Bolsa, mercados y cotizaciones

Wells Fargo gana un 32% menos en el tercer trimestre, hasta 4.700 millones

El banco estadounidense Wells Fargo contabilizó un beneficio neto atribuible de 5.453 millones de dólares (4.712 millones de euros) en el tercer trimestre de 2018, lo que supone un incremento del 32% con respecto al mismo periodo del año anterior, según los resultados publicados este viernes por la entidad.

La facturación total de Wells Fargo entre julio y septiembre alcanzó un total de 21.941 millones de dólares (18.984 millones de euros), cifra que se mantuvo estable con respecto a hace un año, ya que se incrementó en un 0,4%.

En concreto, los ingresos trimestrales de la entidad se corresponden a un aumento del 1% de los ingresos netos por intereses, hasta 12.572 millones de dólares (10.878 millones de euros) impulsados por el alza de los tipos de interés y un repunte del 11% en los ingresos de renta fija, hasta un total de 3.595 millones de dólares (3.110 millones de euros). De su lado, los ingresos por comisiones e intermediación se han mantenido estables, al totalizar 9.369 millones de dólares (8.106 millones de euros).

De este modo, en los nueve primeros meses del ejercicio, Wells Fargo obtuvo un beneficio neto atribuido de 14.978 millones de dólares (12.959 millones de euros), lo que implica un aumento del 1% respecto a los 14.814 millones de dólares (12.818 millones de euros) que registró un año antes.

Entre enero y septiembre, los ingresos de la entidad por intereses se mantuvieron estables, hasta totalizar 37.351 millones de dólares (32.319 millones de euros). Por el contrario, los ingresos al margen de intereses de Wells Fargo cayeron un 3%, hasta 28.077 millones de dólares (24.290 millones de euros).

El consejero delegado de la entidad, Tim Sloan, ha subrayado que, durante el periodo que fue de julio a septiembre, el banco estadounidense siguió "haciendo progresos" en gestión de riesgo, atención al cliente, compromiso de los empleados, innovación y proposición de valor a los accionistas.

"Hemos observado tendencias positivas en el tercer trimestre, incluyendo un aumento en los consumidores primarios, en el uso de tarjetas de crédito y débito y en la concesión de préstamos automovilísticos y a pequeñas empresas", ha añadido el director financiero de la entidad, John Shrewsberry.

Los activos bajo gestión de la firma descendieron en el tercer trimestre un 3%, hasta los 483.000 millones de dólares (417.869 millones de euros) debido a la venta de la participación de Wells Fargo en RockCreek, así como a una mayor salida de capitales por la buena marcha de los mercados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado