Bolsa, mercados y cotizaciones

El relax de los bonos lleva a los fondos de deuda soberana a positivo en el año

El relax de los bonos lleva a los fondos de deuda soberana a positivo en el año
Madridicon-related

Los inversores en renta fija están notando una vez más que el mercado de bonos está sujeto a la misma volatilidad que cualquier activo cotizado, algo que se ha dejado sentir en los fondos de deuda en los últimos días, en este caso para bien.

Con la escalada del T-Note –la referencia a diez años de Estados Unidos– a comienzos de la semana pasada hasta rozar el 5%, comprobaron las pérdidas que dejaba por precio en las carteras, al moverse en sentido opuesto a la rentabilidad.

Pero tras la bajada del rendimiento que provocaron las compras de estos títulos a largo plazo tras conocerse el programa de emisiones del Tesoro norteamericano –que al priorizar las emisiones a corto plazo daría alas a la idea de un próximo recorte de tipos por parte de la Reserva Federal–, también lo han podido notar pero en sentido inverso, dejando ganancias justamente por el incremento de su precio.

El bono norteamericano enfriaba su rentabilidad desde el 4,94% que ofrecía el miércoles pasado al 4,55% con que cotizaba el viernes, y esto dejaba una ganancia por precio del 3,15% en un movimiento de tan solo tres días. Este movimiento en el activo refugio por excelencia se trasladaba a los bonos europeos, donde el español, por ejemplo, ganaba un 1,25% en esos tres días mencionados.

Estos movimientos han tenido su traslación a los fondos de renta fija europea. Los vehículos de inversión colectiva focalizados en deuda gubernamental han pasado de encontrarse su rendimiento en terreno negativo, de media, a ofrecer casi un 0,7% de rentabilidad.

Los clasificados por Morningstar como diversificados y flexibles, que son los que pueden aplicar una estrategia menos restrictiva en la asignación de activos en la cartera, han podido arañar desde el lunes 30 de octubre al jueves 2 de noviembre (último día con datos unificados para el conjunto de fondos en Morningstar) 70 puntos básicos y 64 puntos básicos de media, respectivamente. Es decir, que han incrementado más de medio punto porcentual el rendimiento que ofrecen en el año, lo que deja la revalorización para esta clase de fondos en el 1,46% para los catalogados como diversificados y del 2,5% para los flexibles, de media.

Fondos más rentables

Entre los fondos más rentables de estas subcategorías, los hay que se han beneficiado claramente de los movimientos por precio de los bonos de la semana pasada, ya que cuentan con una posición importante en bonos soberanos, según los últimos datos de cartera de Morningstar. Es el caso del Miralta Sequoia, que cuenta con un 26% de sus posiciones en deuda pública y ha añadido 117 puntos básicos.

Ibercaja Horizonte y Gredos Renta Fija, con un peso en bonos soberanos en torno al 10%, han añadido 80 y 40 puntos básicos, respectivamente, mientras que el DP Renta Fija de Andbank ha incrementado 69 puntos básicos, hasta el 3,97%, gracias al casi 8% que tiene en los bonos soberanos.

No todas las ganancias que han logrado añadir los fondos de renta fija se deben al peso de los títulos de deuda pública, aunque su correlación en el resto de activos de renta fija también les ha permitido beneficiarse. El caso más claro se evidencia en los fondos de Buy & Hold, cuyo responsable, Rafael Valea, no tiene exposición a deuda pública. Pero la semana pasada, B&H Renta Fija y B&H Deuda han ganado 63 puntos básicos y 27 puntos básicos extra, dejando su revalorización en el 6,11% y en el 4,60%, respectivamente. Un dato que deja al primer fondo de esta boutique fundada por Valera y Julián Pascual como el mejor entre los vehículos de renta fija europea flexible, según la clasificación de Morningstar.

Si la perspectiva de los inversores es que la bajada de tipos de interés está próxima, acogiéndose al calendario de la Fed, que prefiere incrementar sus emisiones a corto plazo a cambio de una prima mayor que emitir más bonos a largo plazo, ¿estos movimientos por precio podrían mantenerse? De momento, al cierre de la sesión europea, el T- Note había subido al 4,64%.

Gilles Moëc, economista jefe de AXA IM, advierte del riesgo de adoptar una visión demasiado optimista. "La pausa de la Fed estaría, en parte, condicionada a lo que haga el mercado en los próximos meses. Tiene sentido que el Tesoro norteamericano altere su distribución de vencimientos de deuda si considera que los tipos han tocado techo, porque no tendría mucho sentido bloquear demasiada deuda federal a 10 años y más a un tipo de interés nominal de casi el 5%", explica el experto, quien al mismo tiempo subraya que "esta redistribución entre los vencimientos no cambia el hecho de que las necesidades generales de endeudamiento del gobierno federal siguen estando fuera de control y las perspectivas al respecto siguen siendo sombrías".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud