Bolsa, mercados y cotizaciones

Sin tregua para los cafeteros: cuatro razones que seguirán disparando el precio del café

  • Los futuros del robusta de Londres tocan el máximo de 4.844 dólares por tonelada
  • La estimación del Grupo Lavazza pasa por un aumento de otro 10% el próximo año
  • Nunca ese grano 'barato' había acumulado tantos meses de subidas consecutivas
Foto: iStock

El precio del café no se quedará en los máximos históricos actuales sino que aumentará todavía más. Es la previsión del gigante italiano del café Lavazza y se basa en el impacto que tienen -y tendrán- sobre el producto el cambio climático, las interrupciones en el transporte marítimo y las nuevas regulaciones de la UE que llegarán en 2025, que sólo contribuirán a agitar más el mercado.

En declaraciones de Giuseppe Lavazza, presidente del Grupo Lavazza, recogidas por el Financial Times, el empresario estima que el precio del café en los estantes de los supermercados podría aumentar un 10% más en 2025 sobre el 15% que ya se ha encarecido este año en Reino Unido.

1. Malas cosechas. Los futuros del robusta de Londres (referencia mundial) tocaron ayer el máximo de 4.844 dólares por tonelada tras haber subido alrededor del 70% durante el año pasado debido a las malas cosechas en los principales productores del mundo (Vietnam e Indonesia, principalmente).

2. Rutas más complicadas. La presión "dramática" en la cadena de suministro y el aumento del coste del transporte -desde octubre la ruta es más larga por los ataque de los hutíes a buques en el Mar Rojo- ha llevado a los tostadores a encarecer el precio y reducir los márgenes de ganancia mientras el coste de la materia prima sigue en ascenso.

3. Nuevas regulaciones UE. Las nuevas reglas del juego que entrarán en vigor el próximo año prohíben la venta en el bloque de importaciones de café y otros seis productos cultivados en áreas deforestadas, lo que impulsarán los precios. También se requerirá a las empresas alimentarias que operan en el bloque que geolocalicen con precisión las parcelas de tierra en las que se producen sus productos, pero "el negocio del café, sólo el 20% de los agricultores están dispuestos a cumplir la regulación", afirma Lavazza, lo que reducirá la oferta y abocará a los tostadores de café europeos a obtener casi todos sus granos de Brasil.

4. El mercado. Es una razón derivada. Los suministros reducidos y los precios en aumento ha actuado como un aviso para acudir en masa al mercado, lo que, según Lavazza, también ha contribuido a engordar más los futuros. "La especulación es uno de los grandes factores", indica.

Históricamente la industria estaba acostumbrada a lidiar con precios fluctuantes de granos de arábica de gama alta, pero el reciente aumento en el robusta más barato durante tantos meses seguidos no tiene precedentes y ha obligado a la industria a lidiar con un escenario que le ha cogido por sorpresa.

El aumento de las preocupaciones y la escasez del robusta mantiene los futuros del café arábica cerca de máximos de dos años. El contrato más activo para la variedad, más cara, cayó un 1,5% a 2,465 dólares la libra en Nueva York, recoge Bloomberg, después de llegar el martes al nivel más alto desde principios de 2022. Aun así, los precios siguen siendo aproximadamente un 30% más altos en 2024 por el impulso la demanda de arábica de gama alta (es la que utilizan Starbucks o las marcas de Nespresso de Nestlé) que provoca la mala cosecha del robusta.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud