Bolsa, mercados y cotizaciones

El idilio por el lujo se resiente: las valoraciones de los analistas caen a mínimos de al menos 3 años

  • La caída de Kering, la más elevada en una jornada de su historia, arrastra al sector
  • LVMH es la que ve un mayor deterioro del consejo, pero sigue siendo un 'comprar'
  • Hermès es la única que se sale de la 'foto' y no pierde la confianza de los expertos
Escaparate Gucci. Dreamstime.

Las cifras de algunas de las gigantes del lujo no están resultando tan positivas como se esperaba, y de la misma manera somatizan ya las valoraciones de los expertos, con recortes en el precio objetivo que dejan a firmas como Pernod Ricard en niveles de 2016, y a Kering, de 2021, entre otras. La jornada del miércoles tiñe de rojo la cotización de las principales firmas del sector premium europeo, que se contagian del batacazo que sufre Kering (dueña de marcas como Gucci, Bottega Veneta, Saint Laurent, Alexander McQueen o Balenciaga), en la que se alza como la peor jornada bursátil de su historia, con una caída que ha llegado a alcanzar el 15%. Con esta caída se resiente el idilio en el que se encontraba el sector, pocos días después de que el Stoxx Luxury Index, que recoge a los 10 valores europeos más importantes de esta industria, alcanzara máximos de cotización nunca vistos.

El golpe de este miércoles venía tras anunciar una caída mayor de la prevista de las ventas en Asía-Pacífico de su firma clave, Gucci (representa dos tercios de los beneficios de todo el grupo), que piede un 20% de su facturación en la región oriental. "Las previsiones preliminares de Kering para el primer trimestre, que apuntan a un descenso del 10% en las ventas comparables, apuntan a una caída del 20% en Gucci (frente al descenso del 6,5% del consenso), debido a la debilidad de Asia. Esto puede llevar a rebajas de las estimaciones de BPA para 2024 del 6-8%, incluso con el otro 50% de la cartera estable y por encima de las expectativas. Gucci es más importante para la contribución operativa y al flujo de caja (33% de margen en 2023 frente al 24% de Kering)", advertían desde Bloomberg Intelligence tras conocerse la noticia.

Thomas Chauvet, analista de Citigroup, alertaba de que esta caída en las ventas es "una señal bastante preocupante para el sector de artículos de lujo", y así se trasladó rápidamente al resto del sector, con caídas de en torno el 3% en firmas como LVMH o Pernod Ricard en la jornada del miércoles. Y es que, el consumidor chino no es solo representativo en las cuentas de Kering, sino que tiene un gran impacto en los ingresos de la industria del lujo en general. Por lo tanto, un despertar mucho menos enérgico del que se esperaba por parte de la economía china vierte un mayor pesimismo entre estas compañías.

La corrección que sufren en bolsa principales insignias del lujo como Kering, Burberry y Pernod Ricard (con caídas de más del 8% anuales en todos los casos, ver gráfico) van de la mano de recortes de valoración y un empeoramiento de la recomendación. De hecho, LVMH, que sí que se libra de las garras del negativo y aglutina ganancias del 14% en bolsa, también está dentro de las que pierden confianza por parte de los expertos y es la que ve un mayor empeoramiento del consejo desde que empezó el año, aunque sigue levantando un cartel de compra, la única compañía entre las gigantes premium en la que el consenso recomienda tomar posiciones.

Además de LVMH, y excepto Hermès, que se sale totalmente de la fotografía del sector con mejoras en todas las áreas, Kering, Pernod Ricard, Burberry anotan un empeoramiento de la recomendación desde el primero de enero. De hecho, la firma de la icónica gabardina veía el mayor deterioro del mismo al inicio del año, con un consejo de deshacer posiciones por parte de consejo por primera vez desde 2020. "Creemos que el sector de los bienes de lujo seguirá estando muy polarizado este año y creemos que los consumidores más ricos/de gama alta (a los que Hermès está más expuesto) podrían seguir siendo más resistentes", argumentan desde Barclays al recordar que Hermès es uno de los valores más sólidos de su cobertura.

Pérdida de confianza

Por precio objetivo, Burberry es la que anota el mayor recorte, con un 23% desde enero, que la deja con. Pernod Ricard y Kering están en tablas en este sentido, con un precio justo un 6% inferior al que les otorgaban al comienzo del curso. Con estos tijeretazos, la valoración de la primera se queda en cotas mínimas de 2018, y de la matriz de Balenciaga en niveles de 2021.

"La confianza de los inversores en el sector de bienes de lujo sigue siendo débil. Tras rebajar nuestra opinión sobre el sector a mantener en septiembre, mantenemos la cautela y seguimos viendo riesgos a la baja en lo que respecta a los beneficios", indicaban en un informe desde Barclays. Y continuando con las previsiones, los márgenes que los expertos esperan para las firmas del sector para 2024 así lo demuestran, con una caída de hasta doble dígito en el caso del Burberry (del 21%), con respecto a enero. Al igual que con el resto de valoraciones, Hermès es la única que se sale de esta foto y el consenso que recoge FactSet cree que su margen neto será del 31%, casi un 3% más de lo que otorgaban en enero. Sin embargo, esta cifra estaría por debajo de la del año pasado.

Desde Barclays, creen que el margen neto de Hermès para 2024 será incluso mayor: "Para el ejercicio fiscal de 24. Esperamos un crecimiento orgánico del 15% también (frente al 11% anterior), lo que refleja una mayor confianza en el crecimiento de los ingresos brutos gracias al aumento de los precios. Tras registrar un margen ebit superior al previsto en 2023, elevamos nuestra previsión de ebit para el ejercicio fiscal de 2024 en un 6%, lo que implica un margen ebit del 41,5%, que sigue siendo inferior al del ejercicio anterior".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud