Bolsa, mercados y cotizaciones

El Ibex 35 salva la semana mientras el EuroStoxx supera los 4.500 puntos: máximos del 2007

  • La sobrecompra en el selectivo español deja al índice rezagado frente al resto de parqués europeos
  • El objetivo del Ibex 35 está ahora en los máximos de 2017 tras acumular seis semanas al alza
  • El EuroStoxx sube un 2% en cinco días y cotiza en máximos de hace 16 años
Parqué de la bolsa de Madrid
Madridicon-related

El Ibex 35 se desmarcó esta semana del resto de índices europeos que avanzan de media un 2% desde el pasado lunes con el EuroStoxx 50 de nuevo por encima de los 4.500 puntos, que son máximos del año y también máximos desde 2007. El selectivo español acumuló, sin embargo, una subida de un 0,8% en estas últimas cinco sesiones hasta cerrar en los 10.223 puntos. La falla estuvo en la cotización del Ibex 35 del pasado jueves donde registró una caída del 1,1% en contra del resto de la bolsa europea.

La sobrecompra en el selectivo español de las últimas semanas ligado al alcance de la resistencia técnica en los 10.300 puntos provocó el paso atrás de la bolsa española y condicionará en el corto plazo la evolución de las 35 compañías españolas más conocidas del mercado. No obstante, el objetivo sigue estando en los 1.185 puntos, el máximo del selectivo alcanzado en 2017, ya que las compras siguen siendo la tónica habitual tras una racha de seis semanas consecutivas al alza.

El índice de fuerza relativa (RSI, por sus siglas en inglés) mide la tendencia de los cierres alcistas frente a los bajistas que en el caso del Ibex 35 ha mostrado un claro predominio de las compras. Esto llevó al selectivo hasta los 85 puntos, cuando el RSI estima que todo lo que esté por encima de los 70 es sobrecompra y por debajo de 30 sobreventa. La referencia en el caso del Ibex 35 está muy por encima del resto de índices europeos, que si bien también muestran sobrecompra no llegó a alcanzar la presión compradora del caso español. Es decir, la rápida subida del Ibex se desmarca y eso marca los primeros signos de debilidad y agotamiento alcista, según los apuntes del asesor de Ecotrader, Joan Cabrero.

"Hace 20 años que el Ibex 35 no presenta una sobrecompra como la vista esta semana. No me sorprende que finalmente se haya visto cancelada la serie de 22 sesiones consecutivas en el que el selectivo español logró cerrar cada jornada sobre los mínimos de la anterior", estima Cabrero. Esto se compagina con haber alcanzado los máximos del año en los 10.300 puntos, resistencia y techo temporal del Ibex 35. De ahí que el experto de Ecotrader no descarte una corrección que pueda profundizar hasta los 9.970 puntos antes de continuar con las alzas, lo que señala ese soporte como una zona de compra. El objetivo estaría ahora en los máximos del 2017, en los 1.185 puntos, una vez superado el obstáculo de los 10.300.

Mientras, la bolsa europea coge ritmo y trata de alcanzar a la referencia española, que sube más de un 23% en el año y lidera las alzas este 2023 junto con el Ftse Mib italiano. El hito de la semana lo consigue el EuroStoxx 50 que traspasó los 4.500 puntos y fija ahora su objetivo, desde un punto de vista técnico, en los 4.630 puntos en los que cotizaba antes de la crisis de Lehman Brothers.

La semana festiva dejó al sector cotizado de la banca española como el claro perdedor en el acumulado desde el lunes. Banco Santander es el único valor que escapó del rojo en estas cinco sesiones mientras que Banco Sabadell se dejó más de un 8,5% en cinco sesiones. Bankinter cede un 5,3%, CaixaBank un 4,8% y Unicaja un 4%. Los bancos dentro del Ibex 35 también se desmarcaron de sus pares europeos en un momento en el que los expertos barajan que el primer recorte de tipos de interés del Banco Central Europeo pueda llegar a partir de marzo del año que viene, según Bloomberg. Y es que las entidades españolas tienen una mayor vinculación que sus pares al cliente minorista, por lo que sacaron mayor rédito de unos costos financieros altos.

Además, Repsol también se situó entre los peores de la semana al caer el precio de su acción de la mano del precio del petróleo. Por contra, las alzas de la semana las protagonizó Grifols, que sube un 9,5% y recuperó los 14 euros por acción. Gran parte de este impulso se lo debe a Bank of America, que considera a la compañía de hemoderivados como uno de sus valores favoritos para el 2024 al que le pronostican un potencial del 50% hasta su precio objetivo en los 20 euros. Y Meliá también recuperó esta semana los seis euros por título, al subir un 7% desde el pasado lunes.

En el mercado de divisas el dólar dejó de ceder terreno frente al resto de las grandes referencias como el euro, la libra o el franco suizo. De hecho, el euro cede casi un 1% en lo que va de diciembre en su cruce con el dólar, hasta cambiarse por 1,078 dólares al estimar el mercado que los recortes de tipos de interés llegarán simultáneamente en 2024.

Mientras tanto el precio del petróleo continúa a la baja. El barril Brent, de referencia en la eurozona, llegó a caer en la semana por debajo de los 74 dólares. Y en el caso del WTI Texas estadounidense el barril perforó los 70, con lo que retrocede más de un 12% desde que comenzó el 2023. Los intentos de Arabia Saudí, al frente del cartel de países productores de la OPEP+, por reflotar el precio del petróleo a base de recortes de producción no han dado sus frutos hasta la fecha, ya que Estados Unidos, Guyana y Brasil están supliendo el déficit del cártel petrolero que también incluye a Rusia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud