Bolsa, mercados y cotizaciones

Las órdenes automatizadas de ETFs se humanizarán en la bolsa de Nueva York

  • Los productos de bonos, 'commodities' y divisas ya no estarán en una plataforma alternativa
  • Los fondos cotizados de acciones seguirán en el parqué electrónico actual
Imagen recurso. Autor: PhonlamaiPhoto.
Nueva York (EEUU)

En un momento en que las operaciones de alta frecuencia y los algoritmos dirigen buena parte de las operaciones bursátiles estadounidenses, la New York Stock Exchange (NYSE) se distancia de otras plazas similares y dejará que la mano humana de sus especialistas asuma también un papel protagonista dentro de su negocio de fondos cotizados en bolsa (ETFs, por sus siglas en inglés).

Tras contar con el visto bueno de los reguladores, la compañía se prepara para dejar que todos los fondos cotizados basados en bonos, commodities y divisas abandonen su plaza actual, el NYSE Arca Exchange, una plataforma completamente electrónica impulsada por algoritmos, para poder desembarcar en el parqué del NYSE tan pronto como el próximo agosto.

Este cambio es importante y significativo ya que permitirá que operadores humanos, conocidos como creadores designados de mercado (DMM, por sus siglas en inglés) puedan supervisar las operaciones relacionadas con estos fondos. Además se dará acceso a una mayor liquidez, eficiencia y transparencia para los inversores.

Hasta ahora, en el Arca, son algoritmos automatizados los que dictan los mejores precios a lo largo del día. Sin embargo, algunos de estos productos pueden experimentar vaivenes significativos en el caso de una orden más grande de lo normal o la falta de proveedores de liquidez.

Es por ello que la oportunidad de contar con un especialista humano supone una ventaja significativa. Estos creadores designados de mercado, guardianes que militan el parqué de la bolsa neoyorquina, cuentan con la responsabilidad de permanecer activos y asegurarse que la cantidad de capital coincide con las órdenes entrantes. Uno de los múltiples provechos que puede resultar atractivo para fondos noveles o aquellos con menor liquidez.

Escollos regulatorios

No todos los fondos cotizados podrán orquestar el traslado, ya que por cuestiones regulatorias los fondos cotizados de acciones, que suponen el 79% de los ETF activos, no podrán dar el salto dado que existe una línea roja que prohíbe el comercio de productos derivados en vista de sus componentes subyacentes. En el parqué del NYSE cotizan valores de renta variable de más de 2.300 compañías de todo el mundo.

"Actualmente existen escollos regulatorios que nos impiden listar fondos cotizados de acciones en el parqué, sin embargo, esto es algo que monitoreamos de cerca en busca de futuras oportunidades", explica a elEconomista Douglas Yones, el director de ETFs en el NYSE.

Dicho esto, según datos consultados por Bloomberg, fondos cotizados con alrededor de 430.000 millones de dólares en cartera tendrán la oportunidad de abandonar el Arca y trasladarse al parqué del NYSE.

Además otros 300.000 millones de dólares de fondos que actualmente se transan en la Cboe Global Markets o el Nasdaq pueden cambiar de hogar mientras que a partir del próximo verano, los nuevos ETFs podrán listarse directamente en el NYSE y no en el Arca. "No hacemos predicciones sobre cuántos ETFs podrían dejar otras plataformas para cotizar en el NYSE", señala Yones al ser preguntado sobre si existen proyecciones sobre el número de fondos que podrían trasladarse desde la Cboe o el Nasdaq.

No obstante, el año pasado NYSE Arca cobijó 178 nuevos fondos cotizados, un 27% más que en el año 2017 y muy por encima de los 60 registrados en la Cboe o los 27 del Nasdaq.

Los activos totales de los fondos cotizados estadounidenses alcanzan los 3,39 billones de dólares y cuentan con un volumen diario de negociación medio de 99.530 millones de dólares, según datos de XTF.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0