Bolsa, mercados y cotizaciones

Luces y sombras en el primer año de los planes de robots

Los planes de pensiones de los 'robo advisor' de Finizens e Indexa Capital cumplen su primer año de vida generando rentabilidades positivas en todos los casos, aunque muchos no consiguen que estas ganancias superen a la media de los productos de su misma categoría

Hace apenas unos años, los planes de pensiones estaban concentrados en las manos de bancos y aseguradoras. Sin embargo, la expansión tecnológica que tanto ha cambiado nuestro estilo de vida ha desembarcado también en la gestión de activos en forma de robo advisor. EEUU fue el mercado pionero y a día de hoy se calcula que esos asesores automatizados gestionan un total de 500.000 millones de euros, según los datos de Statista. Luego llegaron a Europa y hace justo tres años desembarcaron en España de la mano de Feelcapital.

Aunque en un primer momento los robo advisor españoles se centraron en la gestión de carteras a través de la inversión en fondos, en el último año han sido varios los que han optado por ampliar su gama introduciendo planes de ahorro, que en muchas ocasiones han derivado en planes de pensiones con una característica común: su bajo coste en comparación con el que soportan los planes de pensiones tradicionales. Así, los productos de Indexa y Finizens, las dos empresas con los planes automatizados más antiguos, cobran comisiones del 0,5 por ciento en el caso de los planes de Indexa y del 0,85 por ciento en el plan de pensiones con el que cuenta Finizens. Comisiones que se alejan mucho del 1,5 por ciento que como máximo pueden soportar (al menos hasta que entre en vigor la rebaja acordada por el Ministerio de Economía para estos productos) y que, según un estudio de Finizens, afectan al 60 por ciento de los planes españoles.

Sin embargo, el hecho de que algo sea barato no siempre implica que sea mejor y es por ello que no está de más analizar qué han hecho estos planes de pensiones low cost en su primer año de vida. La foto que se desprende de los datos que recoge Morningstar muestra que, también en la industria de los robo advisor, ha habido de todo, y no todo bueno. Por ejemplo, mientras que los planes de Indexa, Indexa Más Rentabilidad Acciones e Indexa Más rentabilidad Bonos, que invierten fundamentalmente su cartera en ETFs de renta variable y renta fija, sí han conseguido rentabilidades superiores a las de su categorías, de los cinco planes con los que cuenta Finizens (Conservador, Decidido, Atrevido, Equilibrado y Cauto) ninguno ha conseguido hacerlo mejor que sus comparables, aunque muchos se han quedado muy cerca de esa media. Martin Huete, socio fundador de Finizens, explica por qué los planes de este robo advisor no se han estrenado tan bien como debieran: "Tenemos una asignación de activos muy global con mucha inversión en oro y en Reits y parte de esa exposición está en dólares, una divisa que no ha evolucionado bien este año, pero estamos tranquilos, porque creemos que esta asignación de activos funcionará bien a largo plazo. Esto es una carrera de maratón", apunta este experto. Y a este respecto, conseguir hacerlo mejor que sus competidores en el largo plazo no debería ser tan complicado, teniendo en cuenta que, según un estudio que ellos mismos han publicado, la rentabilidad media anualizada de los planes de pensiones en España ha sido del 2,02 por ciento en los últimos 15 años, lo que implica que muchos no han conseguido su primer objetivo, el de batir a la inflación, que en este mismo periodo ha sido del 2,11 por ciento, según los datos del INE.

Conseguir una mejor rentabilidad que la competencia, gracias a una gestión indexada y bajas comisiones, es también el objetivo de Indexa. De momento, en su primer año de vida sus dos planes de pensiones han logrado al menos hacerlo mejor que la media de su categoría, al anotarse un 8 por ciento en el caso de Indexa Más Rentabilidad Acciones y de un 0,50 por ciento en lo que respecta a Indexa Más Rentabilidad Bonos, con los que gestionan ya 6 millones de los 64,5 millones que llevan. "Son los planes individuales más baratos del mercado, una comisión del 0,5 por ciento y la rentabilidad del perfil medio es el 3,4 por ciento", apunta Unai Asenjo, socio de Indexa que, entre otros objetivos, pretende tener el plan de pensiones más grande del mercado en 10 años.

Los nuevos en llegar

Aunque los de Indexa y Finizens son los únicos planes de pensiones automatizados, no son los únicos que se pueden incluir en el segmento de planes de pensiones low cost. De hecho, hace apenas unos meses CNP Partners se alió con la herramienta de análisis de fondos Morningstar para lanzar tres productos pensados en el ahorro a largo plazo. Se trata de CNP Partners Morningstar Dinámico, CNP Partners Morningstar Moderado y CNP Partners Morningstar Conservador. Todos invierten en una cesta de fondos indexados o ETFs, mucho más baratos que los fondos tradicionales cuya selección se hace desde Mornigstar, lo que les permite contar con comisiones del 0,65 por ciento, muy inferiores a la media. "La automatización de la gestión y el uso de fondos de gestión pasiva y ETFs permite reducir los costes de gestión sin renunciar a una metodología de distribución de activos activa. Se trata de una gestión activa low cost", señala Julio Martínez, director de Inversiones de CNP Partners.

También Feelcapital ha hecho coincidir su tercer aniversario con su debut en el negociado de los planes de pensiones. De hecho, ha anunciado el lanzamiento de Feelcapital 50, que encierra dos grandes novedades. La primera es que es un plan gestionado íntegramente por un robot y la segunda es que tiene un revolucionario sistema de costes, ya que soporta una comisión variable que se calcula a diario en función del patrimonio del producto y del numero de partícipes. "Es un sistema que se utiliza en EEUU y que busca que todos los partícipes paguen un mismo coste. Lo que se hace es calcular diariamente el patrimonio del fondo, coger el número de partícipes, multiplicarlo por 50 céntimos y dividirlo entre el patrimonio, consiguiendo una comisión más baja a medida que aumenta el patrimonio o el número de partícipes", explica Antonio Banda, consejero delegado de Feelcapital. Es por ello que anuncia que no cobrará comisiones durante los cuatro primeros meses, con el objetivo de que la primera comisión que se abone sea baja. Y avisa: este plan no será el único gestionado por robots íntegramente, ya que tienen previsto lanzar otros once que repliquen las estrategias que ya tienen en fondos de inversión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado