Bolsa, mercados y cotizaciones

Niveles a vigilar en los bancos españoles tras las elecciones generales

  • BBVA y CaixaBank vuelven a ser los bancos más fuertes

En una semana marcada por el resultado de las elecciones generales y donde habrá que estar pendiente de las decisiones que tomen sobre política monetaria los dos grandes bancos centrales del mundo, entiendo que es un buen momento para analizar técnicamente a los principales bancos españoles.

Antes de meternos en harina lo primero que quiero analizar es la evolución del sectorial Stoxx 600 BANKS europeo SX7R, que es muy útil para buscar pistas sobre el potencial o riesgos que pueden tener los bancos ya que es distinto comprarlos cuando el SX7R se encuentra cerca de soportes o, como es el caso, cuando se está enfrentando a resistencias muy potentes de medio / largo plazo.

En este sentido, cabe señalar que el SX7R se encuentra a corto plazo cerca de la zona de resistencia que representan los máximos del año que alcanzó en febrero, muy próximos a la resistencia que supone para el sectorial SX7R los máximos que alcanzó a mediados de 2015, que son el techo del amplio lateral que acota la evolución del sectorial bancario europeo durante los últimos tres lustros.

Hasta esos máximos de 2015 en los 492/500 puntos, donde se encuentra la línea divisoria que separa un escenario de búsqueda de los altos pre Lehman Brothers de 2007 (que están a más de un 80%) y un contexto de mayor lateralidad a largo plazo (primer soporte en los mínimos de 2022 está a un 40%), hay todavía un margen de subida del 8% y ese es el recorrido que podría tener la banca en próximas fechas.

Una vez situados dentro del contexto sectorial es momento de pasar a analizar a los bancos españoles y lo haré por orden de fortaleza, dependiendo de la distancia en que se encuentran en estos momentos de sus altos del año.

BBVA

Las acciones del BBVA, como ocurre en el sectorial SX7R, se encuentran a corto plazo presionando la zona de resistencia que representan los máximos del año en los 7,20 euros. El alcance de este entorno es normal que pueda frenar temporalmente el avance alcista, pero considero que es cuestión de tiempo que acabe superado esa resistencia para ir a buscar los altos históricos del año 2007 en los 8,40 euros (con el efecto dividendos descontado en el precio de la cotización). Hasta ahí todavía hay un margen de subida del 17% y su alcance solamente se dilataría en el tiempo si un eventual recorte profundiza por debajo de los 6,78 euros. Ahí está el soporte que no debería de perder si queremos seguir hablando de fortaleza a corto plazo y la zona que podría utilizarse como stop agresivo si se quieren comprar acciones del BBVA.

CaixaBank

Las acciones de CaixaBank se encuentran pegadas a la zona de altos del año en torno a los 3,88-39 euros. Para realizar nuevas compras en CaixaBank les sugiero esperar a ver si vuelve a buscar apoyo a la directriz alcista que viene guiando de forma milimétrica las subidas desde los mínimos de 2020, que actualmente discurre por los 3,45 euros. Solamente si pierde esta directriz y soportes clave de medio plazo en los 3-3,10 euros sería partidario de reducir la exposición en Caixabank. Mientras esté sobre esa directriz entiendo que es cuestión de tiempo que consiga marcar nuevos altos de todos los tiempos sobre los 3,88-3,94 euros, cuyo alcance a corto ha provocado una consolidación que veo del todo normal.

Santander

El Santander todavía se encuentra a un 10% de la zona de altos que alcanzó en marzo en los 3,80 euros y ese es el recorrido que podría buscar en próximas semanas siempre que un eventual recorte no profundice por debajo de los 3,20 euros. Con stop en ese nivel no me parecería mal comprar el Santander, sobre todo si hay un retroceso a los 3,30-3,20 euros.

Bankinter

Las acciones de Bankinter se encuentran todavía a un 15% de los máximos que alcanzaron en marzo pasado en torno a los 6,70 euros. Aquellos interesados en comprar Bankinter podrían hacerlo aprovechando los últimos recortes manejando un sto agresivo en los 5,37 euros, buscando un nuevo ataque a esos 6,70 euros, cuya ruptura situaría de nuevo al banco en subida libre absoluta.

SABADELL

La fuerte caída sufrida por las acciones del Sabadell desde los máximos que marcaron en marzo en los 1,30 euros se ha visto frenada tras alcanzar la directriz alcista que viene guiando las alzas desde el año 2020. Para que se pierda esta directriz sería necesario que el Sabadell cediera los 0,86-0,89 euros.

El objetivo a buscar en el Sabadell se encuentra en los 1,30 euros y luego los 1,50 euros. Una caída a la zona de 1,04 euros sería una oportunidad para comprar el Sabadell.

Unicaja

Las acciones de Unicaja se encuentran a un 22% de los máximos que alcanzaron a comienzos de año en los 1,20 euros, que es el recorrido que podrían tener en próximas semanas mientras no rompa la directriz alcista que viene guiando de forma milimétrica las subidas desde los mínimos de 2020, que perdería solamente si cae el soporte horizontal de los 0,877 euros.

Una caída a corto plazo a la antigua resistencia, ahora soporte, de los 0,955-0,97 euros la veo como una oportunidad para comprar Unicaja o aumentar posiciones en el banco siempre que se asuma a priori un stop en los 0,877 euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud