Bolsa, mercados y cotizaciones

El Ibex 35 cierra la semana con una subida del 0,7%, sobre los 11.400 puntos

Bolsa de Madrid
Madridicon-related

Realmente esta semana no ha pasado nada fuera de lo esperado en lo que se refiere a la reunión del Banco Central Europeo, el cual, por primera vez desde 2016, recortó los tipos de interés en 25 puntos básicos. De ahí la timorata reacción de los mercados a la decisión de Lagarde bajar la referencia hasta el 4,25%.

De hecho, pese al movimiento, dejaron más dudas que certezas con respecto a la senda que seguirá a partir de ahora. El mercado, que descontaba hasta dos bajadas más, ya solo anticipa una y la segunda, la que debía venir en la reunión de diciembre, está totalmente en el aire.

Las bolsas europeas han logrado cerrar la semana con ganancias pese a las ventas de este viernes, pero no así alcanzar los máximos del año que el EuroStoxx 50 ha marcado en los 5.100 puntos, que son niveles que no se veían desde 2001. Con esto, el índice de referencia europeo firma su décima semana consecutiva cotizando en un lateral acotado, tal y como explica Joan Cabrero, asesor técnico de Ecotrader. "Se mueve en un lateral que tiene como soporte los 4.870 puntos y como resistencia los 5.120 puntos", señala. "La base de esa consolidación en los 4.870 puntos es la línea divisoria que separa un contexto consolidativo y potencialmente alcista hacia objetivos en los 5.500 puntos de uno correctivo bajista que al menos plantearía caídas a los 4.675 puntos y en el peor de los casos los 4.410 puntos, zona de gran soporte donde sería de nuevo recomendable comprar bolsa europea con una orientación de medio plazo", arguye Cabrero.

Al otro lado del Atlántico lo más destacado, sin duda, de la semana, ha sido el informe de empleo del mes de mayo, que claramente ha seguido mostrando una fortaleza por la línea de los salarios que hacen prever que las bajadas de tipos a ese lado del charco van a tardar en llegar. La reunión de la Fed de la próxima semana mostrará las nuevas estimaciones macroeconómicas, así como el dot plot (diagrama de puntos) que indica dónde ven los distintos miembros del FOMC (Comité Federal de los Mercados Abiertos) los tipos de interés a corto, medio y largo plazo. "El IPC de la próxima semana podría ayudar a aclarar si EEUU está disfrutando de un momento goldilocks de desaceleración de la inflación combinado con un empleo resistente o si persisten las presiones inflacionistas", señalan en Link Securities.

Con todo, tanto el S&P 500 como el Nasdaq 100 han logrado estos día revalidar nuevos máximos históricos, "algo que es de todo menos bajista y plantea que la subidas pueden tener continuidad en próximas semanas, lo que no significa que temporalmente no podamos asistir a un contexto más consolidativo ya que la sobre compra es elevada", explica Cabrero. "De hecho, llama la atención que el Dow Jones no lo haya conseguido también, aunque no habrá que preocuparse mientras la referencia tecnológica no pierda los 18.300 puntos", agrega.

Inditex, protagonista de la semana

En lo que es el mercado nacional, el gran protagonista de la semana ha sido Inditex, la cual ha presentado los resultados de su primer trimestre fiscal, en el que ha mostrado una mejora de los márgenes que ha convencido a los inversores de comprar sus títulos, que han rebotado desde el último viernes más de un 4%, liderando las alzas del Ibex 35. Amadeus y Enagás completan este podio, con ascensos de más del 3%. Por el lado contrario, la banca y las compañías ligadas a las materias primas como ArcelorMittal y Repsol han sido los más castigados sobre el parqué.

En el resto de los mercados también ha habido movimientos importantes, especialmente en el de renta fija, donde los inversores han deshecho posiciones ante el menor optimismo con respecto al ritmo de bajadas de tipos.

En lo que respecta a las materias primas, la resaca de la reunión de la OPEP, en la que el cártel ha decidido alargar los recursos hasta finales de 2025 con el objetivo de "mantener un mercado petrolero estable". En total, el tope conjunto queda fijado en 39,72 millones de barriles diarios sin contar los recortes voluntarios de ocho países, entre ellos Arabia Saudí y Rusia. Pese a esto, la semana se salda con un descenso de en torno al 2% en el precio del barril de Brent, que lo deja cotizando por debajo de los 80 dólares.

En las operaciones sobre el oro, la semana ha dejado caídas para el metal precioso, que cotiza sobre los 2.300 dólares por onza, mínimos del último mes. También ha sido destacada la depreciación del euro en los últimos días ante la bajada de tipos por parte del BCE y la fortaleza del mercado laboral en EEUU que enfría, más si cabe, las posibilidades de que el organismo norteamericano emule en las próximas reuniones la decisión tomada por los de Lagarde.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud