Bolsa, mercados y cotizaciones

Los depósitos combinados ofrecen rentabilidades de hasta el 4,5%: ¿cuándo merecen la pena?

  • No son aptos para el ahorrador más conservador que no quiere ningún riesgo
  • También deben valorarse las comisiones cobradas por el otro producto a contratar
Imagen: iStock.

En los escaparates de algunos bancos también asoma la versión 2.0 del tradicional plazo fijo. Se trata de los depósitos combinados. Su funcionamiento es sencillo: una parte del ahorro se sigue invirtiendo en un depósito y el resto debe ir a otro producto financiero con el que se puede arañar una rentabilidad extra -lo más habitual es que ese otro producto sea un fondo de inversión, pero también es posible combinar ese depósito con sicavs, o incluso con seguros de ahorro-. Estos depósitos combinados ofrecen ahora mismo rentabilidades de hasta el 4,5%, superiores a las que pagan la mayoría de los plazos fijos tradicionales. ¿Pero cuándo merecen la pena?

La respuesta es que depende porque a diferencia de los depósitos a plazo fijo los combinados conllevan más riesgo debido a que la rentabilidad adicional que se puede obtener con el otro producto no está garantizada, es variable, e incluso puede darse el caso de que ocasione pérdidas. Por ello, los depósitos combinados no serían aptos para los ahorradores que no estén dispuestos a asumir ningún tipo de riesgo.

Ese es el punto de partida, pero hay más aristas. El ahorrador que elija un depósito combinado también debe conocer las comisiones del otro producto financiero a contratar para poder acceder a ese depósito. Por ejemplo, en el caso de un fondo de inversión, hablamos de que debería informarse sobre cuál es su comisión de gestión, de suscripción si la hubiera, de cancelación o de reembolso. Y debe saberlas porque las comisiones influyen también en la rentabilidad final. Se trata de echar cuentas para saber si compensa.

¿Cuál es la oferta de depósitos combinados?

En la práctica, distintas entidades comercializan este tipo de depósitos. Por ejemplo, la oferta más alta se encuentra en Banco BiG, que comercializa el "Gran Depósito Combinado" cuyas condiciones son que el 70% de la inversión va a un depósito a seis meses al 4,5% y el 30% restante alguno de los fondos de inversión preseleccionado por la entidad. Entre ellos hay una selección de fondos de renta fija, mixtos de renta fija también, o de renta variable, que se compone de productos de gestoras internacionales como Pictet, DWS, Pimco o Schroders, entrre otras. El importe mínimo para contratar el "Gran Depósito Combinado" parte de los 10.000 euros (7.000 euros deben destinarse al plazo fijo a seis meses, y el resto al fondo elegido).

Otra entidad que ha renovado recientemente sus depósitos combinados ha sido Banca March. En su caso ofrece depósitos combinados con distintos productos (con un mandato de gestión discrecional de carteras de fondos de renta fija gestionados por expertos del banco, con una amplia gama de fondos perfilados o sicavs institucionales, o incluso con un Unit Linked, llamado March Vida Multiestructura Unit Linked). En función del producto elegido varía la rentabilidad a la que se puede aspirar y también el importe mínimo de contratación (ver gráfico).

Arquia también ofrece depósitos combinados. Uno de ellos es el "Depósito combinado plus", en el que la mitad del ahorro va a un depósito a un año al 2,5% y la otra mitad a un fondo de inversión gestionado por Arquia. En este caso, la cantidad mínima para formalizar el depósito a plazo fijo es de 5.000 euros, y la aportación a los fondos debe ser, como mínimo, la misma que la realizada en el depósito.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud