Bolsa, mercados y cotizaciones

Buy & Hold consigue 400 millones de patrimonio gracias a los buenos datos de rentabilidad

Rafael Valera, presidente de Buy & Hold Capital.
Madridicon-related

Buy & Hold Capital ha alcanzado los 400 millones de euros de patrimonio, un volumen que consolida su posición entre las 'boutiques' de inversión de tamaño medio, sobre todo las que cuentan con productos de renta fija, que desde la normalización de tipos de interés han vuelto a recobrar el interés de los inversores conservadores y de las bancas privadas por fondos especializados.

De hecho, la estrategia de la firma fundada por Rafael Valera, Julián Pascual y Antonio Aspas de registrar sus fondos en Luxemburgo para facilitar su distribución en España ha permitido este crecimiento, basado sobre todo en el éxito del B&H Bond, que terminó el año pasado con una rentabilidad algo superior al 11%, lo que le colocó en el primer puesto entre todos los fondos flexibles de renta fija registrados por Morningstar.

Entre la revalorización y la entrada neta de dinero, este fondo ha superado los 100 millones de euros, al igual que otros fondos similares, como el Miralta Sequoia, catalogado como de renta fija diversificada por Mornigstar, que también se situó entre los diez mejores por rentabilidad en 2023.

Según datos de Buy & Hold Capital, entre enero y febrero la gestora ha incrementado un 10% sus activos bajo gestión, mientras que el crecimiento supera el 60% desde finales de 2022, año en que los bancos centrales comenzaron el proceso de normalización de tipos. Y es que los fondos de renta fija siguen acaparando la atención de los inversores, con captaciones netas de 4.368 millones de euros en vehículos de esta categoría domiciliados en España, según datos de Inverco.

Pero Luxemburgo se ha convertido en la principal fuente de crecimiento para las 'boutiques' de inversión, como es el caso de Buy & Hold, que tiene registrados sus fondos allí y, de hecho, los fondos españoles replican la estrategia de los productos del Gran Ducado. Firmas como Miralta y Acacia también han emprendido una estrategia similar en un momento en que los fondos de renta fija vuelven a ser los protagonistas de las carteras.

"Los objetivos de Buy & Hold son siempre objetivos de rentabilidad para los partícipes de nuestros fondos, no de volúmenes de patrimonio, pues en nuestro caso estos hitos no son otra cosa que la consecuencia de la buena selección de nuestras posiciones de inversión y de la confianza de aquellos que invierten su patrimonio junto al nuestro", explica Rafael Valera, responsable de los fondos de renta fija de la gestora.

Entre las principales posiciones del B&H (Lux) Bond figuran emisiones de Cajamar, Ibercaja, Unicaja, IAG y Wizz Air, en una cartera en la que las calificaciones crediticias mayoritarias son de triple B, con un peso del 35%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud