Bolsa, mercados y cotizaciones

Muzinich & Co: "Recomendamos las duraciones cortas en deuda para aprovechar la convergencia al precio nominal"

  • Esperan que el BCE ya no suba más los tipos
Erick Muller, responsable de producto y estrategia de Muzinich & Co
Madridicon-related

La gestora, nacida en Nueva York hace 35 años, está exclusivamente especializada en la renta fija, sobre todo la corporativa, la cual ha vivido un año especialmente difícil a causa de la rápida subida de tipos de interés. Sin embargo, esto, a su vez, ha abierto una oportunidad única de entrada en este tipo de activos, que a partir de ahora deben beneficiarse del esperado final del tapering tanto en Europa como en EEUU.

Sobre este momento y lo que espera para este tipo de activos de cara al futuro, su responsable de producto y estrategia, Erick Muller, explica que "es un momento para estar en vencimientos cortos, donde se puede aprovechar el efecto del pull to par", que no es otra cosa que invertir en aquellos activos de corta duración que estén cotizando con descuento frente a su valor nominal, al cual vuelven a converger a medida que se acerca la fecha del vencimiento, ya que tendrán que refinanciar ese pasivo.

Un ejemplo claro lo tienen en sus fondos de corta duración de High Yield estadounidense, que ahora, si lo tipos permaneciesen y las yields también, obtendrían rentabilidades cercanas al 8% contando con la cobertura de la divisa. "En el peor de los escenarios, en los que los tipos siguiesen subiendo 300 puntos más y los spreads se ensanchasen otros 300 puntos, todavía no tendríamos pérdidas en los próximos 12 meses", apuntaba Rafael Ximenez, su responsable para Iberia y Latinoamérica. "No recomendamos alargar duraciones porque primero se tiene que normalizar la curva", advierten.

Sus perspectivas pasan por una desaceleración del crecimiento y, en algún caso, una recesión muy leve, con una inflación que se seguirá acercando a los objetivos de los bancos centrales. "La clave en esto es el empleo, y ahí EEUU sigue muy fuerte", apuntaban los expertos. En Europa no esperan más subidas de tipos mientras que en EEUU sí cabe esa posibilidad, aunque remota. "Ha llegado el momento en el que el BCE se ha dado cuenta que no puede subir más los tipos sin crear un perjuicio mayor a la economía del que crearía la propia inflación", señalaba Muller. "Pero no pueden dar el mensaje anticipado de que van a bajar tipos, porque el mercado sobrereaccionaría y también sería contraproducente para sus objetivos", agrega.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud