Bolsa, mercados y cotizaciones

Bankinter entra en la competencia por el asesoramiento independiente

Pedro Guerrero, presidente de Bankinter, y Concepción Dancausa, consejera delegada (Foto: Máximo García de la Paz)

La entidad pone en marcha el servicio de Asesoramiento Independiente para clientes con un mínimo de 10 millones de euros de patrimonio y con comisiones a medida.

El próximo 3 de enero se cumple un año desde que la Directiva Mifid II entró en vigor y aunque no esté aún traspuesta en su totalidad en España (se espera que lo esté antes de que acabe el año) las entidades financieras ya han dado grandes pasos en la adaptación a su negocio a los nuevos modelos que implementa Mifid II y que se reducen a cuatro: comercialización, asesoramiento no independiente, gestión de carteras y asesoramiento no independiente.

De estos cuatro, el de ofrecer asesoramiento independiente es el que ha tenido menos acogida por parte de las grandes entidades ya que hasta ahora solo CaixaBank lo había ofrecido para sus clientes de banca privada con patrimonios mínimos de 15 millones de euros. Pero eso era hasta ahora, ya que ayer Santander anunció la creación de Santander Private Wealth dirigido a particulares con un patrimonio superior a los 20 millones de euros y hoy Bankinter ha anunciado la puesta en marcha de su servicio de asesoramiento independiente para aquellos clientes de banca privada que cuenten con al menos 10 millones de euros de patrimonio, según explican desde la entidad. En cuanto a las comisiones del servicio "serán personalizadas para cada cliente", afirman.

Al igual que en el servicio de Caixabank o el de Santander, el de Bankinter también tendrá su propio equipo independiente "que estará compuesto por profesionales con años de experiencia en asesoramiento financiero y dilatada trayectoria, entre los que se incluye, asimismo, un experto en mercados financieros. La idea es ampliar dicho equipo según vaya creciendo el volumen de clientes del servicio dentro de Banca Privada", afirma el banco en una nota de prensa.

Queda por ver si en esta recta final del año son más los grandes bancos que optan por incluir el asesoramiento independiente en sus modelos de negocio ya que de momento los mayores esfuerzos del sector han ido encaminados a mejorar sus servicios de asesoramiento no independiente, que siguen permitiendo el cobro de retrocesiones a cambio de ofrecer valor añadido o de dar acceso a productos de terceros, y, sobre todo de sus servicios de gestión de carteras, cuyos ingresos por comisiones no han hecho más crecer en los últimos años . De momento, fuentes del sector apuntan a que BBVA podría estar ultimando un servicio de asesoramiento independiente similar al que ofrece ya su competencia, Bankia confirma que están trabajando en ello aunque no tienen aún aún una fecha prevista de lanzamiento, mientras que desde Sabadell apuntan a que no tienen pensado lanzar un servicio de este tipo a corto plazo aunque desde el banco recuerdan que ya han creado un "asesoramiento plus", en el que el cliente realiza un pago explícito por el servicio y tiene acceso a las clases limpias y, dicen que "en definitiva, viene a ser prácticamente un modelo independiente".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.