Bolsa, mercados y cotizaciones

La banca española cerrará el curso con una rentabilidad media de más del 10%

  • Sabadell y Unicaja se quedan rezagadas
Madridicon-related

Después de muchos años de grandes dificultados, por fin todos los vientos soplan a favor de la banca. Eso es lo que se está viendo en las últimas presentaciones de resultados del sector en Europa en general y en España en particular. El entorno de tipos de interés altos provoca automáticamente que los márgenes de intereses se disparen, especialmente cuando el sector todavía no está remunerando todo lo que debe su pasivo.

2023 por fin va a ser el año en el que la banca española recupere el doble dígito de ROE (rentabilidad sobre el capital invertido), que es una de las medidas que indican cómo de rentables son los ingresos que logran las entidades. Y es que, salvo un pequeño tramo a finales del año 2021, cuando se anticipaba un ROE para ese ejercicio del 10% de media, en la última década el entorno de tipos cero ha hecho imposible que los bancos españoles se acerquen a ese nivel (con la excepción de Bankinter, cuya naturaleza de negocio más enfocada a la gestión de altos patrimonios sí le permitía tener ROEs de doble dígito incluso en ese entorno).

"A la banca española realmente le ha empezado a ir bien a partir del cuarto trimestre del año pasado o el primero de este, cuando ya podemos tener comparativas interanuales mejoradas, especialmente en los márgenes por intereses", explica Nuria Álvarez, analista de banca de Renta 4. "Pero es que aunque no hubieran hecho nada, por el simple hecho de tener los tipos más altos ya ganarían más dinero automáticamente", agrega. "Los márgenes han mejorado enormemente pero, sobre todo, porque el pasivo no está siendo prácticamente remunerado", explica Rafael Valera, CEO y gestor de Buy & Hold. "En contra, tienen la disminución del apetito por el crédito hipotecario como estamos viendo en los últimos datos", agrega el experto.

Ya a cierre de 2022 hubo tres de los seis bancos que lograban rentabilidades sobre el capital de doble dígito. Además del mencionado Bankinter lo consiguieron BBVA y Santander, precisamente gracias a la exposición que tienen a otros mercados donde los tipos ya estaban altos desde antes, como el latinoamericano. De cara a este año, CaixaBank entra en este selecto grupo mientras que Unicaja y Sabadell se quedan rezagados.

"Al final es un tema de expectativas, que convergen en el dato del euríbor, que ya se adelantó a las subidas de tipos y que seguro se adelantará a las bajadas. La cuestión es que ahora se espera que las bajadas de tipos no lleguen hasta 2025 y mientras tanto los bancos van repreciando sus carteras de crédito, ampliando márgenes y mejorando sus cuentas de resultados, que es de lo que se trata; es lo que hemos visto este año, con incrementos del 30%. Para el año que viene ya esperamos que sea más moderado, del 5%, ya que el coste del pasivo también se tiene que incrementar, aunque vaya con retraso", expone Álvarez.

Todavía con descuento

Pese a que en los últimos meses el sector bancario ha sido uno de los más alcistas en bolsa, el recorrido que tienen sus firmas todavía no se ha agotado. De hecho, pese a estas revalorizaciones anuales -excepto Unicaja, con la caída del 6% del miércoles tras la salida de Oceanwood, y Bankinter-, sus multiplicadores de beneficios aún se encuentran claramente por debajo de sus medias históricas y es que el sector todavía tendría que subir más de un 300% para recuperar los máximos históricos de 2007. "Las valoraciones siguen siendo bajas y están descontando un escenario de crisis que no es el real, lo que genera una clara oportunidad en el sector", arguyen en Berenberg. De media, están cotizando a un PER (veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción) de 6,6 veces, siendo el más bajo de todos el multiplicador de Santander, por debajo de las 6 veces. Hay que recordar que las medias de la última década oscilan entre las 9 y las 12 veces, por lo que queda margen de subida hasta que lleguen ahí. De igual forma, si atendemos al valor contable, solo Bankinter, como es habitual, cotiza por encima de una vez. De media, cotizan a 0,83 veces, con lo que el descuento se acerca al 30% (una subida de casi el 50%).

En este contexto, el consenso de analistas todavía les concede un recorrido medio del 30%. El que encuentra su precio objetivo más cerca es BBVA, que está a un 28% del mismo. Al contrario, son Unicaja y Santander, los que tienen los mayores recorridos, con un 33% y 32%, según los expertos. Precisamente Bankinter es la única firma del sector en España que no recibe una recomendación de compra por parte del consenso.

Por último, hay que destacar otro factor de atractivo importante en el sector, como es el dividendo. Además de las recompras de acciones (como las que anunciaron los bancos la semana pasada), la rentabilidad de las retribuciones a los accionistas se han incrementado pese a las subidas en bolsa y de media se encuentran rendimientos de casi el 7%.

Banco Sabadell y Unicaja se quedan atrás

Hay claramente dos entidades que en lo que respecta al ROE se han quedado rezagadas y son Sabadell y Unicaja que, según el consenso de analistas que recoge FactSet, cerrarán el ejercicio con rentabilidades sobre el capital del 7,9% y el 5,6%, respectivamente. Obviamente, se debe a sus particularidades. En el caso de Sabadell, por ejemplo, pesa que es el banco que más está remunerando su pasivo, por encima del 3%, al tener una cartera de clientes con mucho más peso del institucional. Por su parte, en Unicaja, se da que geográficamente está muy limitada y, además, el proceso de absorción de Liberbank.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud