Bolsa, mercados y cotizaciones

Puig tiene la primera oportunidad de incorporarse al Ibex 35 este miércoles

  • Su gran tamaño es una de las llaves con las que entrar al índice 
  • La negociación se ha ajustado a niveles similares a los que mueve Meliá al día
  • El comité podría esperar a la revisión de septiembre o diciembre
Puig tiene su oportunidad de entrar al Ibex 35 este miércoles.

Llega la primera oportunidad para que Puig pueda entrar al Ibex 35. Este miércoles, 12 de junio, se reúne el comité que decide la composición del índice y la firma de perfumes, que este lunes recibía sus primeras ocho valoraciones de analistas, es la única candidata con opciones de incorporarse y arrebatar su plaza a Meliá Hotels, la compañía con más opciones de ser excluida.

Puig, que protagonizó el 3 de mayo la mayor salida a bolsa del mundo en lo que llevamos de año, podría entrar al Ibex en esta misma revisión gracias a que su tamaño encaja con una de las posibilidades que tienen las empresas que llevan poco tiempo cotizando. Los expertos que conforman el comité pueden incluir una empresa que lleve menos de dos meses en bolsa (es el mínimo para nuevas cotizadas) siempre que se sitúe entre las 20 mayores por la capitalización flotante de cómputo en el índice (se aplican unos coeficientes fijados por BME). Esta sería su llave. Puig logra colocarse entre esos puestos, en el número 18 (asumiendo un coeficiente ajustado del 40%), por lo que ya estaría justificada su entrada.

No obstante, esto no le garantiza aún un puesto en el Ibex 35. El comité podría dilatar su incorporación, sobre todo a la espera de cómo continúen evolucionando sus volúmenes de negociación. Hay que recordar que el índice español no busca reunir a las empresas más grandes, sino a las más líquidas, las que mueven más dinero y en las que resulta más fácil operar. Puig comenzó con más liquidez, pero esta se ha ido estabilizando hasta rondar una media diaria de 3,46 millones de euros en las últimas tres semanas, según datos de BME. Esto la dejaría en el puesto 36 de la bolsa según la media de 6 meses que se revisa, ligeramente por debajo de la contratación que consigue Meliá.

La hotelera es la compañía del índice que más riesgo tiene de ser excluida precisamente porque sus volúmenes la dejan en el último puesto del Ibex. Además, su capitalización tampoco cumple los criterios mínimos, aunque es cierto que esto último no implica necesariamente que tenga que ser expulsada (de hecho, lleva mucho tiempo incumpliéndolo).

Si Puig entra en junio o septiembre, no sería la primera vez que una empresa nueva en bolsa alcanza el Ibex antes de seis meses como marca la norma general. Aena salió a bolsa el 11 de febrero de 2015 y aunque el comité se reunió en marzo, fue en junio cuando anunciaron su entrada. Otro ejemplo de compañía que tardó muy poco en estar en el Ibex 35 fue Bankia, que se incorporó 50 días después de su debut.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud