Bolsa, mercados y cotizaciones

El motor de Brasil hace que Santander sea el único banco que mejore el beneficio en 2025

  • Se espera que pase de los 11.736 millones de 2024 a 11.841 en 2025
  • Mientras, en el resto de entidades se pronostican recortes hasta del 13%, como en el caso de Unicaja
  • Su fuerte presencia en Latinoamérica le permite "aislarse" de las debilidades europeas
Oficina de Santander. Archivo.

En un horizonte en el que no se contemplan tipos más elevados que los actuales en Europa, sino todo lo contrario, los márgenes del sector bancario deberían verse estrechados de ahora en adelante. En consecuencia, y como era de esperar ante este contexto, las ganancias que se esperan de las entidades bancarias para el año que viene son inferiores a las de 2024 (un año en el que ya se ha ejecutado un primer recorte, pero el sector todavía bebe de las tasas más altas de los últimos 20 años). No obstante, las previsiones no son iguales para todos, y Banco Santander es el único, entre las seis entidades del Ibex 35, que ve un aumento de casi el 1% en la previsión de beneficios para 2025, gracias a la diversidad geográfica de su negocio y, en especial, al peso de Brasil en el mismo (con un 22% del total).

El banco presidido por Ana Botín ganará 11.841 millones de euros en 2025, frente a los 11.736 millones esperados para este ejercicio, según pronósticos del consenso de expertos que recoge FactSet. Este tibio 1% más se hace todavía más llamativo al compararse con las previsiones de sus homólogas, con caídas de hasta el 13% es la previsión de ganancias para el año que viene, en el caso de Unicaja; del 12% para Sabadell; 9% para CaixaBank; 7% para Bankinter y un 2,5% para BBVA.

Que las perspectivas de beneficios de la banca se estabilicen, o incluso tiendan a la baja, es el movimiento normal ante este escenario. Así lo recuerda Joaquín Robles, de XTB, que explica que este sector se ha visto impulsado por las subidas de tipos, ya que han producido un gran incremento en el margen de intereses. "También destaca el crecimiento de los ingresos por comisiones y cómo la demanda de crédito y la tasa de morosidad han permanecido estables a pesar de la incertidumbre sobre las perspectivas económicas. Sin embargo, el inicio de los recortes en los tipos de interés empezará a presionar la rentabilidad de los bancos, lo que se traduce en menores beneficios".

Esta excepcionalidad en las previsiones que vive Santander se debe, para el experto, a que el banco goza de unos ingresos muy repartidos. "Los ingresos de Santander están muy diversificados, siendo Brasil el mayor mercado (22% en el primer trimestre), seguido de España (15%), ambas regiones tuvieron un crecimiento de los márgenes (...). Como aspectos positivos, la calidad de los activos de Santander se ha mantenido estable en los últimos trimestres, la alta inflación no ha provocado un empeoramiento, aunque el coste del crédito del banco ha comenzado a subir". Tras estos dos países está Estados Unidos como tercera región con mayor peso en las cuentas de Santander, con un 12%, seguido de Reino Unido, con un 11%.

Y es que, aunque desde Santander se dirigen hacia un nuevo modelo operativo para capturar mayores eficiencias, donde se pone el foco en los negocios más que en los diferentes países en los que está presente, reconocen que, como ya pasó en el primer trimestre del ejercicio, en el segundo trimestre "Brasil va a tirar mucho". La sintonía, a priori, continuará siendo la de el primer cuarto del año, donde el margen de intereses de Santander creció un 15,3% interanual, hasta alcanzar los 11.983 millones. Dentro de él, destacó el negocio retail, que gracias al empuje de los tipos de interés en Europa y el menor coste de los depósitos en Sudamérica, sobre todo en Brasil, marcó un aumento del 17% del margen de intereses.

Además, Robles explica que la cartera de crédito al consumo de Santander (208.000 millones de euros) es sólida, "aunque su elevado perfil de riesgo podría traducirse en mayores provisiones por riesgo, viene acompañado de mejores márgenes y rentabilidad, lo que la diferencia de muchos de sus competidores".

Sergio Ávila, analista de IG, también destaca la diversificación geográfica de Santander como una de sus palancas. "La diversificación geográfica de la entidad, con una fuerte presencia en América Latina, le permite aislarse de la debilidad económica europea. Su eficiente gestión de costes y el enfoque en la mejora de la experiencia del cliente y productos digitales innovadores son pilares de su crecimiento. Además, el aumento previsto en la demanda de crédito y el entorno de tipos de interés altos del BCE hace que sus márgenes de intereses sean importantes".

Como se avanzaba, los resultados presentados hasta ahora por la entidad apoyan estas optimistas previsiones. En el primer trimestre del año, Banco Santander ganó 2.852 millones de euros, un 11% más que en el mismo periodo del año anterior. Esta cifra se quedaba ligeramente por debajo de las previsiones del consenso de analistas de Bloomberg, que estimaban unos beneficios de 2.887 millones, pero seguían suponiendo un récord de ingresos.

En cuanto a su camino en bolsa, Santander gana menos que el resto de sus comparables españoles, con una subida que roza el 16% en el año, en un ejercicio en el que el Ibex Banks (que agrupa a las seis entidades) anota ganancias del 22%. Esta entidad también se cuela entre los bancos más baratos por PER (veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción) de Europa, con un multiplicador de 5,9 veces.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud