Bolsa, mercados y cotizaciones

El BCE 'tumba' a la prima de riesgo como medidor de peligro

  • "El mercado de bonos no hará nunca más de medidor de riesgos"

La gente cambia, los sentimientos cambian, la vida misma también cambia y los mercados, evidentemente, también lo hacen. Hace apenas un lustro, en 2012, la crisis de deuda soberana en Grecia dejaba delante de los principales focos informativos al país heleno y a su ministro de finanzas, Yanis Varoufakis, y ponía de moda un término financiero hasta entonces en desuso: la prima de riesgo.

Ahora, este concepto económico, no sólo ha perdido peso en los discursos de expertos y políticos, sino que además podría estar a punto de perder su función como medidor de riesgos. Así lo aseguran desde Groupama AM, desde donde vaticinan un cambio en la manera de medir la volatilidad. Al menos en términos de cómo clasificarla.

"Estamos ante un nuevo régimen de volatilidad", asegura Christophe Morel, Economista Jefe de Groupama AM. "Los bancos centrales están centrándose explicita e implicitamente en el mercado de bonos y a causa de ello se está dando una menor volatilidad", explica el experto, y esto es algo que deja adulterado el comportamiento de las primas de riesgo, que miden el diferencial entre el rendimiento de los diferentes bonos con vencimiento a 10 años frente al Bund (el bono a una década alemán).

"Obviamente si hay baja volatilidad en este mercado, esto implica que el mercado de bonos no esta haciendo, ni lo hará nunca más, su trabajo como medidor de riesgos soberanos y este papel lo jugará ahora otros mercados, como el de divisas", asegura Morel.

Este planteamiento es el que explicaría el aplanamiento en la curva de las primas de riesgo durante los últimos años. No en vano, en España el riesgo país ha caído de los más de 600 puntos a los que llegó a estar en 2012 a los 110 actuales.

"El principal riesgo de la economía mundial es la deflación, no la inflación"

En este sentido desde Groupama AM señalan que en el actual momento de mercado los principales riesgos para la economía a largo plazo vienen de la mano de "un elevado endeudamiento (casi exagerado) del bajo crecimiento global y del régimen de bajos tipos de interés durante un largo periodo de tiempo".

"El problema de esta política monetaria tan persistente en el tiempo y poco convencional es que se ha convertido en convencional", asegura Morel. "En este sentido, creemos que, dados los niveles de deuda existentes, el principal riesgo a largo plazo para la economía mundial está en la deflación y no en la inflación". Y es que, desde Groupama ven una amenaza en la deuda actual, que puede llevar a los consumidores a dejar de consumir e invertir y para combatirlo el sector publico debería incurrir en un elevado déficit.

Y las empresas tampoco se libran de esta lacra. Los niveles de endeudamiento en el ámbito corporativo también son elevados para el experto. 

Sin embargo, pese a que la imagen de largo plazo invite a ser algo más cautelosos, "en el lado opuesto de la balanza se encuentra el ciclo comercial histórico, que es muy positivo", asegura Morel.

De hecho, desde la gestora francesa ven un foco de optimismo en la menor acumulación relativa de capital productivo (hay un retraso en la reposición de los inventarios que invita a invertir), en las reformas estructurales que se están llevando a cabo, que progresan, y en la buena coordinación que se está dando entre las políticas fiscales y monetarias que se están tomando.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin