sus comparables transalpinos, con un multiplicador de beneficios de 6,2 veces, frente a las 7,5 veces a las que cotizan, de media, los bancos en Italia, o las 8,1 veces de los españoles.

Una de las consecuencias de que el mercado siga sin reconocer el valor en libros de la banca europea -que cotiza cerca de un 60% por debajo de su valor contable- es que es mucho más atractivo pensar en operaciones corporativas que se harían a precio de derribo. El BCE es el primero que lleva años impulsando esa consolidación en el sector, aunque Carmona asegura que es "muy complicado" llevar a cabo "fusiones transfronterizas". "Nosotros somos el único banco de la zona euro con presencia relevante en tres países. El primero en Italia, segundo banco de Alemania y primero de Austria, y somos la excepción. No hay otro banco europeo en tres mercados tan fuertes y esto demuestra lo complicado que son las operaciones transfronterizas", apunta Carmona.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0