Bolsa, mercados y cotizaciones

Los expertos esperan el final del ciclo de subidas de tipos esta semana

  • Sitúan en marzo el primer recorte de tipos, tanto en Estados Unidos como en la zona euro
  • Se distancian de la opinión de los inversores, que compran dos subidas más por parte del BCE
Christine Lagarde y Jerome Powell.

Esta semana va a tener lugar el adiós al proceso de subida de tipos que dio comienzo hace algo más de un año en Estados Unidos, y que Europa siguió al comenzar a aumentar el precio del dinero en julio de 2022. Al menos así lo creen los analistas encuestados por Bloomberg en la última semana: según su opinión, después de la subida de tipos que llevará a cabo la Reserva Federal, el miércoles, y el Banco Central Europeo el jueves, ya no habrá más aumentos de tipos en este ciclo.

Los dos bancos centrales, opinan los expertos, se despedirán con una última subida de 25 puntos básicos en esta ocasión, y no volverán a incrementar el precio del dinero hasta nueva orden. Es más, el próximo movimiento de tipos que esperan para ambos bancos centrales es un recorte, y se espera que este se produzca en marzo del año que viene.

Estas perspectivas de los analistas destacan por haberse distanciado de lo que están descontando los mercados. A día de hoy, los futuros sobre los tipos de interés en la zona euro todavía descuentan otra subida adicional después de la que el BCE llevará a cabo la semana que viene. Los mercados sitúan el próximo incremento de tipos para el mes de septiembre, también de 25 puntos básicos, algo que descartan los economistas encuestados por Bloomberg.

Estos analistas parecen haber comprado el mensaje que ha lanzado esta misma semana Klaas Knot, el responsable de la política monetaria de Holanda, y miembro del Consejo de Gobierno del BCE. A pesar de ser uno de los miembros del organismo más partidarios de endurecer la política monetaria de la eurozona, Knot ha dejado claro que, más allá de julio, es muy posible que no haya más subidas de tipos en la región.

Es especialmente significativo, teniendo en cuenta que el propio BCE, en la reunión de junio, ya anticipaba la posibilidad de que llevasen a cabo más incrementos de tipos tras el verano. Para Knot, "más allá de julio, una subida de tipos será, como mucho, una posibilidad, pero de ninguna manera una certeza", señaló en una entrevista a Bloomberg.

Recortes de tipos en marzo

Los mercados tienen claro que el techo de tipos de interés está cerca, pero lo que tienen todavía más asumido es que el primer recorte llegará en el mes de marzo. En este caso sí que hay unanimidad: tanto los expertos encuestados por la agencia, como los inversores, apuntan a que la primera bajada de tipos en este ciclo tendrá lugar en marzo de 2024, tanto en Estados Unidos como en Europa. En ambos casos, tanto los expertos como los inversores apuntan a un recorte de 25 puntos básicos en las dos jurisdicciones.

Cada vez más voces han asumido que esta será la hoja de ruta que seguirán ambos organismos. En el caso de la Fed, la última voz con autoridad que se ha pronunciado sobre la cuestión es Richard Clarida, asesor económico de Pimco y exvicepresidentede la Reserva Federal (ostentó el cargo entre 2018 y 2022), quien señaló la semana pasada que "el recorte de tipos en marzo, o un mensaje contundente en ese momento de que estos son inminentes tiene mucho sentido".

Tanto la Fed como el BCE han evitado fijar en el calendario una fecha concreta para el recorte de tipos, e insisten en que el precio del dinero se mantendrá alto durante un tiempo prolongado.

Este mensaje se basa en un escenario en el que la economía aguanta sin dar grandes sustos en los próximos trimestres, pero hay analistas, como es el caso de Abrdn, que se separan del consenso y esperan precisamente esto. "Este ciclo de ajuste monetario acabará generando recesiones en las principales economías de los mercados desarrollados", explican. "Estas desaceleraciones provocarán un retroceso relativamente rápido de las presiones inflacionistas, hallando el camino para fuertes recortes de tipos de interés en todos los mercados desarrollados en 2024", indican desde la gestora. Todo dependerá de la fortaleza de la economía estadounidense y europea hasta entonces.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud