Bolsa, mercados y cotizaciones

Anatomía de un instante: por qué el bitcoin se disparó de repente un 10% este lunes y enseguida se esfumó la ganancia

  • Por la noticia 'fake' de que la SEC autorizaba el ETF de BlackRock
  • eToro: "Es desproporcionadamente sensible a cualquier señal"
Foto: iStock

En cuestión de un parpadeo, los precios del bitcoin se dispararon este lunes un 10% poco antes de la apertura de Wall Street y la principal criptomoneda volvía a tocar los 30.000 dólares. ¿Qué ocurrió? Que los inversores estaban celebrando algo que no era cierto... todavía.

La aparición de una noticia fake fue el desencadenante de la subida. Según trascendió erróneamente, la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC) finalmente había concedido a BlackRock la aprobación para lanzar su pretendido fondo cotizado (ETF) de bitcoin al contado. Desde el mayor gestor de dinero del mundo no tardaron en desmentir la noticia y asegurar que su solicitud sigue bajo revisión.

Este 'jarro de agua fría' hizo que el repunte se esfumara rápidamente. En los posteriores minutos a desmentirse la noticia fake, las ventas en bitcoin llegaron a alcanzar los 65 millones de dólares. Este martes la criptomoneda cotiza en el rango de los 28.000 dólares.

BlackRock se encuentra entre una docena de empresas que buscan ofrecer los primeros ETF al contado de bitcoin en EEUU en medio de expectativas de que la SEC pronto ponga fin a su oposición a los productos. Los optimistas sostienen que estos fondos ayudarán a impulsar una mayor adopción de las criptomonedas. "Esto fue como un simulacro de lo que va a suceder si estas cosas realmente se aprueban", valora James Seyffart, analista de ETF de Bloomberg Intelligence.

"Estas noticias se revelaron prematuras, pero ilustran la sensibilidad de la clase de activos a cualquier buena noticia y debería animar a los inversores ante la larga lista de posibles catalizadores que se avecinan. Desde la fecha límite de la SEC de EEUU para aprobar definitivamente el ETF del bitcoin al contado, en enero de 2024, hasta la 'reducción a la mitad' o halving de las recompensas por bloque minado que se espera en marzo, pasando por las nuevas normativas bancarias globales y de contabilidad corporativa de EEUU que facilitan la posesión de criptomonedas. También existe la posibilidad de que veamos al primer banco central declarar y mantener bitcoins en sus reservas", señala en un comentario Ben Laidler, estratega de eToro.

La expectativa de una posible 'luz verde' de las autoridades a estos ETF al contado ya ha desencadenado algunos de los mayores repuntes de bitcoin en 2023. En junio, el activo digital superó los 30.000 dólares después de que BlackRock y Fidelity Investments solicitaran permiso a la SEC para poner en marcha estos productos. A continuación, el token retrocedió a unos 26.000 dólares. Otro repunte se produjo a finales de agosto, cuando una sentencia de un tribunal estadounidense allanó potencialmente el camino para que Grayscale Bitcoin Trust, de 17.700 millones de dólares, se convirtiera en un ETF.

La SEC ha tomado medidas enérgicas contra el sector de las criptomonedas este año y, hasta ahora, se ha resistido a los ETF de bitcoin al contado, alegando riesgos como el fraude y la manipulación en el mercado al contado del token. En cambio, sí ha permitido los ETF de futuros de Bitcoin y ether. El regulador ha advertido a la gente de que tenga "cuidado con lo que lee en Internet" en un post en X, la red social sucesora de Twitter, tras las oscilaciones del bitcoin este lunes. El organismo ha añadido que "la mejor fuente de información sobre la SEC es la SEC".

La autorización de la SEC a estos ETF podrían hacer que el bitcoin saltara a unos 32.000 dólares, pero "la cuestión es cuánto falta para que eso ocurra y luego qué pasa en los máximos del rango; como mínimo, no esperaría que rompiera los máximos del rango, en la primera prueba", explica a Bloomberg Tony Sycamore, analista de mercado de IG Australia.

"El bitcoin es, con diferencia, el más pequeño, el más joven y el más minoritario de todas las clases de activos, y es desproporcionadamente sensible a cualquier señal de desarrollo de su mercado. Este año se ha mantenido a la cabeza de las ganancias de su clase de activos, pero los volúmenes, la volatilidad y las correlaciones se han desplomado, incluso a medida que continúa su adopción mundial y se desarrolla un marco regulador desigual", agrega Laidler.

En su comentario, el analista de eToro destaca más factores a favor de las criptomonedas. Por un lado, remarca, siguen siendo muy populares entre los inversores minoristas: "Nuestra encuesta mundial muestra que es el activo más popular en el cuarto trimestre, por delante del efectivo y las acciones, y que el titular medio tiene una asignación del 21%. El último índice de adopción de criptomonedas muestra una recuperación de la propiedad desde los mínimos del cuarto trimestre del año pasado, tras la debacle del FTX y el último 'invierno' de rendimiento de las criptomonedas. El índice clasifica a los cinco países que más han adoptado las criptomonedas: India, Nigeria, Vietnam, EEUU y Ucrania. Los países en los que el cripto está prohibido siguen ocupando los primeros puestos, como Pakistán (8), China 11) y Marruecos (20)".

Asimismo, destaca Laidler, un estudio sobre la regulación mundial de las criptomonedas en 60 de las principales economías muestra que estos activos son legales en más de la mitad, parcialmente prohibidos en 32 y prohibidos en ocho, con China y Arabia Saudí liderando este listado: "Dos tercios de estos países están en proceso de introducir grandes cambios en sus normativas, y el ritmo regulador se está acelerando. Desde la entrada en vigor de la normativa MiCA (Markets in Crypto Assets Regulation) de la UE en junio hasta la aclaración de las autoridades de la SEC y la CFTC (Comisión de Negociación de Futuros de Materias Primas) en EEUU".

"Muchos cuentan con sandbox o bancos de pruebas normativos para experimentar, aunque las normas de protección del consumidor parecen ir a la zaga. En cambio, casi todos los países están desplegando en mayor o menor medida programas de investigación y/o desarrollo de las divisas digitales de los bancos centrales (CBDC)", remata el analista.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud