Bolsa, mercados y cotizaciones

Atrys: "No vemos ningún nubarrón en el horizonte y vamos a seguir creciendo a doble dígito"

  • "No vemos ningún problema que nos permita cumplir el guidance de 50 millones de ebitda este año"
  • En su estructura accionarial, ninguno de los 10 primeros accionistas se ha deshecho del título
  • Entrevista con Santiago de Torres, presidente de Atrys Health, y José María Huch, CFO de la compañía
Santiago de Torres, presidente de Atrys Health y José María Huch, CFO de Atrys Health. Foto: Ana Morales

Desde que presentó los resultados del primer trimestre del año (el pasado 10 de mayo), donde reportó una cifra de negocio de 51,4 millones de euros, un 6,9% más que el mismo período del año anterior, las acciones de Atrys Health se han disparado un 45% en bolsa. La compañía registró un ebitda ajustado de 9 millones de euros en este intervalo, y el consenso de expertos que recoge Bloomberg espera para el conjunto del año que el beneficio bruto de explotación ascienda a 51,7 millones de euros, y hasta 55 millones para el año 2025. En su estructura accionarial, los diez primeros accionistas se mantienen intactos pese a la fuerte corrección que sufría su acción en abril (cayó hasta los 2,79 euros). Hoy, sus títulos están en la cota de los 4,2 euros, y el mercado le otorga un precio objetivo medio de 6,5 euros. No obstante, el precio de la acción todavía está muy lejos para que les permita hacer una operación corporativa. Santiago de Torres, presidente de Atrys, y José María Huch, CFO de la compañía, comparten que al título todavía le queda mucha reconstrucción y pretenden que Latam siga suponiendo un 30% de los ingresos de la firma.

Desde la presentación de resultados, Atrys ha subido en bolsa un 44%. ¿Creen que el mercado está empezando a entender que la compañía ha cogido ya la velocidad de crucero correcta? ¿Cuánto queda de reconstrucción y recuperación?

José María Huch: Hay que pensar si el mercado es perfecto o no. Si la caída tenía sus motivos, la reacción tan agresiva que ha habido ahora también los tendría. El precio de acción se mueve por la oferta y la demanda, y había una serie de activos, como las small caps, en los que había poca presión compradora, porque no ha sido un activo querido por los grandes inversores o por los fondos de inversión en los últimos años. Se ve en el S&P 500, que la subida anual se concentra en siete valores. La caída que sufrío la acción de Atrys puede que se haya producido por un pequeño goteo de ventas de pequeños inversores, de gente aburrida con el valor que han ido vendiendo, porque no había tampoco ningún motivo fundamental para esa corrección, ya que es una compañía que cada año ha ido mejorando ebitda e ingresos. Y la subida, igual, la gente se empezó a dar cuenta de que no había ningún motivo especial para la caída que hemos tenido, es parte de la rotación de activos y un largo etcétera. Lo que sí hemos notado es un cambio de tendencia en los inversores institucionales y de los grandes fondos.

¿Se ha producido la entrada de algún accionista institucional?

José María Huch: No que sepamos, la subida de la acción ha sido en 3-4 días, y nosotros podemos ver qué accionistas han empezado a comprar con 3-4 días de retraso.

Santiago de Torres: La presentación de resultados lo que venía a decir era que la compañía sigue creciendo orgánicamente, sigue mejorando sus márgenes ebitda en un sector donde, si nos comparas con los que están en nuestro ecosistema, lo han hecho mucho peor que nosotros. En Chile hemos crecido mucho, en México estamos creciendo. Lo interesante, además de la subida que hemos tenido, es que se ha producido con mucha negociación de papel, en cinco días hemos negociado más de 5 millones de euros, que para una compañía como nuestra es una negociación importante. La compañía cumple objetivos, es un sector que, seguro, va a seguir creciendo, y es posible que en un futuro no muy lejano los tipos bajen algo y la gente va a mirar más hacia la renta variable. La gente va a mirar hacia empresas como la nuestra, que usa inteligencia artificial, que es totalmente digital y que va creciendo en diferentes países.

José María Huch: Igual que no había motivo claro de la caída, tampoco lo hay de la subida. Lo que sí hay es una infravaloración de la acción. El año pasado vendimos los activos que dijimos que íbamos a vender, la compañía ha crecido a doble dígito en ingresos y en ebitda, no había ningún factor de alarma, solo esas pequeñas ventas por aburrimiento. Faltaba papel comprador.

¿Se sigue manteniendo esa estructura accionarial en la que ninguno de los 10 primeros accionistas se ha deshecho de títulos? ¿Tampoco hubo ninguna 'huida' en el pico de la caída?

Santiago de Torres: Correcto, se sigue manteniendo la misma estructura.

En la presentación de resultados, la empresa reporta 51 millones de ventas de facturación hasta marzo, y el ebitda sigue creciendo a 9 millones. Los analistas que siguen la empresa hablan ya de que este año se pueden alcanzar los 50 millones de ebitda. ¿Piensan que esta proyección es correcta?

Santiago de Torres: Estamos bastante seguros de que, en los próximos tres trimestres que quedan, vamos a seguir creciendo a doble dígito. En Chile estamos haciendo un crecimiento muy importante, estamos haciendo una política para el gobierno chileno de reducción de listas de espera muy considerable, ya que tienen un grave problema de espera, como en tantos países, y gracias a Atrys se están reduciendo mucho. Yo también creo que la compañía está en una situación bastante buena, porque después de todo el crecimiento orgánico, nos hemos dedicado a hacer sinergias, controlando bien los costes, y ahora lo que vamos viendo es que el crecimiento orgánico se basa en un crecimiento sostenido, por eso pensamos que llegaremos a esos dos dígitos y cumpliremos las expectativas.

José María Huch: Estamos en el sector salud, que es un sector bastante atípico, lo que teníamos más cíclico, que era la parte de compliance, la vendimos el año pasado. Tenemos la mayoría de los segmentos muy bien posicionados competitivamente, con lo cual, salvo que pasen cosas muy extrañas, como otra pandemia sanitaria que pueda influir en el sector salud, la compañía está bien posicionada para conseguir ese crecimiento del que hablamos. No vemos ningún nubarrón en el horizonte que no nos permita cumplir el guidance de 50 millones de ebitda.

¿Cuando hablan de ese crecimiento de doble dígito, a qué línea de la compañía se refieren?

Santiago de Torres: Básicamente a ingresos y ebitda.

En cuanto al crecimiento por países, han dado en el primer trimestre casi 39 millones, de los 51 millones totales, en España, y 9 millones en Latam ¿dónde están viendo mayor crecimiento? ¿España puede seguir creciendo sobre la foto total? ¿Es en los países latinoamericanos donde realmente se va a producir el crecimiento importante en los próximos trimestres?

Jose María Huch: El crecimiento tiene dos patas, una geográfica y la otra por negocio. La pata geográfica de Latam tiene mayor potencial de crecimiento, ya que en Latam estamos sobre todo posicionados en el negocio de diagnóstico online, de telemedicina, que es también el que tiene más potencia de crecimiento de todos. Si me preguntas por regiones geográficas, Latam claramente es la región que más va a crecer. Si no hubiera sido por la devaluación del peso chileno, hubiéramos crecido un 22% en el anterior trimestre. Latam en negocio y volumen de negocio va a crecer más que el resto.

Santiago de Torres: Son países con una escasa oferta asistencial y con amplios territorios desatendidos. Con muy poca accesibilidad a la salud. Nosotros, con los sistemas digitales, aseguramos una accesibilidad a zonas muy lejanashina decdonde están los médicos, y eso en España es más complejo, ya que la proximidad a los servicios es mucho más fácil. Estamos instalando servicios de medicina para que la población más alejada pueda tener un acceso virtual a especialistas médicos.

En ingresos, ¿cuál es el orden de jerarquía de países para Atrys en importancia en Latinoamérica?

José María Huch: De la parte de latinoamericana, Chile será el 70% de los ingresos. Brasil y Colombia en torno al 15%, algo más de un 7% cada uno, y México aún es pequeño porque empezamos el año pasado, así que será un 5% aproximadamente.

¿Se atreven a hacer una proyección de cuándo Latinoamérica puede ser la mitad del negocio de Atrys?

Jose María Huch: No queremos que alcancen la mitad del negocio de Atrys. Latinoamérica tiene un potencial impresionante y lo demuestra, actualmente pesa un 20% del grupo, pero son áreas geográficas que tienen riesgos macroeconómicos y mucho más inestabilidad macroeconómica que en Europa, por eso nuestro objetivo es intentar que no pase el 30% de la facturación del grupo. ¿Y cómo lo haríamos? Si empieza a crecer mucho más que el resto de las unidades del grupo, pues obviamente reforzando las adquisiciones en Europa. Con el 30%, es equilibrado el riesgo macroeconómico con el potencial de crecimiento que tiene.

¿Es un mandamiento que os habéis impuesto en Atrys que Latinoamerica no represente más de una tercera parte de la cuenta de resultados?

José María Huch: No está grabado en piedra, pero sí que entendemos que por prudencia en la gestión, ese porcentaje del 30% nos permite una gestión prudente, y nos aseguramos que no vamos a tener una crisis que se lleve por delante los ingresos del grupo.

Santiago de Torres: Gracias a la incorporación de la inteligencia artificial, se están abriendo espacios de mejora en España que antes eran impensables, que tiene que ver con pruebas de triaje que podemos automatizar y que automatizamos con IA. Estamos en un momento apasionante porque, todo lo que está llegando, nos va a permitir reducir el tiempo efectivo del medico especialista, mejorar la accesibilidad de los pacientes, el tiempo de espera, etc. Estamos viendo cosas muy interesantes aunque parece que no siempre vas encontrando capacidades de mejora, y todavía podemos crecer de forma significativa en algunas autonomías de España y Portugal.

¿Dónde tienen ese déficit en comunidades autónomas con menor presencia en España?

Santiago de Torres: Tenemos mucha presencia en Cataluña, en Madrid o en las islas, porque nosotros trabajamos mucho deslocalizando médicos para que atiendan a pacientes en Baleares y en Canarias cuando hay una sobre demanda por el turismo, y eso nos obliga a tener mucha presencia allí. Tenemos menos presencia más Castillas o en el País Vasco, pero estamos trabajando en todas ellas. Aspy es una implantación de todo el territorio español: tenemos 210 centros en las 52 provincias que tiene España, tenemos centros de prevención del laborales. En algunos elementos de la casa tenemos una penetración muy uniforme en España y en otros menos, pero en cualquier caso, cada vez tenemos más capacidad de recorrido.

Y en las tres áreas (diagnóstico, oncología y prevención) ¿cuáles son las que van a crecer más o cuáles creen que van a ver un crecimiento de ese doble dígito del que hablan?

Santiago de Torres: La parte de diagnóstico va a crecer mucho, y diagnóstico online, y oncología médica mucho también. Prevención va creciendo cada año, pero es un tipo de negocio que no tiene un crecimiento a doble dígito como las otras unidades de negocio, porque mejoramos la prestación de los informes que hacemos, introducimos información diagnóstica, pero es difícil porque es un mercado que está bastante bien distribuido.

¿Y la tarta como se distribuye ahora de entre los tres negocios?

José María Huch: Prevención pesa más o menos un 40%, oncología un 35% y diagnóstico 35%.

Ese crecimiento de doble dígito os debe dar ya la consecución de esos 50 millones de ebitda, lo que va a permitir la reducción del apalancamiento este año. El año pasado, Santiago explicó en una entrevista con este medio que, una vez se alcanzara esa velocidad de crucero, el objetivo era bajar de las tres veces deuda/ebitda ¿Eso se va a conseguir ya a partir de este año? ¿En qué nivel de apalancamiento está la empresa actualmente?

Jose María Huch: Se ha ido produciendo. En 2022 estábamos en torno a las 4 veces, este año lo finalizamos en las 3,6 veces. No hemos dado un guidance de en cuánto va a acabar el apalancamiento, pero el objetivo para final de este año es acabar por debajo de las 3,5 veces. Nuestro objetivo final puede estar por debajo o cerca del 2,5 deuda/ebitda en un par de años.

¿Y esto se debe fundamentalmente a que están implementando el flujo de caja y reduciendo el capex (la inversión que realiza una empresa para mejorar sus activos)?

José María Huch: El capex normal de mantenimiento tenía que ser alrededor del 5%, que en estos momentos serían unos 10 millones al año. A nivel de fondo de maniobra estables estaríamos en estos momentos generando unos 15 millones de flujo de caja libre.

¿Cómo utiliza Atrys la inteligencia artificial?

Santiago de Torres: La IA se utiliza para toda aquella prueba médica, de diagnóstico, que es de triaje, es decir, que tiene un sí o un no. La IA nos ayuda a discernir aquellas pruebas que tienen alteraciones de las que no. La generativa, en un futuro no tan lejano, llegará a la IA, y te hará un diagnóstico, pero hoy por hoy la utilizamos para que te diga si, por ejemplo, un pecho está bien o si tiene alteraciones. Si tiene alguna alteración, lo ve un especialista. Y eso es un gran ahorro. El tiempo útil del médico especialista es mucho más eficaz que antes de la IA.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud