Bolsa, mercados y cotizaciones

Economía/Vivienda.- Expertos inmobiliarios descartan la crisis del sector y hablan de "ajuste" y "normalización"

Auguran concentraciones de medianas empresas, la internacionalización de promotores y nuevas fuentes de financiación


MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Expertos del sector inmobiliario descartaron hoy que éste vaya a sufrir una crisis, aunque reconocieron el inicio de un nuevo ciclo que estará marcado por la concentración de las medianas empresas, la apertura al exterior de los promotores y las búsqueda de nuevas fuentes de financiación.

Estas fueron las principales conclusiones de la mesa redonda "El mercado inmobiliario en España: hoy y dentro de diez años", celebrada durante la jornada inaugural de la Conferencia Inmobiliaria de Madrid 2007 (CIMA 2007), que se desarrollará paralelamente al Salón Inmobiliario de Madrid 2007 (SIMA 2007).

Así, el responsable inmobiliario en España del banco estadounidense Morgan Stanley, Javier García, aseguró que el inmobiliario es "un sector ganador" y que no entrará en crisis, sino que ha iniciado un proceso de "normalización".

Además, prosiguió, el crecimiento económico español de los últimos años ha dado a lugar a grandes empresas en el sector "mucho más dinámicas que las europeas", que serán capaces de adaptarse a una caída de la demanda hasta niveles de entre 400.000 y 500.000 viviendas anuales.

Por su parte, el presidente de Reyal Urbis, Rafael Santamaría, mantuvo este optimismo, aunque lamentó la exposición del mercado a constantes ciclos "crisis y expansión". Asimismo, consideró que actualmente no existe un mercado de inversión "eficiente", riesgo ante el cual "la administración tiene mucho que hacer".

Dentro de su visión optimista del futuro del sector, Santamaría citó el acceso masivo al mercado de trabajo, especialmente de las mujeres, como un factor que favorecerá la movilidad y, con ella, el mercado del alquiler.

Por su parte, el presidente de Inmobiliaria Chamartín, Carlos Cutillas, negó que las recientes caídas en bolsa de algunas inmobiliarias cotizadas, o incluso el desplome de Astroc, sean indicios de una crisis en el sector, y aseguró que "no hay una burbuja, sino un parón".

En este sentido, y en línea con el resto de participantes de la mesa, afirmó que el mercado residencial "en absoluto se va a hundir", por el contrario, continuó, "veremos como se volverá a mover al alza".

No obstante, matizó que el mercado residencial engloba sólo el 42% de la actividad del sector, en el que también se incluyen el mercado de oficinas o de centros comerciales, que funcionan "extraordinariamente bien".

En sintonía, el director general del Grupo Pinar, Joaquín Ros, marcó como únicos cambios producidos en el sector hasta el momento "una pequeña subida del esfuerzo de las familias", así como una "menor rentabilidad del mercado de compra de viviendas".

DESAPARICION, CONCENTRACION E INTERNACIONALIZACION.

Por otro lado, y pese al tono optimista de todos los expertos, tanto García como Ros auguraron en este contexto de cambio una reducción durante la próxima década del número de promotores que operan en el mercado, principalmente, por la salida de aquellos "no profesionales" que se habían incorporado al viento de las altas rentabilidades.

Este proceso, coincidieron, será paralelo a una corriente de concentraciones de empresas medianas, mientras que las más pequeñas serán, en palabras de Santamaría, "muy especializadas, eficaces y rentables".

Asimismo, Cutillas habló de pequeñas compañías "especializadas" y con "posiciones férreas", frente a unas medianas empresas que tendrán que fusionarse para hacer frente a la fuerte competencia.

Asimismo, los expertos apuestan por la diversificación de la oferta de los promotores y por su internacionalización, especialmente hacia los mercados emergentes de reciente incorporación a la UE. En este punto, Cutillas invitó a las empresas a "salir" al extranjero, aunque aconsejó hacerlo con "prudencia".

NUEVAS FUENTES DE FINANCIACION.

A continuación, la mayoría de los expertos participantes en la mesa redonda coincidieron en la necesidad de los promotores de buscar nuevas fuentes de financiación ante el enfriamiento del sector.

Así, García precisó que las grandes empresas deben dar "un paso al frente" en la búsqueda de nuevas formas de financiación como la emisión de bonos o la bolsa, después de tanto tiempo utilizando "dinero barato de los bancos". Así, puso como ejemplo algunas empresas estadounidenses, que cuentan con sus propias secciones hipotecarias.

Cutillas consideró, por su parte, que las empresas deben apostar por la capitalización para "dividir riesgos", si bien, Santamaría estimó que se trata de una opción muy expuesta a "caídas rápidas", y consideró preferible volcarse en el mercado de la vivienda, que es "más flexible".

En opinión de Ros, el sistema financiero seguirá "absorbiendo" los efectos de las subidas de los tipos de interés.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint