Bolsa, mercados y cotizaciones

Los mordiscos de Amazon a la distribución física y 'online'

  • El futuro pasa por tejer alianzas, como está explorando Ocado
  • Carrefour y Tesco han firmado un acuerdo clave este año

En los últimos cuatro años una veintena de rebajas de estimaciones se han llevado por delante los márgenes del sector 'retail' en Europa como consecuencia de la irrupción de Amazon. Esa presión en precios ha llegado ya a las firmas de venta por Internet y la primera en 'caer' ha sido Zalando.

El año 2014 fue rebautizado por las compañías de distribución británicas, como Tesco, Sainsbury o WM Morrison, como un año negro para sus resultados y también para sus acciones en bolsa. Sólo Tesco presentó cuatro profits warning seguidos de julio a diciembre de ese ejercicio. La crisis se extendió a Bélgica donde Colruyt y Delhaize -fusionada con Ahold desde 2016 y primera compañía hoy del sector en Europa- también se vieron abocadas a presentar sendas rebajas de estimaciones.

El origen de los problemas fue, entonces, la caída de ventas que desató una competencia intensa en Gran Bretaña y esto en distribución se traduce en invertir en rebajas de precios, lo que perjudica directamente sus márgenes. En el horizonte, aunque por entonces no era tan evidente, estaba el efecto disruptivo de Amazon.

Dos años más tarde, la misma crisis cruzó el Canal de la Mancha y se extendió por Centroeuropa, cebándose particularmente con compañías como Carrefour. La firma francesa relevó a Tesco en su papel de ser la nueva víctima del sector: siguió sus pasos cambiando al consejero delegado para impulsar un nuevo plan estratégico que todavía hoy está a prueba. Dia, en su mes horribilis particular, va camino de ser la sucesora en España. Tras varios trimestres dando síntomas, en agosto de 2017 presentó oficialmente su primer profit warning, al que luego seguirían otros dos en enero y marzo de este año. Lo mismo se produjo en Alemania, con Metro y Ceconomy -hoy dos compañías separadas-, pero lo más llamativo de todo es que la rebaja de estimaciones llegó, incluso, al mundo online en Francia a través del profit que presentó Ocado en febrero de este año.

Ese mismo mes, H&M e Inditex trataron, implícitamente en el caso de Zara, de contener las expectativas del mercado, ante un previsible recorte de los márgenes, bien por la caída de las ventas en el caso de la sueca (aunque la situación no era nueva ni mucho menos), o bien por el impacto en el cambio de divisas, si miramos a la firma de Arteixo.

Y así el ciclo de crisis que parece no tener fin en el sector de la distribución en Europa ha llegado al mundo online. La firma de moda Zalando anunció esta semana su primer beneficio operativo (ebitda) en negativo en los últimos tres años al tiempo que reconoció que 2018 será peor de lo esperado. Presentará sus menores ganancias desde 2014, algo que también sucederá con ICA, Morrison, WH Smith o Colruyt; mientras que las de H&M serán, según estimaciones, las más bajas desde antes de la crisis financiera.

Y las previsiones del mercado para el resto del sector no son mucho más halagüeñas. En lo que va de ejercicio, el mayor recorte en las estimaciones de beneficio va a parar a tres compañías cien por cien online que cotizan en el Stoxx 600 Retail. El mercado espera pérdidas para Delivery Hero los próximos tres años, propietaria de varias decenas de app de comida a domicilio, frente a las ganancias que se estimaban de cara a 2019, lo mismo que sucede con Ocado, mientras que Zalando sufre en bolsa el recorte de más del 50 por ciento de las previsiones para el periodo 2018-2020. En el caso de Just Eat, la caída supera el 30 por ciento tras las dos advertencias que ha dado la firma este ejercicio; mientras que en H&M, Metro y Carrefour está por encima del 20 por ciento.

El futuro pasa por las alianzas

Ocado, que ha doblado su precio en bolsa en el año, es el mejor ejemplo de por dónde pasa el futuro más inmediato de la distribución. Su acción se ha disparado a golpe de fusión, ya que tras la alianza con Casino (Monoprix) en noviembre de 2017, llegaron otras con Canada´s Sobeys, el sueco ICA y, la más grande de todas, con el estadounidense Kroger.

Carrefour y Tesco firmaron un acuerdo clave en julio de este año. Asda, propiedad de Wal-Mart, y Sainsbury se fusionaron en abril. Y eso que la 'amazonización' en la distribución todavía es baja. En España las ventas online en alimentación representan el 1 por ciento, frente al 10 por ciento del textil, como en el caso de Inditex. Y la importancia de este dato lo demostró ya Amazon cuando compró Whole Foods en EEUU para tener tiendas físicas. El tema es cuántas se necesitan.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

El real
A Favor
En Contra

El consumidor no es tonto, cuida su dinero. Y comprará donde mejores precios, servicios y calidad le ofrezcan.

Puntuación 0
#1
AMAZON TODOS LOS DÍAS ANUNCIOS ENCUBIERTOS
A Favor
En Contra

Todos los días un publirreportaje de Amazon, no sé como no os cae la cara de verguenza siendo tan descarados.

Puntuación 3
#2
El futuro es Japón
A Favor
En Contra

Pues yo compro en Amazon lo mismo que en otros.

Lo cierto es que pasada la moda, en Amazon tienes lo mismo que en los demás, de hecho, no aprecio diferencia con otros como Ebay.

Supongo que para mucha gente es mas "guay", como Apple.

Pero para el consumidor estandar, creo que en la relación calidad-precio, no entra el elitismo.

El Big Data es una herramienta que ya está en manos de todos, con lo que ya no sirve para sacar ventaja, sino para sobrevir.

Si a Amazon le empiezan a freir a impuestos en Europa, o cierra el chiringuito, al estilo Google con su agregador de noticias en España, o pone tiendas físicas y empieza a operar por medio de una filial, como todas.

Si le sumas el hecho de que a la gente le gusta salir de casa, e ir de compras es una buena escusa.

El ejemplo es Primark, un parque temático, donde por la entrada de Portaventura, se van las adolescentes a pasar la tarde "de compras".

No digo nada de la alimentación, donde la gente prefiere ir al super, por lo de hacer algo en pareja, y ver lo que compras en directo.

Los "hikikomori" españoles, es un mercado que por pirámide de población, no va a crecer mucho mas. Amazón surgió por ellos, pero el fenómeno no da para mas. En Japón sigue habiendo comercio "convencional", y nos llevan decenios de ventaja.

Puntuación 0
#3