Bolsa, mercados y cotizaciones

La bolsa europea pierde su atractivo frente a Wall Street por el auge de las tensiones políticas

  • Citi gira 180 grados su estrategia en bolsa y ya se inclina por el mercado americano
  • Se declaran "neutrales" con Europa hasta que "los riesgos de corto plazo den señales de agotamiento"
  • El indicador de riesgo geopolítico global del banco toca niveles no vistos desde 2008
La bolsa europea pierde atractivo por el riesgo geopolítico. Foto: Dreamstime
Madrid icon-related

El resultado de las últimas elecciones europeas ha evidenciado el aumento de las tensiones geopolíticas, y el perjuicio potencial para la economía, y los mercados financieros lo están sufriendo. Las bolsas del Viejo Continente han sufrido un revés generalizado por el auge de la derecha populista, especialmente en Francia, donde la renta variable, y también los bonos, se están viendo especialmente castigados. Después de meses en los que las bolsas europeas se han comportado mejor que las estadounidenses, y han tenido el favor de los analistas por el panorama macroeconómico positivo, la situación está cambiando y hay expertos que están revirtiendo su preferencia por la bolsa europea.

El miedo del mercado por la situación geopolítica está creciendo y uno de los primeros en tomar nota de la nueva situación ha sido Citi. El banco estadounidense mantenía hasta ahora una preferencia por la bolsa europea frente a la estadounidense en su estrategia, pero ahora considera que es mejor idea centrarse en la bolsa norteamericana, "más centrada en el crecimiento".

Las causas del cambio de opinión de Citi son claras: "El aumento de los riesgos políticos en Europa; un menor liderazgo del mercado europeo y el potencial para llevar a cabo un proceso continuo para deshacer posiciones", explican. "Las bolsas europeas están sufriendo presión en los últimos días, y han rendido su mejor comportamiento relativo frente a Estados Unidos. El último catalizador parecer ser la actualidad política, que se ha visto acompañada por fuertes movimientos en los diferenciales de crédito europeos. Cambiamos nuestro posicionamiento a neutral, hasta que los riesgos de corto plazo empiecen a dar señales de agotamiento", señalan los estrategas del banco estadounidense.

El resultado de las elecciones europeas se suma ahora a la creciente inestabilidad y la aparición de conflictos bélicos en los últimos años. La Guerra en Ucrania, la de Israel contra el grupo terrorista Hamás, además de las tensiones crecientes entre grandes potencias como Estados Unidos y China, con el conflicto comercial que dio comienzo antes de la pandemia, están forzando a los inversores a volver a tener muy en cuenta el riesgo político.

El problema de la bolsa europea, en este contexto, es su fuerte conexión con la complicada situación geopolítica. "Los riesgos políticos son críticos para las bolsas europeas. Las valoraciones históricamente han ido detrás de la incertidumbre económica y política, y el mercado europeo ha ido cada vez más siendo sensible a la incertidumbre política", señalan. Además, Europa "también está más expuesta que el resto de mercados desarrollados a los riesgos geopolíticos globales", destaca el banco. En este sentido, desde el banco vigilan un indicador de riesgo geopolítico, que, desde que empezó la guerra en Ucrania, se ha disparado hasta niveles no vistos desde el año 2008.

A pesar de lo negativo de la decisión, Citi todavía remarca que se trata de un cambio basado en la incertidumbre política de corto plazo, y que, de fondo, "los fundamentales de Europa se mantienen relativamente bien apoyados", destaca. Los resultados de las elecciones legislativas en Francia el próximo 30 de junio y 7 de julio (primera y segunda vuelta) probablemente ayudarán a Citi, y a otros analistas, a evaluar con más detalle el riesgo geopolítico. Tampoco descarta el banco que la situación pueda empeorar: "Europa cada vez es más sensible a la incertidumbre política, lo que puede ser un viento de cara si la situación escala", reconocen.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud