Bolsa, mercados y cotizaciones

Telefónica sacará Telxius a bolsa en octubre y a la británica O2 en diciembre

  • Pondrá en "valor un mínimo del 25% de su filial de infraestructuras", pero...
  • ... está abierta la posibilidad de elevar el porcentaje, hasta el 40%

Telefónica ha decidido acelerar la maquinaria de reducción de deuda de la compañía en el último trimestre del año. Por lo pronto, el grupo de telecomunicaciones prevé sacar su filial Telxius a bolsa a principios de octubre y, de forma paralela, trabaja a toda velocidad para hacer lo propio con su filial británica O2 antes de finales de año, posiblemente el próximo mes de diciembre.

En las dos operaciones en ciernes, la última palabra la tiene el mercado, cuyos caprichosos designios siempre son capaces de dar la vuelta cualquier plan previo. No obstante, el trabajo de base de Telefónica para sacar a bolsa sus dos filiales ya está encarrilado.

En concreto, y según ha confirmado la teleco a través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Telefónica anuncia la intención de sacar Telxius a bolsa de forma acelerada entre inversores cualificados, con la idea de poner en "valor un mínimo del 25% de su filial de infraestructuras de telecomunicaciones -mínimo legal exigido para la admisión a cotización-, lo que permitirá a Telefónica mantener una participación mayoritaria en Telxius inmediatamente después de la oferta".

Así, el grupo prevé solicitar la admisión de sus acciones en las bolsas de valores de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia, así como en el mercado continuo de dichas plazas.

En el mismo comunicado, el operador apunta que la operación está prevista que se produzca durante el segundo semestre de 2016, si bien fuentes conocedoras de la situación precisan que la colocación se producirá en el plazo de tres o cuatro semanas.

Según ha podido saber elEconomista.es, se mantiene abierta la posibilidad de elevar el porcentaje de venta en el mercado hasta el 40%. En ningún caso, la compañía que preside José María Álvarez-Pallete prevé perder el control de una sociedad que gestiona el principal activo de su negocio: las redes de telecomunicaciones.

Como ya adelantó elEconomista el pasado 27 julio, Telefónica meditaba entonces recuperar los planes de sacar a bolsa Telxius a principio de otoño, una vez digerido el impacto del Brexit y tras constatar que el panorama financiero y económico se mantiene dentro de la ortodoxia.

El excelente rendimiento de Cellnex en el parqué, cuyo repunte en la siete últimas sesiones rozan el 2,6%, también apremian a Telefónica a seguir idénticos pasos con Telxius. 

Salida de Reino Unido de la UE

El trabajo ya está encarrilado desde antes de que los británicos decidieran salir de la Unión Europea. Así, la pasada primavera ya se había contratado a CaixaBank y al BBVA para colocar alrededor del 40% de la filial responsable de gestionar las estaciones de telefonía móvil y los grandes cables submarinos de telecomunicaciones.

También participan en calidad de formas coordinadoras globales y aseguradoras de la oferta Goldman Sachs y JP Morgan. También se contrataron los servicios de otras entidades financieras como Citigroup, HSBC, Santander, UBS, Fiidentiis, Intesa Sanpaolo, Mizuho Bank, BNP Paribas, N+1, Royal Bank of Canada, Banco Sabadell y Société Générale entre otros bancos colaboradores.

Las valoraciones de Telxius rondaban los 5.000 millones de euros el pasado mayo, según estimaciones de Bloomberg. En el caso de que los cálculos de la agencia de noticias fueran acertados, Telefónica podría ingresar un mínimo de 1.250 millones de euros, con una colocación del 25%. 

En el supuesto de que dicha puesta en valor se extendiera al 40% de Telxius -decisión que se supedita a la reacción que pudiera protagonizar el mercado-, Telefónica podría ingresar en caja cerca de 2.000 millones de euros. En función del apetito inversor, Telefónica decidirá el porcentaje que colocará en bolsa, y después verá cómo evoluciona el mercado, pero inicialmente con la intención de mantener el control.

Telefónica tuvo que alterar su plan inicial de sacar a bolsa el pasado julio para observar las reacciones del mercado ante el periodo de incertidumbre derivado del rechazo del pueblo británico a permanecer en la Unión Europea. Según se detalla en la web de Telxius, la filial de telefónica cuenta con cerca de 16.000 torres de telefonía, la mayor parte de ellas en España -con 10.791 emplazamientos-, además de las situadas en Alemania, Brasil, Perú y Chile, así como lo más de 31.000 kilómetros de fibra óptica submarina.

Por otra parte, Telefónica también ha informado a la CNMV de que se encuentra analizando "distintas alternativas estratégicas respecto a O2 UK, entre las que se incluye una posible Oferta Pública de Venta de acciones, habiéndose iniciado los correspondientes trabajos preparatorios".

Mantener O2 en Reino Unido

Por otra parte, en un encuentro informal con la prensa en el marco del 30 Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital que hoy comienza en Santander, fuentes de la compañía también confirmaron la intención de mantener el control de O2 en el Reino Unido, al tiempo que abrirá un periodo de análisis sobre su futuro inmediato, ya sea sacar a bolsa en un porcentaje no alcance la mayoría o bien venderlo a un socio que esté dispuesto a invertir en el mejor activo de móvil del Reino Unido, al tratarse del operador con el mayor valor de marca y menor tasa de abandono (churn) de aquel mercado.

"En las próximas semanas decidiremos si es una salida a bolsa o una entrada de accionistas", indicaron las mismas. Sobre esta cuestión, elEconomista.es está en condiciones de apuntar que Telefónica buscará una salida a bolsa de O2 a finales de año o principios del próximo. En ese sentido, el operador considera la desinversión parcial en su filial británica una decisión estratégica en el empeño de reducir una deuda que a finales del pasado junio alcanzaba los 52.000 millones de euros.

El dividendo, a salvo

Respecto a la política de dividendo, el grupo de telecomunicaciones no prevé realizar cambios ya que considera que es sostenible sin necesidad de endeudarse gracias a la mejora en la favorable evolución de la generación de caja, además de por las referidas intenciones de sacar a bolsa las filiales Telxius y O2 Reino Unido.

El argumento que invita al optimismo en Telefónica gira en torno al incremento en más de mil millones de millones en el free cash flow logrado en el primer semestre del año respecto al anterior, que entre los pasados meses de junio a diciembre ascendió a 3.000 millones de euros.

El dato resulta especialmente relevante ya que durante la primera parte del año natural se consume más caja que en el segundo, y a lo que también se añade el pago del dividendo. Todo lo anterior lleva a Telefónica estimar que generará más de 0,75 euros por acción en efectivo, sin contar que parte del mismo se retribuye en la modalidad de scrip dividend.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4

horizontes
A Favor
En Contra

Bienvenidos los PARDILLOS, pasen y compren.

Puntuación -15
#1
Mobidea
A Favor
En Contra

Vamos a ver qué pasa al final. Seguro que será una buena opción para invertir

Puntuación 11
#2
T
A Favor
En Contra

Yo soy accionista de verdad de la compañía y prefiero que anules los dividendos a que tengan que vender activos para poder mantenerlos..

Puntuación 0
#3
A Favor
En Contra

Que se dejen de historias y que recorten el dividendo de una vez....... es preferible a vender activos valiosos

Puntuación 0
#4