Bolsa, mercados y cotizaciones

JPMorgan se consolida como el primer banco estadounidense por beneficios

  • La entidad releva a Wells Fargo del primer puesto en el que ha logrado mantenerse dos ejercicios

De los seis mayores bancos por capitalización de Estados Unidos, sólo uno, JPMorgan, logrará superar su beneficio histórico. Y es que la entidad contará con unas ganancias de 24.408 millones de dólares, lo que significa incrementarlas un 14 por ciento desde el ejercicio previo y vuelve a convertirse en el primer banco estadounidense por beneficios, puesto que no ocupaba desde 2013.

En este sentido, Miguel Casas, analista de Diverinvest, asegura que "están empezando a surtir efecto las mejoras tecnológicas y estructurales encaminadas a mejorar sus márgenes que estaban entre un 30-35 por ciento por debajo de sus competidores".

Felipe López-Gálvez, de Self Bank, asegura que la entidad ha salido beneficiada de la crisis ya que "durante esos años se reforzó con adquisiciones a precio de saldo, como las compra de Bear Stearns o de Washington Mutual en 2008", algo que le permitió ganar presencia en el área de la banca de inversión. Del mismo modo, el experto hace alusión a su "esfuerzo considerable en reducción de costes", entre los que señala los litigios y la reducción en 2015 de 142 sucursales y 10.000 empleados.

A favor de JPMorgan (JPM.NY), el que cede su puesto es Wells Fargo (WFC.NY) que logró alzarse con él en 2013. El consenso de mercado que recoge Fact-Set estima que contará con un beneficio un 6 por ciento inferior al máximo histórico que registró en 2014 en los 23.057 millones. U.S. Bancorp (USB.NY) es el banco estadounidense que más cerca se encuentra de su beneficio histórico, lo cual tampoco son buenas noticias para la entidad. Dicho nivel lo alcanzó el pasado ejercicio al cerrar con unas ganancias de 5.826 millones. Sin embargo, los expertos consideran que en 2015 reducirá en 200 millones dicha cifra. Ambas entidades se corresponden con la banca local estadounidense ya que, a cierre de 2014, la totalidad de sus ingresos provenía de Estados Unidos.

El que sí que está de enhorabuena es Bank of America (BAC.NY), ya que los expertos estiman que incrementará sus ganancias un 228 por ciento, hasta los 15.869 millones. Pese a ello, se aleja cerca de un 25 por ciento de los 21.133 millones obtenidos en 2006. Hasta 2006 habría que remontarse también para ver el beneficio histórico de Citi (C.NY), firma que forma parte de elMonitor. La entidad acabó ese año con unas ganancias de 21.249 millones, lo que estaría un 19,6 por ciento por encima de su beneficio estimado para 2015, 17.066 millones. Distancia similar separa a Morgan Stanley (MS.NY) del beneficio histórico que logró en 2006 en los 7.497 millones. Los expertos creen que cerrará 2015 con unas ganancias de 5.921 millones, un 26,6 por ciento por debajo.

Goldman Sachs (GS.NY) es la entidad que más se aleja de dicha marca. El consenso de mercado estima que el gigante estadounidense tendrá un beneficio de 7.230 millones, lo que significa estar a un 46 por ciento de los 13.385 millones que logró en 2009.

Caen las ganancias

La estimación de beneficios de estos grandes bancos ha caído en los que llevamos de año casi un 1,4 por ciento. Desde Citi achacan dicha reducción a "China, la volatilidad en los mercados y el retraso del alza de tasas en Estados Unidos". En este sentido, cabe destacar que cada vez es mayor la posibilidad de que la Reserva Federal proceda a la primera subida de tipos desde 2006 en la reunión de diciembre. Algo que para el banco alemán Deutsche Bank cuenta con unas posibilidades del 66 por ciento.

José Luis Herrera, de CMC Markets, señala que "la perspectiva de próxima subida de tipos en Estados Unidos puede empezar a animar las previsiones de beneficios y esto debería verse reflejado en las cotizaciones".

Pero no sólo China está viendo una ralentización en su crecimiento. Miguel Ángel Bernal, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles, indica que "el crecimiento en todas las partes del mundo, salvo casos aislados, se resiente y eso tiene que impactar a todos los sectores, incluido y especialmente al bancario".

Felipe López-Gálvez añade como causa al desplome experimentado en los recursos básicos. Cabe destacar que el Bloomberg Commodity Index, índice que pondera su cotización, está profundizando en sus mínimos de 1999. Así, López- Gálvez señala que "la caída de los precios de las materias primas no solo afecta a los productores, también a los bancos que les financian".

Pero no todo son malas noticias para los grandes bancos, Goldman Sachs estima que el sector financiero estadounidense liderará el crecimiento de los dividendos del S&P 500 en 2016. El banco de inversión espera que los dividendos del índice se incrementen el próximo ejercicio un 7 por ciento, hasta los 432.000 millones de dólares. Además, indica que será el sector financiero el que lidere las subidas con un incremento del 10 por ciento. Por el contrario, será la energía la peor parada al estimarse una reducción de su retribución al accionista.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado